Musicoterapia para estar con pilas en el trabajo

Una alternativa para disminuir el estrés en el trabajo y para otros ámbitos de la vida rutinaria de cada persona, ya sea el estudio o la familia misma. La presión a la que estamos expuestos todos los días ante el trajín de nuestros quehaceres, nos lleva a darnos cuenta de que hace falta darnos una pausa y así evitar llegar al extremo de una enfermedad tratable como el estrés.

El trabajo es nuestro segundo hogar, o quizás el primero, ya que pasamos la cuarta parte de nuestras vidas en él. Por eso es aconsejable aprovechar al máximo el tiempo que pasamos ahí, haciéndolo ameno y sin dejar que el estrés nos envuelva.

La musicoterapia, cuya finalidad es utilizar la música para restaurar, potenciar y optimizar el estado físico y emocional de las personas, podría contribuir a sobrellevar este problema.

Según estudios, se ha comprobado la efectividad de usar a la música como elemento indispensable para tratar temas emocionales, físicos e incluso para paliar algunas enfermedades.

¿Qué es el estrés laboral?

El estrés laboral cada vez va en aumento debido a las saturaciones físicas o mentales del trabajador en su lugar de trabajo. La presión del jefe, los compañeros de trabajo, las responsabilidades sobrecargadas del día a día, el cansancio, la mala alimentación, entre otros, son los causantes de esta enfermedad que miles de personas poseen sin darse cuenta.

Entre los diversos métodos para combatir el estrés se cita a la musicoterapia, como algo novedoso y poco reconocido en nuestra sociedad. Pero esto no consiste en prender una radio y liberarse, sino debe estar supervisado por un profesional musicoterapeuta que guíe al interesado según el fin que persiga.

¿Cómo aplicar la musicoterapia?

– El primer paso para desarrollar esta terapia es escuchar, solo desarrollando a pleno nuestro sentido auditivo podemos llegar al fin propuesto e integrar así lo cognitivo, lo afectivo y lo motriz.

– Luego el musicoterapeuta procede a realizar sesiones según el requerimiento de la empresa a la que se pertenece, formando grupos para percibir los sonidos específicos a cada caso. Esto ayudará a desarrollar una experiencia musical mejorando la concentración y la productividad laboral.

– El taller debe ser planteado siempre como algo lúdico para atraer la atención y el interés de los participantes.

– Se recomienda hacerlo en un ambiente agradable y cerrado, alejado del ruido exterior con no más de 15 personas, para evitar la desconcentración.

– Los participantes deberán utilizar ropas cómodas y ligeras, también se prevé el uso de sillas y colchonetas en el ambiente para realizar algunos movimientos que acompañarán  a la música.

Beneficios  de la musicoterapia

La musicoterapia no solo consiste en escuchar sino también puede ser integrada con técnica coral terapéutica, de resonancia de la voz, de instrumentos, de movimiento, de danza y de creatividad. Esta terapia puede favorecer el mundo emocional, intelectual y físico de las personas dependiendo del uso que le damos. Así también es un estimulante de la capacidad intuitiva y de la creatividad. Por otro lado, la musicoterapia ayuda a vencer y tratar varias enfermedades como el autismo, síndrome de Down, desequilibrios nerviosos, ansiedad, fobia, miedos, trastornos obsesivos y enfermedades degenerativas.

Apto para todo público

No existe un límite de personas que no pueden participar de esta terapia, es decir, todas son aptas para dicha actividad solo depende de la finalidad que se quiera darle. Es útil para un niño hasta para un anciano, como para personas trabajadoras y adolescentes, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, profesionales y estudiantes. Si hablamos de empresas podemos decir que todas las empresas pueden utilizar esta terapia como método para lograr mejores resultados en sus empleados.

A todo ritmo en Paraguay

Actualmente existen varias instituciones que optan por la musicoterapia para estimular el aprendizaje de niños con discapacidades, empresas con alto nivel de estrés debido a sus actividades, para personas con trastornos psíquicos o para motivar a los ancianos. La música puede trabajar la parte cognitiva y social de un individuo dependiendo del uso que se le da.

Según la Dra. Raffaella Luvara, musicoterapeuta de nacionalidad italiana, las personas embarazadas también pueden optar por esta terapia musical para el desarrollo prenatal del niño, ya que la música abre los sentidos. La misma ha desarrollado varios cursos en el país para estudiantes y profesionales de la psicología como forma de especialización.

Aunque en el ámbito laboral es muy poco común escuchar este tipo de terapias, algunas ya recurren a su aplicación en momentos de ocio destinados especialmente para los empleados.

¿Qué escuchamos hoy?

Según estudios la música clásica es por excelencia la más utilizada para estos tipos de trabajos terapéuticos, algunos temas son específicos para cada situación emocional.

Para lograr efectos relajantes podemos escuchar a:

– Beethoven=Minueto, Sinfonía heroica, para Elisa, sonata Claro de Luna

– Brahms=Vals op.39 N15, Canción de cuna

– Bach=Largo de concierto en la suite en si bemol, concierto de Brandemburgo.

 

Para algún tipo de estimulación tenemos a:

-Boccherini=Minueto

-Mozart=Minueto Don Juan

-Borodin=El Príncipe Igor

 

Para adquirir mucha energía encontramos a:

-Elgar=Marcha de Pompa y Circunstancia N1

-Verdi=Marcha triunfal de Aida

-Tchaikowsky=Marcha Eslava

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest