Anuncios con música de fondo

El impacto musical de la publicidad reside en el cerebro. ¿Qué secreto oculta esta práctica? Se trata de una estrategia utilizada por las marcas, donde las emociones dentro de los anuncios publicitarios son transmitidas a través de los sonidos. ¿A qué suena?

Ritmo publicitario

Las emociones se convierten en un aliado importante para las estrategias comerciales de una empresa. Por lo que las acciones publicitarias deben apuntar al cliente y a sus sentimientos, es momento de agregar mayor valor a los sentidos. Puntualmente a la audición, donde la música de fondo agrega valor a la comunicación emitida por la marca.

La música y la publicidad han sido en muchas ocasiones“compañeras de lucha”, ya que la combinación de ambas resulta un éxito tanto para los artistas musicales como para las compañías del producto/servicio. La fama no viene sola, requiere de estrategias persuasivas.

“Música  que calma a la fiera”

Las marcas más populares a nivel mundial han aplicado “ritmo” a sus anuncios por lo cual han obtenido excelentes resultados, sobre todo en la recordación de marca. Así lo hizo la firma Coca Cola, la cual ha construido siempre estrategias que apuntan a la emoción añadiendo sonido a su comunicación, como aquel anuncio denominado “Razones para creer”, donde el tema Whatever de la banda británica Oasis fue el elemento clave para transmitir la sensibilidad de la marca.

Las marcas utilizan distintos sonidos que despierten ciertas sensaciones en sus clientes por medio de emociones distintas, tristeza o felicidad, miedo o seguridad. En fin buscan refugiarse en soluciones eficaces que la compañía está dispuesta a brindar, por lo menos así lo demuestra el “tono” de su anuncio.

El porqué de la selección musical tiene que ver con investigaciones de neurociencia y neuromarketing en las cuales se ha descubierto algunos aspectos  del comportamiento y funcionamiento del cerebro, tal estudio podría ayudar a la correcta selección musical para que su anuncio no desentone con el producto ofrecido.

Las notas del éxito

audiobrandingUno de los secretos ocultos en las notas musicales de las canciones es su forma de llegar al público, para aplicar los temas de forma correcta primeramente se deberá analizar a profundidad la marca y lo que la misma busca transmitir a los consumidores.

Para lograr encajar un anuncio con el audio se requiere contar con expertos en música y marketing que seleccionen los temas de acuerdo a la esencia de la marca y el perfil de los consumidores. Así también se deberá conocer el producto brindado y lo que ofrece la competencia.

Pero al hacer referencia a sonido y publicidad no solo se menciona a los spots televisivos o radiales, abarca también “adornar” musicalmente el punto de venta. En la actualidad, algunos locales como los supermercados utilizan las técnicas de sonido para aumentar o disminuir el ritmo de las compras.

El Audiobranding es una estrategia multidisciplinaria que involucra ramas como el diseño de sonido, la investigación de mercado, el branding y la metodología, siendo una técnica diferencial que aumenta el valor de la marca por medio de una pieza musical.

La ciencia musical

Si bien, el valor agregado de las canciones en los espacios publicitarios puede resultar todo un éxito, la selección inadecuada del estilo musical podría dañar la imagen de la organización. El éxito de las canciones dentro de las publicidades se genera y reside en el cerebro humano.

En una investigación realizada por la Universidad de Emory se detalla la actitud demostrada por 27 participantes de entre 12 a 17 años mediante la resonancia magnética funcional para registrar las respuestas del cerebro a cada una de las canciones. Así también, se mostró que los patrones de actividad cerebral pueden ser capaces de predecir la popularidad de música.

Música en el punto de venta

Según Adrian North, una experta de la Universidad de Leicester, la música influye a los consumidores cuando se encuentran en una tienda realizando sus compras.

En un estudio de Nature, revista científica, la experta expuso que las piezas musicales de ritmo rápido conducen a los clientes a caminar o ir más rápido por el establecimiento, mientras que las piezas que son más lentas incitan a caminar más lentamente y a pararse o detenerse para prestar atención a los productos, por lo que su estancia en la tienda también será más larga. El ritmo marca la pauta del consumidor.

Por tanto, es posible decir que una correcta aplicación del sonido en el punto de venta podría enriquecer aún más la presencia de la marca ante sus consumidores e influir positivamente en la compra de los mismos.

 

Año 4 – Artículo 19

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest