Etiquetado de productos

El etiquetado debe cumplir con requisitos legales, además de brindar información útil al consumidor y generar un impacto visual en el mismo.

 

La etiqueta es una parte importante del producto que puede estar visible en el empaque y/o adherida al producto mismo y cuya finalidad es la de brindarle al cliente útil información que le permita en primer lugar, identificar el producto mediante su nombre, marca y diseño; y en segundo lugar, conocer sus características (ingredientes, componentes, peso, tamaño, etc.), indicaciones para su uso o conservación, precauciones, nombre del fabricante, procedencia, fecha de fabricación y de vencimiento, entre otros datos de interés que dependen de las leyes o normativas vigentes para cada industria o sector.

Legislación en el Mercosur

A nivel de MERCOSUR existen una serie de normativas de rotulación unificadas y de carácter obligatorio que abarcan el contenido del rótulo:

A diferencia de otros mercados como los Estados Unidos y la Unión Europea, no existen requisitos formales en cuanto al diseño, como no sea la legibilidad e cuanto a “caracteres de buen tamaño, realce y visibilidad”.

La rotulación debe realizarse en el idioma del país de consumo (español o portugués). Existe la posibilidad de rotular de antemano en forma bilingüe, o incluso con más idiomas para la exportación a extrazona. Para productos que no cuenten originalmente con la rotulación en un determinado idioma, pueden confeccionarse rótulos adicionales (por ejemplo, en forma de calcomanía) que no cubran el rótulo original.

Es de importancia que el rótulo esté fijado de una forma que impida su pérdida o destrucción, ya sea por la humedad, la exposición a la luz o el manejo de la mercadería.

Se debe emplear la terminología legal.

Información histórica

Las etiquetas comenzaron a utilizarse en la actividad comercial para describir el contenido de envases, recipientes y paquetes con mayor facilidad. Con el tiempo, más allá de su función básica de identificación, las etiquetas empezaron utilizarse como objetos decorativos con la intención de realzar la imagen del producto y resultar más atractivo para el consumidor.

Estrategias para un etiquetado atractivo

Existen dos categorías a tomar en cuenta en las etiquetas: las etiquetas persuasivas y las etiquetas informativas. Las etiquetas persuasivas están centradas en la marca, logotipo e información promocional, mientras que las etiquetas informativas son ideales para identificar, explicar e inclusive añadir un instructivo de uso y cuidados del producto.

El etiquetado es sumamente importante para diferenciarnos de la competencia y crear una imagen que permita al consumidor diferenciarnos. Este puede generar una imagen apetecible al cliente que nos ve en un estante junto a toda la competencia.

Si tenemos alianzas estratégicas con alguna empresa, podemos resaltarla en la etiqueta. Un diseño adecuado no solo atraerá a los consumidores, sino que brindará información sobre la marca, fabricante, contenido, ingredientes, sugerencias de uso, cuidados, etc. El precio se puede ver menor ante una etiqueta bien diseñada que resalte cualidad y agregue valor.

Algo muy importante en las etiquetas es resaltar la cualidad que le da el valor agregado al producto, por ejemplo “Sin azúcar”, “Light”, etc. Generalmente son estas cualidades específicas las que busca el consumidor y el resaltarlas incrementará la probabilidad de que el mismo las vea y lleve el producto.

Además de informativas, las etiquetas deben ser persuasivas; deben convencer al cliente. A veces, también es conveniente agregar tips para el cliente como recetas o consejos.

Es de fundamental importancia señalar que no se debe engañar al cliente. La información debe ser clara y veraz, no debe dejar lugar a ambigüedades. Es importante que al diseñarla, uno se ponga en el lugar del cliente y sepa qué es lo que este busca.

Finalmente, al hacer una etiqueta se debe pensar a largo plazo. La etiqueta pasa a formar parte de la identidad del producto, permitiendo identificarlo. Por eso, no es aconsejable incurrir en constantes cambios en el diseño, sino mantenerlo de manera a que el cliente se familiarice con el mismo.

 

Etiquetas promocionales

Esta puede utilizarse junto con etiquetas informativas o descriptivas. Estas deben utilizarse para captar la atención del cliente con diseños llamativos y frases como “20% de descuento” o “menos calorías”.

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest