Dale un respiro al planeta

Apagar las luces y aparatos electrónicos cuando están fuera de uso permite algo más que ahorro económico: ahorro energético. El uso racional de las luces y energía permite evitar emanaciones innecesarias de dióxido de carbono en la atmósfera, y, al respecto, las empresas pueden hacer mucho.

Algunas familias acostumbran, al salir del hogar, dejar las luces apagadas. Si bien esto tiene sus justificaciones económicas, muchas veces, también se convierte en una buena costumbre a la hora de hablar de acciones que ayudan a la preservación del medioambiente. ¿Por qué las empresas no pueden continuar con este ejemplo?

Apagar las luces de las oficinas durante el horario de almuerzo o al realizar reuniones fuera de la empresa, desconectar los artefactos eléctricos por las noches o cuando no se les está dando un uso, reemplazar los focos por los de bajo consumo, entre otros, son algunas acciones que las empresas pueden implementar sin grandes dificultades.

Existen empresas que dejan, voluntariamente o por descuido, las luces encendidas por la noche. Una oficina encendida por la noche, gasta suficiente energía como para preparar 1.000 tazas de café.

Las luces encendidas sin uso implican emanaciones de dióxido de carbono en nuestra atmósfera, lo cual no tiene ningún sentido

Empresas Responsables

Al crear en las organizaciones una cultura de consumo responsable, se está poniendo un granito de arena en la construcción de una realidad más sustentable. Por otro lado, al tiempo que las empresas realizan algo por su entorno, también observarán retribuciones concretas al ver disminuidos sus gastos energéticos y en su posicionamiento como una entidad responsable.

La Hora del planeta

La iniciativa de WWF se ha convertido en un eco en 160 países, entre los cuales se cita a Paraguay.

Esta acción tiene el objetivo de concienciar respecto al cambio climático y sus causas, además de dar a conocer las medidas que se están tomando para la preservación del medioambiente.

La invitación consiste en apagar por una hora, de 20:30 a 21:30, todas las luces y aparatos electrónicos.

Casos nacionales

Unilever, con su marca OMO, se sumó este año a la iniciativa de la WWF. La empresa estuvo presente en un espacio EcoAmigable en el Villamorra Shopping, donde realizó distintas actividades para niños y sus profesores, a fin de aumentar la conciencia sobre el cambio climático en el país y dar a conocer las pequeñas acciones que aportan al cuidado del planeta.

Esta acción se enmarcó en el Plan de Vida Sustentable de la compañía, mediante la cual Unilever asume su compromiso de duplicar el tamaño del negocio al tiempo que reduce el impacto ambiental de sus productos y, dentro de sus posibilidades, mejora la calidad de vida de las familias paraguayas.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest