La incertidumbre reina en la economía nacional

Con la macroeconomía aún sana, los empresarios paraguayos miran con ansiedad como avanza el año. Mientras Argentina inicia una nueva etapa de gobernabilidad y Brasil se hunde cada vez en su crisis, la promesa de inversores extranjeros en lo único que hace mirar con optimismo los próximos meses.

A finales del año pasado, el presidente de la Cámara de Anunciantes del Paraguay, Carlos Jorge Biedermann, estimaba que el 2015 iba a terminar con mucho pesimismo a raíz de una serie de situaciones que lograron provocar un fuerte bajón en las ventas en casi todas las categorías.

Entre las principales razón se encuentra la situación regional con Argentina y Brasil en problemas. Sumado a la guerra de los bancos contra el congreso por la polémica ley de tarjetas que pone un tope a los intereses, la situación se encuentra tensa para los empresarios.

Y en la ecuación también hay que agregar la caída de los precios de las mercancías, el enfriamiento de la economía global, el contrabando de productos y de marcas “de todos los colores” y el sobreendeudamiento de los consumidores. Todo esto parece un coctel imposible de digerir.

Sin embargo, teniendo sanos los números macroeconómicos, por ahora, a diferencia de Brasil y Argentina, Paraguay vislumbra una luz al final del túnel que le permite mantener la cabeza alta.

Sobre todo, después de la participación de Paraguay en la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial que se realizó en Lima, Perú a mediados de noviembre, quedó expuesto que el crecimiento sostenido de la economía paraguaya  está siendo reconocido a nivel internacional.

Reconocimiento

El ministro de Hacienda, Santiago Peña y el presidente del Banco Central del Paraguay, Carlos Fernández Valdovinos, quienes asistieron al encuentro afirmaron que dentro de las proyecciones de los organismos internacionales, Paraguay se destaca como el segundo país de la región con la tasa de crecimiento más alta, y para este año el Fondo Monetario pronostica que Paraguay va ser el país con mayor crecimiento en su economía entre todos los países de las Américas.

¿Pero cómo son posibles ambas realidades? Carlos Fernández Valdovinos, afirma que Paraguay se puede destacar por encima de los demás países de la región ya que en este momento están debilitados. Pero para lograr eso hay una clara necesidad de seguir fortaleciendo las acciones encaradas por el Gobierno y también por el sector privado.

Por su parte Biedermann cree que quienes han tomado medidas correctivas adecuadas, en tiempo y en forma, aguantarán estos momentos de incertidumbre, con la esperanza de mejores tiempos. “Deben ser optimistas y animarse a seguir invirtiendo, con nuevas opciones laborales, innovando, educando y capacitando a la gente para ser productiva y competir por calidad de gestión. Es prioritario que haya de parte del gobierno de turno la igualdad de trato y de oportunidades” fueron sus palabras.

Qué sectores ofrecen mayores oportunidades

Paraguay en la actualidad ofrece muchas posibilidades de negocio en los sectores agroalimentario, infraestructura y transporte. Pero no siempre fue así. El principal reto que tuvo Paraguay a lo largo de su historia, fue destacarse al lado de los países vecinos como Argentina y Brasil. Su posición mediterránea y tamaño fueron considerados durante mucho tiempo como una traba a la hora de atraer capital extranjero.

Pero esta situación de a poco está cambiando. En palabras del ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, lo primero que mira un inversor es la rentabilidad, y el país actualmente la ofrece.

“Podemos hablar de fantásticos países gigantes donde es muy difícil ganar dinero: nosotros no lo somos. Ofrecemos una competitividad sostenible a través de nuestros recursos naturales, sobre todo la energía: en pocos países hay tanta disponibilidad de energía como en Paraguay”

El ministro también atribuyó a Paraguay un mercado plenamente abierto, con más de 6.000 productos que entran en Europa con arancel cero. Además, el país ofrece una baja presión fiscal y una legislación de zonas francas favorable. La integración del país en varios bloques comerciales, entre ellos Mercosur, no han impedido al Gobierno de Horacio Cartes a buscar nuevas posibilidades de libre comercio.

“Siempre hemos sido la economía más abierta de la región”, ha afirmado el ministro. “Ya tenemos casi libre comercio con Chile, sin aranceles con Colombia, y estamos a punto de firmar un acuerdo con México”.

Inversiones extranjeras

Y a esto hay que sumarle la garantía que el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), parte del Grupo Banco Mundial, oficialmente ofrecerá en Paraguay entre sus servicios a emprendimientos extranjeros que busquen invertir en el país.

Así lo anunció el representante residente del Banco Mundial en Paraguay, Dante Mossi, quien explicó que en la primera iniciativa donde ofrecerán la cobertura de MIGA es en la licitación, bajo la modalidad de APP (Alianza Público Privada), de las obras de las rutas 2 y 7.

Explicó que esta cobertura es contratada y queda a cargo del inversor, pero que es un respaldo del BM que permite al país tornarse más atractivo, pues en caso de que por algún motivo no pueda cumplir con los contratos, el Banco Mundial responde por el país en cuestión; y, posteriormente, se encarga de cobrar al socio del banco el dinero.

Visitas de empresarios

En el 2015 ya vinieron empresarios provenientes de Europa, Estados Unidos y Asia preguntando por las favorables condiciones del mercado paraguayo. Por ejemplo, a mediados de octubre, alrededor de una docena de importantes empresas japonesas interesadas en las oportunidades que ofrece nuestro país a las inversiones participaron ayer de un seminario organizado en forma conjunta por el Ministerio de Industria y Comercio y la embajada nipona en Paraguay.

La referida misión empresarial japonesa fue presidida por Hiromitsu Sugawara, director de la Oficina de América Latina y el Caribe del Ministerio de Economía, Comercio e Industria del Japón, quien resaltó que “gracias a la fuerte iniciativa” del Gobierno paraguayo hoy ya se encuentran operando en nuestro país 34 firmas japonesas, cuando que hace apenas cinco años había solo 11 empresas.

Al referirse a las ventajas comparativas y competitivas que ofrece Paraguay, Hiromitsu Sugawara destacó la “gran población” (mercado) que rodea a Paraguay (refiriéndose al Mercosur), así como a los incentivos fiscales que tiene definido nuestro país para promover la inversión extranjera, incluyendo el “suministro estable” de la energía eléctrica, “otro recurso muy importante” para el sector de la producción.

Desde España y Europa también cada vez hay más interesado. En la actualidad hay casi 11.000 españoles en Paraguay. Y un detalle no menor es que en el sector financiero, la mayor empresa es española; en el negocio de los seguros, el líder en Paraguay es español. Sin embargo, hay áreas de negocio en las que falta inversión española.

El ministro Gustavo Leite señalo en su oportunidad que este hecho le extraña por qué las empresas agroalimentarias españolas, que tienen tanto know how, no han invertido más en nuestro país al igual que han hecho empresas coreanas, japonesas o alemanas. Sin embargo en la última visita del el ministro percibió un mayor entusiasmo.

Un camino aún por recorrer

Dicen que las crisis pueden ser buenas maestras, sin embargo Paraguay tiene la oportunidad, si juega bien sus cartas, de aprender de las crisis vecinas y sacar el máximo provecho a raíz de proyectos como la inició la APP. Esperemos que para finales de este año, la luz al final del túnel nos deje bien alumbrado el camino aún a recorrer.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest