LG presenta Tv flexible

LG ha presentado su nueva televisión con características muy atractivas para el mundo tecnológico. No sólo es plana y flexible sino que se puede pegar a la pared como si fuera un póster y sacarlo para ahorrar espacio cuando no se necesite.

Es considerada como la TV del futuro por sus atípicas cualidades, es plana y se pega a la pared con un imán. LG nunca se queda atrás en cuanto a innovaciones y esta vez lanzó este aparato de unas 55 pulgadas cuyo diseño es su principal atractivo, tiene un peso de solo 1.9 kilogramos y 0.97 milímetros de grosor.

La división de pantallas del gigante de la electrónica ha creado la primera pantalla de televisión flexible, basada en tecnología OLED, que es posible adherir a la pared cuando se quiere ver una película o un partido pero que se despega cuando no hace falta para liberar espacio.

Es realmente un poco increíble pero su ingenioso mecanismo de soporte magnético nos hace pisar tierra y nos dice que puede ser muy real y fácil de fabricar. La lámina OLED se adhiere mediante imanes a una superficie que le transmite la corriente eléctrica y la señal que debe mostrar.

LG con este sistema puede presumir de tener la televisión más delgada y ligera del mercado. Esta lámina OLED pesa sólo menos de 2 kilos y tiene un grosor inferior a un milímetro. Es flexible y puede enrollarse como si fuera una lámina de papel.

¿Cómo funciona?

La superficie de soporte tiene un grosor mayor, aunque no muy diferente del de un televisor de última generación y es donde se esconderían los diferentes puertos de conexión y la toma de corriente. En el prototipo de LG, esta superficie es de color negro pero en una versión comercial podría decorarse con diferentes acabados o pintarse del mismo color de la pared de casa. En el futuro, el soporte podría parecer un cuadro más del salón sobre el que se adhiere la televisión cuando llega la hora de ver una película o la serie favorita.

OLED

Con este prototipo, LG intenta reavivar la tecnología OLED, que se ha posicionado desde hace años como sucesor de los televisores basados en LCD y plasma, pero que ha tenido un despliegue complicado debido a su complejidad de fabricación y elevados precios. La tendencia podría cambiar este año gracias a nuevos procesos de fabricación que han conseguido reducir el número de paneles defectuosos y abaratar el coste de las pantallas. La esperanza de la industria es que, independientemente de la tecnología elegida, las ventas de televisores vuelvan a crecer tras años de estancamiento, impulsadas por nuevos diseños y mejor calidad de imagen gracias al estándar 4K.

 

Diferencias entre un OLED y un LED tradicional

El único negro puro

LG revoluciona la tecnología de la imagen porque es capaz de mostrar un color negro puro que permite disfrutar de un contraste infinito entre colores que no se logran ver en un LED.

Al contrario que los LED, que necesitan lámparas traseras que encienden grupos de píxeles, todos sus puntos de luz (píxeles) son orgánicos, capaces de apagarse y encenderse de forma independiente creando un color negro perfecto y un contraste infinito.

Colores impresionantes

La gama cromática de LG OLED TV ofrece un 30% más de color que la estándar LED gracias a algo tan pequeño pero poderoso como un cuarto píxel blanco (WRGB).

Así se consiguen mejorar los 3 colores convencionales (RGB) y puede aumentar su rango y su precisión. Por eso los LG OLED TV te ofrecen un verdadero espectáculo de color.

La vuelta más rápida

Son 1.000 veces más rápidos que un televisor LED convencional, porque los LG OLED TV están hechos a prueba de cualquier tipo de movimiento: películas de acción, deportes y carreras. Permite la sensación de estar dentro de la acción por su naturalidad, fluidez y nitidez imbatibles.

Diseñada en 4 milímetros

La pantalla de LG OLED TV es extremadamente fina, sólo 4mm. Más delgado que un Smartphone. Para alcanzar la excelencia no basta con tener la mejor tecnología por dentro, también hay que conquistar por fuera. Al contar con píxeles orgánicos que no necesitan retroiluminación se reduce al mínimo su grosor, volumen y peso.

Todos los colores desde cualquier punto

LG OLED TV es la única pantalla curva con la que se puede ver todos los colores desde cualquier punto, incluso si la miras de lado o tumbado. La inmersión será absoluta y envolvente en todas partes. Las pantallas de cine modernas tienen esa curvatura para evitar que las imágenes se distorsionen y varíe su color, contraste o brillo desde diferentes ángulos. Lo mismo que ocurre con LG OLED TV.

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest