“Creemos en la asociación público-privada como eje del desarrollo económico”

 

“Queremos ser la caja de resonancia del sector privado nacional e internacional. Ser el portal de entrada al secreto mejor guardado de Latinoamérica”. Para el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, las prioridades del sector industrial apuntan a temas acuciantes como la capacitación de mano de obra conforme a la demanda, el flagelo del contrabando, la imagen país y sobre todo la seguridad de las inversiones.

Ante la asunción del nuevo gobierno se ha generado grandes expectativas en los distintos sectores, más aún en el sector empresarial. El Ministerio de Industria y Comercio es uno de los sectores que más expectativas genera, ya que es el portal a nuevas oportunidades de negocios y a su vez generar más puestos laborales. Para el ministro de tal institución, Gustavo Leite, las prioridades del sector apuntan a temas acuciantes como la capacitación de mano de obra conforme a demanda, el flagelo del contrabando, la imagen país y sobre todo la seguridad de las inversiones.
Expresa además que con alta expectativa generada en los gremios, ha sido exhortado por el presidente, Horacio Cartes, a trabajar “con” los sectores y no en “contra” de nadie. El ministerio se encuentra trabajando en conjunto con el consejo empresarial con quienes proponen temas transversales a la problemática del sector industrial y comercial. Paralelamente han establecido que la atracción de inversiones en general e industrial en particular será un pilar fundamental en la concepción de un Ministerio de Industria y Comercio mucho más ágil y amigable.

¿Cuál es el compromiso ante la sociedad y que propuestas plantea para mejorar el desarrollo del sector industrial?

En una reciente reunión con empresarios industriales que están invirtiendo con éxito en nuestro país les preguntábamos acerca de ¿Qué podríamos hacer como estado para aumentar su éxito? Y nos sorprendió de sobremanera su respuesta… ¡Por favor no se metan!

Lo que nos decían entre líneas es que si un Estado no es serio, previsible, y solidario muchas veces su intento por ayudar tiene efectos contrarios. Por ello nuestro compromiso es: reglas iguales y claras para todos, seriedad en los tratamientos de regulaciones fiscales, sostenido esfuerzo por consolidar los mercados existentes e insistencia en lograr apertura de nuevos mercados.

Sin lugar a dudas el más vehemente reclamo lo hemos recibido de las industrias acerca del combate al contrabando. Las industrias locales están siendo fuertemente impactadas por este delito, y por ello en conjunto con el sector privado estamos diseñando un política sostenible y no aislada de reducción de esta competencia desleal.

¿Cómo se aplicarán las estrategias en el corto, mediano y largo plazo?

En el corto plazo, nos encontramos trabajando en redefinir los lineamientos de un Plan Nacional Industrial y Comercial. Un componente de ese plan deberá ser el establecimiento de una matriz de productos industriales que en el corto plazo sean susceptibles de incorporar a un proceso serio de sustitución competitiva de importaciones de manera a incentivar la producción y comercialización de productos de origen nacional, todo sobre la base de beneficios temporales que en el mediano y largo plazo logren competitividad real de esa producción.

No entendemos como en las compras del Estado, que comprometen ingentes recursos del presupuesto, se están priorizando compras de productos extranjeros en detrimento de la industria local.

En el mediano y largo plazo, las políticas de promoción de inversiones serán prioridad. Las ventajas de costos en relación a la región deberán ser promocionadas de manera proactiva. Paralelamente la redefinición de las políticas crediticias impulsadas desde el BNF (Banco Nacional de Fomento) y al AFD (Agencia Financiera de Desarrollo) deberá apuntar a mejores condiciones en tasas y plazos, al tiempo de iniciar una reconversión de los ingentes recursos destinados hoy por el estado en capacitación sin ningún resultado efectivo.

Nuestra prioridad será que la volatilidad de nuestra economía que pasa de tasas negativas en un año a crecimientos del orden del 13% al siguiente, se vea atenuada por una mayor participación de la actividad industrial que es la mejor manera de suprimir los picos característicos de economías zafrales como la nuestra.

¿Cuáles son las principales dificultades en el sistema comercial paraguayo y como pueden corregirse los problemas?

La posición geográfica de Paraguay y su falta de acceso a las costas marítimas, nos genera serios sobrecostos en los intercambios comerciales, además de una alta dependencia de los países vecinos, especialmente Brasil y Argentina.

Ante esta problemática, las políticas monetarias de nuestros vecinos sin lugar a dudas es un problema que debe ser tratado en el resurgimiento del Mercosur a partir de la legitimidad de origen del Gobierno Nacional.

¿Cuál es la ventaja competitiva de Paraguay en el sector industrial y que oportunidades se debería aprovechar para el crecimiento de la industria local?

Uno de los elementos más relevantes es sin lugar a dudas nuestra disponibilidad de energía limpia y con costos muy competitivos a nivel regional. Conjuntamente la baja presión tributaria, nuestro bono demográfico y las bajas cargas sociales son catalizadores naturales de la inversión privada en industria.

Conforme los relevamientos surgidos de las experiencias de miembros prominentes del consejo empresarial en reuniones con el MIC, y muy a pesar de la percepción instalada, la eficiencia de nuestra mano de obra es valorada de manera trascendental por las industrias radicadas recientemente, sustentando la frase del Presidente Cartes quien sostiene que “El paraguayo solo necesita una oportunidad”, esa es nuestra consigna.

Paralelamente estamos avanzando desde el Gobierno en la Protección de la Propiedad Intelectual y sus esfuerzos por formar funcionarios, jueces y legisladores especializados en este ámbito. Asimismo, el marco legal para las marcas de fábrica, el derecho de autor y derechos conexos y las patentes también se están actualizando de conformidad con los requisitos establecidos en el contexto internacional. Todo esto dentro de la problemática comercial del contrabando que será fuertemente enfrentada desde el Poder Ejecutivo

¿Qué tipo de actividades organizacionales deben ser potenciadas para atraer el interés de empresarios extranjeros?

Uno de los ejes transversales en los que coincidimos con el sector privado es sin lugar a dudas la Promoción de inversiones y la instalación de una marca País. Aquello que Paraguay es el Secreto mejor guardado de Latinoamérica enunciado por el presidente debe ser develado

al capital extranjero. Más de 200 mil millones de US$ entraron a la región en los últimos años y Paraguay – a pesar de las altas ventajas competitivas y áreas de negocios existentes- recibió apenas 500 millones de US$. Eso habla a las claras que actividades organizacionales Público- Privado para promocionar los negocios del Paraguay deben ser prioridad.

¿Cómo podrían aportar las distintas entidades para mejorar el desarrollo económico local?

Teniendo en cuenta que el Estado tiene limitaciones presupuestarias, creemos firmemente en la asociación público-privada como eje del desarrollo económico local.

Visualizamos un sector privado comprometido, con alta responsabilidad social y trabajando en el diseño e implementación de Políticas empresariales con modelos inclusivos que apoyen el esfuerzo estatal en la Guerra contra la Pobreza.

Necesitamos fuerte protagonismo privado con inversión en tecnología e innovación, además de un pujante protagonismo en inversión para mejorar la logística nacional.

Por ello estamos trabajando en misiones conjuntas con el gremio empresarial a mercados nuevos como Israel e India los que pronto visitaremos, mientras consolidamos los mercados existentes.

¿Cómo se manejan los temas relacionados al contrabando y su impacto negativo para el sector productivo y que estrategias se plantean en base a esta situación?

Lo primero que se debe dimensionar es que el fenómeno contrabando tiene un alto contenido de definición de políticas económicas regionales, en las cuales poco o nada podemos influir. Es decir, encarar el problema contrabando fuera de un contexto de Políticas Monetarias de Brasil y Argentina sería un enfoque parcial. Las fuertes devaluaciones de nuestros vecinos son catalizadores del escenario comercial que estamos viviendo. Estamos trabajando en el equipo económico para diseñar las medidas que permitan amortiguar estos embates cambiarios.

Es decir, en nuestra visión las medidas de represión que se puedan instrumentar en conjunto con aduanas son necesarias para precautelar la salud de nuestros productores, pero estamos obsesionados con las medidas de fondo que garanticen competitividad real a nuestros mercados. Esa es la única medida sostenible en el tiempo.

 

Año 4 – Artículo 21

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest