Crecimiento económico del país basado en desarrollo inclusivo

El equilibrio de los factores que actúan como pilares de la economía del país, por tanto será fundamental para el progreso. Al respecto, el economista  Ricardo Rodriguez Silvero,  menciona cuáles son los aspectos a tener en cuenta para mejorar la situación del país y que las acciones apunten a la sostenibilidad en cuanto a recursos humanos y presupuestarios.

Entrevista a Ricardo Rodríguez Silvero

El modelo desarrollo de una nación debería estar en el crecimiento económico inclusivo con estabilidad macroeconómica, junto con una política fiscal encargada de cobrar impuestos a todos de acuerdo con la capacidad adquisitiva del contribuyente, recaudando recursos para financiar dicho modelo.

Por otro lado, las políticas públicas pueden ser eficientes solamente si tienen el apoyo del sector privado, y vice-versa, por tal motivo hoy en día resultan importantes las alianzas público-privadas. El desarrollo sostenible como estrategia es necesario pero no suficiente.

¿A qué apunta el modelo de desarrollo del país?

Primeramente se debe mencionar que las políticas deben tener como objetivo el desarrollo sostenible y eso es posible únicamente si las políticas privadas desarrollan actividades de Responsabilidad Social Empresarial RSE. Sine qua non son alianzas público-privadas al respecto.

La RSE con evasión cero apunta más allá del mero pago de impuestos. Con ella se, debe desarrollar una política de “buena vecindad”, es decir, una buena relación con los pueblos y compañías que se encuentran en las proximidades de una empresa o establecimiento o proyecto en zonas rurales así como con los habitantes de los distintos barrios donde entran en acción dichas personas, físicas o jurídicas dentro de emprendimientos diversos en zonas urbanas.

Se debe entender que las políticas públicas pueden alcanzar los objetivos del desarrollo sosteniblemente solamente si las políticas privadas van más allá del mero pago de impuestos, es decir, es necesario que implementen también programas de solidaridad social con el entorno. Dentro de este contexto, la alianza público-privada es algo así como la plataforma.

La importancia del Desarrollo Sostenible

El desarrollo sostenible como parte de las actividades públicas y empresariales privadas debe basarse en la utilización de los recursos humanos, presupuestarios y medioambientales; de forma tal que la cantidad y calidad de estos recursos estén en igual o mayor cantidad así como en igual o mejor calidad para las generaciones futuras.

En este sentido, tal filosofía económica debería ser tarea de todas las generaciones, empezando por la nuestra. Es decir, nuestros hijos deben poder vivir en un entorno que sea más o menos igual en calidad y en abundancia de recursos naturales, humanos y presupuestarios. Si esto no se hace el desarrollo no será sostenible, sino degradante por lo que la situación se volverá más complicada.

En términos sociales, es sumamente importante encontrar una fórmula para combatir con éxito la pobreza extrema, es decir esa gente que literalmente no tiene trabajo y por ende ningún ingreso y están a merced a que algunos parientes o vecinos los ayude. Por lo tanto, y poniéndole adjetivos al desarrollo sostenible éste comprende el desarrollo económico, justicia social y el equilibrio medioambiental.

El crecimiento económico inclusivo puede conducir al desarrollo económico con estabilidad macro y al desarrollo sostenible, si es que simultáneamente se toman medidas para instalar justicia social y equilibrio ecológico. Sólo así se incorpora a la población a los beneficios del progreso económico, social y medio-ambiental. Esto es sumamente importante de ser tenido en cuenta.

¿Cuáles son las preguntas clave?

No es suficiente con saber que este año el país crecerá 12% al 14 % anual. Es necesario preguntarse también de qué tipo de crecimiento se habla, si éste beneficia a toda la población o sólo a un grupo privilegiado de estratos sociales que además ya se encuentran en la cumbre de la pirámide social.

Una vez que nos encaminamos hacia el crecimiento económico inclusivo, es fundamental lograr el equilibrio macroeconómico, lo cual implica necesariamente el combate a la inflación, La articulación de un tipo de cambio previsible y créditos blancos en términos de plazos y tasas de interés, en favor de los tomadores de crédito.

Puntualizando los conceptos

Habiendo mencionado todos los pilares que sostendrán el desarrollo, podemos inferir que la importancia está en el desarrollo económico inclusivo con estabilidad macroeconómica, junto con una política fiscal que se encargue de cobrar impuestos a todos de acuerdo con la capacidad adquisitiva del contribuyente; y con estos recursos financiar dicho modelo.

En este caso por ejemplo, la recaudación tributaria no debe utilizarse solamente en el pago de salario, jubilaciones y pensiones así como tampoco en gastos corrientes básicos como útiles de escritorios, telefonía, nafta, entre otros. La política fiscal debe ir más allá de esto: Debe fomentar el desarrollo sostenible y tiene además que distribuir adecuadamente los ingresos para combatir la desigualdad. Esto hace referencia a que existen personas que se perciben bastante dinero y otras que no tienen nada, en este sentido es necesario encontrar un equilibrio, tarea fundamental de toda política tributaria.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest