¿Por qué seguir estudiando?

Existen diversos motivos por los que una persona decide realizar estudios de posgrado, como incrementar habilidades, especializarse en un área de conocimiento o intentar avanzar de forma más rápida hacia puestos de alta responsabilidad.

Muchos se preguntan si especializarse en algo más de lo que ofrece su título profesional realmente vale la pena, ya que en muchos casos, personas con este plus en su educación no logran obtener cargos más altos, ni mejores pagas.

Pero lo que muchos no consideran es que lo relevante no está en conseguir un cargo más alto, sino en poner en práctica proyectos con lo aprendido, para demostrar que se es un empleado o candidato integral. Ahí sí vendrán los ascensos y aumentos.

La Dra. Estela González de Rojas, directora general de Posgrados en Columbia explica cuáles son las ventajas de seguir estudiando y ampliando los conocimientos en un mercado voraz que no para de innovarse.

¿Cuántos cursos ofrece la Escuela de Posgrado de Columbia?

Hoy manejamos 22 programas, de especializaciones y maestrías; ahora también de doctorados en áreas muy diversas. Realmente son muchas las áreas a las que estamos enfocando nuestro esfuerzo.

¿Qué perfil buscan para estas especializaciones?

Lo que se quiere con los diferentes posgrados es que los estudiantes no se queden solo con la formación recibida en la Universidad. Hoy en día los conocimientos cambian y los mercados son más competitivos en la formación profesional y el acceso a cargo importantes. Los posgrados son para avanzar en los conocimientos y formarse en áreas específicas a través de modalidades dinámicas y generando networking entre los participantes.

¿Qué edad promedio tienen los que estudian posgrados?

Depende del tipo de diplomado. En cursos de diplomado participa gente muy joven, pero en los cursos de maestría tenemos alumnos de todas las edades, incluso algunos que son diputados, senadores, ministros. Gente que se esfuerzan por ampliar aún más sus conocimientos.

¿Cuáles son las características principales de los posgrados y maestrías que ofrecen?

En la actualidad las empresas tienen el reto de sobrevivir en un mercado altamente competitivo y globalizado, donde solo el desarrollo de competencias sostenibles puede permitir que ello ocurra. Es en esta transición donde existe la necesidad de crear sistemas de información de mercado, para la toma de decisiones estratégicas en los negocios, con un enfoque hacia la calidad, el servicio al cliente y con la visión exigida para conducir exitosamente organizaciones en los mercados emergentes y altamente competitivos.

Los diferentes programas de posgrados apuntan a responder a estos desafíos y oportunidades con las prácticas, experiencias y conocimientos actualizados, teniendo en cuenta que basarse  en el pasado no solo es insuficiente, sino más bien se imponen retos importantes  para los tomadores de decisiones  que se traducen en   tener una proyección  más global, más dinámicao y más demandante.

¿Cuáles son las expectativas de los alumnos?

La Universidad Columbia sigue trabajando en la creación de nuevos programas con el más firme propósito de satisfacer las necesidades de formación y capacitación  tanto de líderes empresariales como   de profesionales en distintos ámbitos de la ciencia política.

Los distintos programas a nivel de posgrado contemplan una combinación de enfoques disciplinarios e incluyen contenidos y metodologías de enseñanza-aprendizaje orientados a mejorar la capacidad de diagnóstico e intervención en la resolución de problemas de gestión, administrativos, financieros y de formulación de políticas públicas. Del mismo modo brinda la posibilidad de combinar estos saberes con perspectivas metodológicamente formadas para encarar investigación de calidad en los distintos ámbitos de las ciencias.

¿Cómo es la modalidad de las clases?

Las clases se desarrollan en espacios de tiempo bastante concentrados. Algunos cursos se dan una vez al mes. Nuestra política es la de contar por lo menos con el 70% de profesores extranjeros que vienen al país por un tiempo específico a traer los últimos conocimientos en las distintas áreas. Durante su estadía el curso se desarrolla en 2, 3 o 4 días seguidos por mes. Depende del enfoque de la especialidad.

Las clases son más prácticas que teóricas, se hacen talleres con mucha dinámica en la que se resuelven casos haciendo juegos de roles, por lo que el docente en realidad se convierte en un facilitador.

¿Por qué invertir en un posgrado? ¿Qué beneficios da?

Más que nada seguir en la competencia profesional. A nivel de grado, cuando uno termina el colegio, el primer objetivo es terminar una carrera. Pero cuando uno termina la carrera se da cuenta que los conocimientos quedaron hasta ahí. Y hay que continuar, si no uno se queda estancado. Por ejemplo, uno puede ser licenciado en aAdministración y al hacer un MBA que abarca muchos campos y le permite seguir formándose en distintas áreas.

¿Hace cuánto que funciona la escuela de posgrado?

La Universidad tiene estudios de posgrado desde 1996 pero estos formaban parte de la dirección de cada carrera. Recién a partir de febrero de 2012 se creó la unidad de posgrados con total independencia.

¿Tienen feedback de los alumnos graduados?

Algo de lo que estamos muy orgullosos es que tenemos casi cero deserciones en los cursos de posgrado y los estudiantes todo el tiempo nos van recomendando y se crea un vínculo muy grande. Un ejemplo es que del primer grupo que hizo el MBA que el año pasado regresaron todos después de que anunciáramos la alianza con la Universidad Sergio Arboleda, ya que haciendo otros 5 meses más de estudio podían obtener una doble titulación. Este es un trayecto bien caminado, lo que hace que los alumnos quieran volver con nosotros.

¿Ofrecen becas?

La universidad tiene una reglamentación con relación a las becas. Por ejemplo,  el alumno mejor egresado tiene un beca de 100%. También hay parámetros para la calificación media, que puede ser entre 50 al 80%. Además, los docentes y los funcionarios con 5 años de antigüedad tienen un 50% de beca.

¿Se nota más compromiso con esta generación de estudiantes?

Totalmente. Los alumnos egresados de la Universidad ya tienen incorporado en su chip la necesidad de hacer una maestría después de la carrera. Son mucho más activos y críticos estando en el día a día, porque tienen mucha accesibilidad a la información. Exigen a los profesores que vengan preparados y no a improvisar. Todos traen notebooks y se ve que ellos trabajan en el contenido de las clases sin distracciones en las redes sociales. Es más, hasta los profesores extranjeros nos dicen que en sus países no tienen tanto nivel de participación como acá.

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest