El alcance de las Radios

La limitada cantidad de radios en Frecuencia Modulada (FM) en nuestro país, sus estilos definidos para un target especial, la inserción de figuras periodísticas que formaban parte de la amplitud modulada y la televisión son los detonantes para que el medio radiofónico sea creciente. Este es un gran generador de opinión y con esta coalición cuasi perfecta los programas radiales se hacen más competitivos, buscando un mayor rating, y es las marcas entran a jugar su mejor papel, llegar, impactar y ser consumidas por los múltiples receptores.

Hoy en día, tratar de diferenciar el target de la audiencia se hace algo difícil. Esto a raíz de que los conductores de televisión, especialmente, arrastran consigo una audiencia exclusiva detrás; muchas de las marcas que confían en una figura televisiva en cualquiera de sus estilos se trasladan a la radiofonía, manteniendo sus seguidores y obteniendo la posibilidad de aumentar aún más su aceptación en el mercado, esto representa una estrategia dentro del plan de medios, en la televisión se ve la marca con sus figuras, y en radio se la ve pero con música.

Anteriormente ya se pautaba en una radio, solo que los tiempos hacen que se compita no solo por el rating, sino por las premiaciones, por mayores ingresos, reconocimiento a nivel nacional e internacional y, por sobre todo, el posicionamiento del producto y su imagen.

A quiénes se dirige la marca

La finalidad de la marca es llegar a su potencial consumidor, para ello debe saber cuál es la finalidad del programa en el cual va pautar. Hoy día existe una serie de alternativas para cada público, pero ¿qué quiere este? Los oyentes paraguayos se caracterizan por seguir los consejos que realizan sus ídolos dentro del medio, tenemos la cultura de idolatrar la figura que ofrecen los medios. Por ello, el oyente elije un vocabulario, un estilo musical y un conductor que dice lo que él mismo quiere escuchar.

La diversidad de marcas -en su mayoría productos de moda y consumo masivo, alimentos, bebidas, tecnología, servicios y comunicación – sumada a la exigencia del oyente que consume ese medio, lo hace muy rentable.

Las potenciales amenazas

El oyente es exigente, quiere escuchar buenos contenidos. Hoy día, casi el 80% de las emisoras en horario central son de tinte informativo y generadoras de opinión, pero ¿qué pasa si los contenidos no son correctamente manejados? ¿Si no poseen la comunicación didáctica para que la gente se case con un programa…? Si a esto le sumamos la falta de potencia adecuada, los ruidos técnicos, la inestabilidad de los horarios de la  parrilla de programación de la frecuencia y la constante aparición de radios comunitarias que enciman la misma frecuencia de la FM comercial, podrían ocasionar la cancelación de algún eventual contrato de publicidad, perjudicial para ambos sectores.

La misión de la radio

El común denominador es la percepción de la personalidad de la marca, una programación dirigida y segmentada a un público con una edad determinada. Está el concepto de radio con tendencia retrospectiva, con un target de entre 25 a 45 años, o el concepto de radio con tendencia juvenil, con un promedio de edad entre los 10 y 24 años, diferenciados por los estilos.

No obstante, diferenciar la edad del público, según la emisora que sintoniza, podría ser un tanto subjetivo, puesto que existen oyentes de entre 15 y 20 años con preferencias retrospectivas, u oyentes de 30 años o más que optan por estilos juveniles.

Captar la mayor cantidad de oyentes

El principal objetivo es llegar a la mayor cantidad de oyentes posibles, por lo que algunas emisoras invierten en diferentes estilos para captar todo tipo de oyentes. En cambio, otras optan por fijar un estilo propio y fidelizar sus oyentes.

Las marcas tienen la alternativa de optar por el medio que mejor les parezca, ya que el estilo y la frecuencia no solo se manejan a nivel nacional por el alcance de la emisora o los enlaces con otras emisoras en diferentes departamentos y ciudades del país, sino que es captada a nivel mundial a través de la señal online que emiten todas las emisoras comerciales. Las herramientas están a la mano de las marcas, el trabajo estratégico de captar publicidad y que esta sea redituable para la marca pasa directamente por la responsabilidad y audacia de cada medio.

Beneficios de publicitar en una radio FM 

La publicidad en radio es una forma eficiente de llegar a una amplia audiencia con un alto potencial de comercialización. Este medio es accesible para todos los presupuestos, diferentes planes, tanto para grandes organizaciones como para aquellas pequeñas o medianas empresas o negocios que se están iniciando. Brinda la misma oportunidad de ser reconocidos y crecer.

La comunicación llega, la aceptación del producto depende de otros factores. A la hora de elegir a qué medio radial confiar la publicidad, se debe tener en cuenta que no todas las emisoras son iguales, y debe analizarse qué conviene, según el perfil de la marca, de la emisora y del target.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest