Coaching de equipos

El coaching de equipo busca, mediante mejoras en la comunicación, la confianza en uno mismo y el liderazgo, acompañar a los equipos en el desarrollo de su rendimiento, de manera que las acciones resultantes del equipo superen a las que podría realizar un único individuo.

Su atención se centra en las relaciones que se desarrollan entre los integrantes del equipo y analiza el impacto que tienen estas en los resultados que se espera obtener una organización. Los factores clave para reforzar los cambios surgen de la atenta observación de estas interacciones.

LA FUNCIÓN DEL COACH

El coach mantiene una función de neutralidad, ayudando a llegar a una reflexión grupal, sin involucrarse en el proceso relacional y sin tomar el control de los encuentros. Asimismo, tampoco releva a sus integrantes de sus respectivas responsabilidades, sino que cumple una función de “espejo”, entrenando la fluidez del diálogo.

Es el equipo el encargado de dirigir su propio aprendizaje; el coach debe acompañar a los integrantes al autodescubrimiento de sus fortalezas y puntos frágiles, para que éstos luego ganen confianza en sí mismos y en sus proyectos. Para esto, mantiene en todo momento el control de sus metas, métodos y su forma de actuar. También, su trabajo es apoyar al equipo para hallar sus propios propósitos, su visión, su misión, sus estrategias, sus objetivos y sus indicadores.

LOS BENEFICIOS QUE OTORGA

Se pueden citar varios beneficios del coaching de equipos, pero resumidamente podemos decir que mejora aspectos concretos del rendimiento, hace que las cosas sucedan más rápido y hace que las cosas sucedan de una forma distinta. Mejorar el rendimiento del equipo es la principal razón por la que se invierte en un coach de equipos.

El coaching es un método rápido para buscar asegurar que el equipo se movilice en todas las fases de desarrollo, ya que facilita las herramientas para entender y dimensionar el impacto de un cambio cultural, con el fin de confrontar los temores personales y del equipo. También, se puede citar entre las ventajas de este coaching, el hecho de que el mismo contribuye a reducir el conflicto entre los miembros del equipo y a mejorar la eficiencia de los procesos, así como la calidad de comunicación entre sus miembros.

Al hablar de coaching de equipos no estamos hablando de dinámicas grupales ni de terapias. Tampoco, partiendo de esa base, debe relacionárselo a partir de los principios deportivos, sino entendiendo al equipo como un todo. Para esto es importante ser consciente de que tiene una personalidad propia y que, a partir de entonces, debe trabajar en su consciencia, autocreencia y responsabilidad para dirigirse hacia un objetivo común. Para desarrollar un proceso de coaching de equipos, es necesario que se comprendan y ejecuten los tres principios que lo componen.

Principios del coa ching

Co-Conciencia (Conciencia de Equipos)

Esto implica entender el valor del autoconocimiento a través de la reflexión, observación e interpretación de la realidad de cada uno de los integrantes del equipo.

Co-Autocreencia (Autocreencia de Equipos)

Se debe reconocer que el grupo-equipo puede, a través del desarrollo de confianza, superar todo tipo de circunstancias o experiencias. De alguna manera, la auto creencia de cada uno de los miembros del equipo tendrá una influencia directa en la autocreencia del grupo-equipo como tal.

Co-Responsabilidad (Responsabilidad de Equipos)

Reconoce el entorno de libertad cuando el equipo puede tomar sus propias decisiones y cuando se compromete con su desarrollo y sus objetivos.

 

Año 3 – Num. 11

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest