El gran negocio del fútbol

El fútbol es un deporte tan apasionante que mueve masas de aficionados a nivel mundial. Cobró gran significación en los últimos años por la ingeniería marketera que empezó a mover millones de dólares en una serie de factores comerciales donde la compra/venta, el auspicio, la imagen y una pasarela incipiente que año tras año se va convirtiendo en uno de los rubros que más dinero mueve en el mundo.

Desde la oficialización del fútbol en 1863 en las islas británicas y tras el primer encuentro deportivo entre el Barnes FC y el Richmond FC disputado en Mortlake, Londres-Inglaterra, a la fecha, este deporte ha revolucionado y disparado un mercado de consumo al que aspiran niños de toda clase social, empresas y empresarios dispuestos a invertir sus marcas en jugadores y grandes clubes.

¿Por qué es tan buen negocio el fútbol, que mueve dinero y genera sueños? ¿Será por el simple hecho de que quienes gustan de este deporte pueden dividirlo en partes?  Están los que practican en un equipo profesional y tienen el anhelo de ser una gran estrella y de otros quienes lo generan desde una escuela, colegio o pequeñas organizaciones deportivas con fines recreativos o beneficos. Y está también la opción más ambiciosa de ser un empresario independiente con una cantidad de jugadores listos para transferencias a grandes equipos, y como anexo la posibilidad de que del mismo surja como imagen para promocionar una marca.

EL GRAN NEGOCIO DEL MARKETING Y LOS MEDIOS

A lo largo de estos años la influencia que este deporte ejerce en las personas es muy elocuente; los seguidores se identifican con un equipo dentro de las ligas internas de cada país, dentro del campeonato oficial que tienen y las grandes ligas del mundo seguidas por televisión (Champions League, Europa League, Copa Libertadores y Copa Sudamericana), así como las ligas de cada país y la selección representativa.

El marketing visualiza ese fanatismo como un fenómeno inigualable para generar un movimiento comercial a gran escala, que se encuentra reflejado en la identidad y personalidad de cada persona, en la adopción de colores, símbolos representativos y marcas de cada equipo. Por este motivo los medios de comunicación y la mercadotecnia han sabido aprovechar lo que les ofrece el deporte, una máquina fascinante de producir dinero desde todos los ángulos posibles.

LOS GRANDES CLUBES, EN GRANDES CIFRAS

El Real Madrid de España lidera la lista de los 20 clubes más poderosos del mundo, con ingresos de unos 549.5 millones de euros en la última temporada 2013/2014, según el estudio de la Football Money League sobre informaciones financieras de clubes de fútbol.

Siguen en la lista equipos como el Manchester United de Inglaterra, Bayern Munich de Alemania, el Barcelona de España y el Paris Saint Germain de Francia. El círculo abarca países con ligas competitivas que poseen cadenas televisivas que llegan a todo el mundo; Inglaterra, España, Italia en los últimos años, la Bundesliga de Alemania y la Ligue1 de Francia se han posicionado en los primeros puestos por las múltiples contrataciones millonarias realizadas en sus equipos.

Estos equipos también lideran las listas por poseer la mayor cantidad de socios en el mundo: el Manchester United cuenta con unos 151.000 socios activos, el Real Madrid con 92.000, el Bayer con 146.000. Definitivamente esta cantidad de socios les permite gozar de una estabilidad económica y status sin muchas complicaciones.

FIFA, SOCIOS, PATROCINADORES Y LOS MUNDIALES

Los ingresos de la Federation International Football Association (FIFA) en la última Copa del Mundo disputada en Brasil han dado al organismo deportivo unos 4.000 millones de dólares correspondientes a los patrocinios y derechos de televisión. Podemos desglosar que solo 2.600 millones de dólares corresponden a derechos de transmisión a todo el mundo y el resto al patrocinio de unas 20 empresas, donde se destaca Coca-Cola por su alta demanda en las distintas selecciones.

Alemania, campeón del Mundial de Brasil 2014, se llevó la suma de 35 millones de dólares, el subcampeón 25 millones, el tercero 22 millones y el cuarto 20 millones. En total se repartieron más de 358 millones de dólares en premios a todos los equipos participantes, lo que implica, por simple lógica, que el fútbol mueve cantidades exorbitantes de dinero.

Los socios de la FIFA para el Mundial 2018 a disputarse en Rusia son Adidas, Coca-Cola, Gazprom, Hyundai, Kia, Visa y los patrocinadores Budweiser, McDonald’s hasta el momento, y de seguro irán sumándose más patrocinadores con el correr del tiempo.

LA IMAGEN DEL FUTBOLISTA COMO HERRAMIENTA DE PUBLICIDAD

La alta competencia de las marcas – sean prendas deportivas, bebidas, productos de belleza e higiene, aerolíneas, bancos o telefonía –  lidera el mercado mundial en la contratación de figuras deportivas no solo del fútbol; en las diferentes disciplinas se buscan personalidades rutilantes, idolatradas e idealizadas por cada fanático y admirador y el momento justo y preciso para posicionar la marca.

Lionel Messi figura en la lista de jugadores de fútbol con mejores ingresos. El argentino ha generado unos 57 millones de dólares gracias a extensos contratos con Adidas, Pepsi  y la aerolínea Turkish Airlines.

David Beckham, a pesar que se haya retirado del fútbol, sigue siendo una gran figura publicitaria. En el 2014 ha facturado unos 55 millones de dólares. Es uno de los jugadores de fútbol que más dinero ha ganado, y no precisamente como jugador sino vendiendo su imagen.

Otra de las figuras mundiales que representa la idolatría de muchos jóvenes alrededor del mundo es la del portugués Cristiano Ronaldo, que ha facturado a la industria unos 51 millones de dólares.

LAS MARCAS EN LAS CAMISETAS

En una breve historia de cómo se llegó a utilizar la camiseta de fútbol para publicitar una marca podemos remontarnos hasta 1973, momento en que los directivos del Eintracht Braunchweig de la Bundesliga, desesperados por recuperarse de un escándalo de corrupción y al borde de la quiebra, caen en el ingenio del empresario licorero y genio del marketing Gunter Mast quien ofrece dinero por los siguientes cinco años a cambio que la marca figure en la camiseta.

Los historiadores y estudiosos de las diferentes etapas evolutivas de innovaciones y creaciones otorgan esta oportunidad marketera al dicho de Albert Einstein quien dijo: “En la crisis nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. No en vano a partir de ese momento este negocio se incrementó y llegó a cifras increíblemente elevadas. Se estima que los auspicios solo en las camisetas de fútbol de todo el mundo mueve el billón de dólares.

EMIRATES: EL MÁS PRETENCIOSO

La aerolínea de los Emiratos Árabes “Emirates” es la empresa que más invierte en publicidad futbolera, llegando a formar parte en más de 30 equipos renombrados de Europa, podemos mencionar al Arsenal inglés que cobrará hasta el 2019 unos 40 millones de dólares por llevar la insignia de la aerolínea, el Hamburgo de Alemania cerró el contrato por 9 millones, el Milan de Italia por 15 millones, el Paris Saint Germain por 5 millones, el Olympiakos de Grecia por 2 millones y esperan negociar con el Real Madrid por 28 millones de euros anuales.

El concepto del nombre “Emirates” no solo llega a las camisetas, también se apodera de los estadios, y lo demostró al comprar el nombre del estadio del Arsenal y llamarlo “Emirates Stadium” por 15 años a cambio de una suma de 143 millones de dólares. El Manchester City también consiguió una importante suma al rebautizar su estadio a “Etihad Stadium” quien obtendrá unos 636 millones de dólares en 10 años.

Sin dudas el continente que más dinero mueve en el fútbol en los diferentes continentes es Europa, y dentro de ese continente los que marcan una ingeniería en marketing, publicidad, marcas y negocios son Inglaterra, España, Italia, Alemania y Francia.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest