El negocio del mundial

Aficionados de todas partes del mundo deliran con el inicio de la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014, un escenario propicio para generar las mejores jugadas en el campo de los negocios.

A pesar de esto, empresas aéreas latinoamericanas no han logrado cuadrar los números que certifiquen que éste será un gran mundial “para todos”. Sólo queda esperar hasta el minuto final para conocer el resultado de las marcas.

En términos futbolísticos queda prohibido adelantarse a la jugada. Pero siempre existen excepciones a la regla, más aún si de hacer negocios se trata. A pesar de la gran expectativa generada por el Mundial de Fútbol a disputarse en tierras brasileñas, empresarios de ciertas líneas aéreas vaticinan que este no será su mejor partido.

Por qué no “volarán alto”

Los altos costos generados por las operadoras de la región tras el aumento de los vuelos diarios a Brasil, han provocado cierta inestabilidad en las gestiones realizadas por las líneas aéreas latinoamericanas. En un ambiente de tensión, los ejecutivos de las aerolíneas han llegado a sugerir que en caso de no llegar a tiempo a uno de los encuentros, los aficionados podrían responder de manera negativa. Tanto el grupo LATAM Airlines -fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM-, como las líneas aéreas Avianca de Colombia y Aerolíneas Argentinas han decidido incrementar sus vuelos con destino a Brasil en las fechas en las que se disputen los partidos del mundial. Este enorme esfuerzo por parte de las líneas aéreas permitirá que los hinchas tengan la posibilidad de asistir a los partidos de sus selecciones, que se jugarán entre el 12 de junio y el 13 de julio en doce ciudades brasileñas.

No obstante, algunos hinchas locales tendrían decidido no moverse de sus ciudades y dejarían las aeronaves sin pasajeros para el regreso, un inconveniente que requerirá de una gran estrategia por parte de estas empresas.

Crecimiento de LATAM Airlines en 2014

LATAM Airlines, que representa el mayor grupo de transporte aéreo de América Latina, anunció que este año mejorará sus gestiones administrativas, esto teniendo en cuenta que los resultados del año pasado han generado pérdidas. El conglomerado registró pérdidas por US$ 281,1 millones en 2013. Después de la fusión en 2012, la depreciación que sufrió la moneda brasileña se ha convertido en su peor pesadilla. Anticipando los mejores pronósticos, la compañía reportó un incremento interanual en su ganancia operacional de 166% en el cuarto trimestre del 2013.

Para este año, el grupo de transporte aéreo ha previsto un aumento de entre 6% y 8% en los márgenes operacionales. Entre este y el próximo año, la firma ha estimado un plan de inversión de US$ 3,061 millones en flota de aviones.

 

Año 4 – Artículo 27

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest