Cómo capitalizar un “desastre”

::cck::66::/cck::
::introtext::

Luego de que se viralizara el video de un empleado de la cervecería destruyendo todo un cargamento de la bebida, la marca argentina no solo decidió no despedirlo, sino que lo premiaron con pasajes y entradas para la Copa América que se hizo en Chile. Una verdadera lección de sacar lo positivo de lo negativo.

::/introtext::
::fulltext::

Las sorpresas están a la orden del día con el uso de las redes sociales como plataforma del marketing de gran impacto. Es por eso que las empresas deben aprenden a sacar jugo de hasta las situaciones más catastróficas. Si no, aprendan de la historia de Brian, un simple repartidor de cervezas que se convirtió en un auténtico fenómeno de la web bajo el hashtag #ElPibeDeLosCajones. 

Todo comenzó meses atrás, cuando parecía que la desgracia tocaba la puerta de Brian; moviendo un cargamento de 480 botellas de cerveza, lo impensado ocurrió y las 40 cajas se vinieron abajo.

¿Cuáles habrán sido los pensamientos de Brian en ese momento? Lo lógico hubiese sido pensar “estoy muerto”. Lo común hubiese sido que la empresa le dejara en la calle ese mismo día. Para colmo de desgracias, todo el episodio estaba registrado en las cámaras de circuito cerrado, cosa de no quedaran dudas. 

 

Benditas redes sociales

Pero la desgracia de Brian pronto cambió a suerte. El video de circuito cerrado en vez de quedar cerrado bajo siete llaves y borrado para evitar un bochorno se filtró a la web. Y en cuestión de días se convirtió en un auténtico fenómeno viral. En aquel momento, la identidad de Brian era desconocida, y miles de cibernautas comenzaron a referirse a él como #ElPibeDeLosCajones.

YouTube, Vine, Twitter, Instagram, Pinterest, en todas las redes que se puedan nombrar se difundió el video del pibe agarrándose la cabeza después de derramar 480 litro de cerveza por el piso. A la vez miles de usuarios nos agarramos la cabeza, no sabiendo si reír o llorar por la cantidad de bebida desperdiciada. 

 

El ojo para detectar oportunidades

Pero la empresa Quilmes, quizás la que debió lamentarse más por el lamentable episodio, fue la que más sorprendió. Al ver el impacto que generó el accidente, la empresa detectó una clara oportunidad de capitalizar su marca.

Es así que la compañía inició entonces una búsqueda por Twitter, para encontrarlo, pero lejos de aplicarle un castigo ejemplar, lo recompensó con entradas para ver fútbol. Agradecidos por el increíble ruido que generó, Quilmes premió a Brian con un  viaje todo pago para ver a la selección argentina durante la Copa América que se hizo en Chile, de la cual la marca Quilmes era sponsor oficial.

 

Lección y final feliz

Brian, #ElPibeDeLosCajones, tuvo un final feliz y no solo conservó el trabajo, sino que se tuvo sus 15 minutos de fama. Pero más importante aún, fue la lección que nos dejó Quilmes para aprender que cada evento, por más catastrófico que parezca, es una oportunidad para promocionarse. 

 

Números que asombran

Según un estudio de branding publicado por las agencias MiresBall y KRC Research de Estados Unidos, desde su explosión, las redes sociales cambiaron de manera dramática la forma como los consumidores comunican sus experiencias con respecto a una marca, producto y servicio.

Ahora el poder del “boca en boca”, no solo cambio de formato, sino que es aún más rápido y tiene mayor alcance, por lo tanto, cada evento que sucede, se multiplica al infinito por cada click. 

El mismo estudio reveló que 40% de las marcas más representativas del mercado a nivel mundial han sentido que las redes sociales impusieron el nuevo reto de defender la integridad de su marca ante exposiciones negativas. Asimismo, más de 30% confesó que han realizado cambios en su estrategia de marketing debido a ataques que han recibido en la web.

Pero no todas son malas noticias en las redes sociales, porque si bien el riesgo es alto, entre Facebook, Twitter y demás redes sociales, uno encuentra que tiene 500 millones de consumidores potenciales. Por lo tanto más de la mitad de las marcas representativas, según MiresBall y KRC Research, han manifestado que las redes sociales les dieron la oportunidad de conseguir nuevos clientes. 

En resumen, allí afuera hay un mundo de usuarios, con una plataforma ideal para contar su experiencia, ya sea buena o mala. Depende de cada empresa, saber escuchar y explotar a su favor lo que tengan para decir.

::/fulltext:: ::cck::66::/cck::

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest