Menor crecimiento y más oportunidades

Paraguay ha desacelerado su crecimiento y continuará con esa tendencia en el 2017, de acuerdo a las previsiones del FMI y del BM. Conversamos con tres especialistas en la materia para comprender este fenómeno.

La crisis que no termina a nivel internacional

La Dra. Verónica Serafini, Directora de Investigación del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP) afirma que la crisis internacional del 2008, a pesar de haber transcurrido casi ocho años, no ha terminado puesto que se trató de una situación aún mayor que la de los años 30. La doctora en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México explica que se dio un efecto derrame ya que  varios países fueron entrando en recesión y aún no se están recomponiendo. “Esa crisis costó y alguien tiene que pagarla”, apunta. Países de alto nivel de consumo fueron afectados y tales naciones importaban bienes de países como Paraguay.

De acuerdo a la profesional, no se vislumbra aún una salida a esta crisis de casi una década puesto que no se están brindando soluciones estructurales. “No se están realizando acciones para restituir el equilibrio y conformar una estructura más justa entre los propios países”. La Dra. Serafini explica que hay dos debates a nivel internacional sobre los ajustes: uno acerca del comercio y las normas internacionales, como la tributación internacional que afecta muy de cerca a Paraguay. Las discusiones y estudios giran en torno a cómo realizar acciones para que en el relacionamiento internacional primen mayores criterios de justicia. Y por otro lado, el manejo de los capitales extranjeros.

El ineludible gigante chino

China es sumamente importante para Paraguay, a pesar de que el país no mantenga relaciones directas con la República Popular. Mucho de lo producido por Paraguay termina en China o lo que consume China demanda bienes de otros países los cuales compran a su vez de Paraguay. “Un país con tanto peso económico, con tantos habitantes, como China es imposible que no afecte a un país aunque no mantenga relaciones diplomáticas”. La nación asiática está comprando menos commodities y esto disminuye los precios de productos de los cuales Paraguay depende sobremanera. “Lo que más compraba China era carne y soja y ahora al disminuir también lo hacen los precios internacionales y eso repercute en Paraguay aunque nuestro país no le venda directamente a China”, explica la Directora de Investigación del CADEP.

 

Un crecimiento desacelerado.

Por su parte, el Dr. Christian Borja Terán, presidente de Valores Casa de Bolsa, detalla que la desaceleración se produjo por varias razones:

1) caída del precio de los commodities, por lo cual entraron menos dólares al sistema y por ende circuló menos dinero para consumo;

2) cuidado del BCP de la inflación, con sus medidas retiraron circulante de la economía y trajo como consecuencia que el consumo disminuya al punto de que algunos analistas hablaron de un paro del consumo y enfriamiento de la economía;

3) falta de inversión del sector público, la inyección de dinero y trabajo que nuestra economía requiere, no se ha dado aún;

4) menor inversión inmobiliaria privada, ya que los grandes proyectos están en su recta final de construcción y se estima una saturación en ciertos sectores, por lo cual los constructores y desarrollistas ven con  recelo nuevos emprendimientos de gran porte y medida.

A pesar de lo anterior, Paraguay será el segundo país con mayor crecimiento de Latinoamérica debido al crecimiento lento de la zona y a que el país es inmune a los shocks externos, de acuerdo a lo afirmado por el presidente del BCP, Carlos Fernández Valdovinos. “Nuestra economía es inmune por las reservas monetarias existentes y baja deuda. Tiene poco relacionamiento internacional, por lo que una caída internacional de bolsa no nos afecta de manera directa” explica el Dr. Borja.

“El país es cíclico, lastimosamente eso no podemos evitarlo aún, ya que dependemos en gran medida del clima y de commodities. Lo importante es mejorar nuestra industrialización de lo que producimos y brindar las condiciones para que 0 maquiladores se instalen y den trabajo a aquella franja de la PEA que no tiene trabajo o tiene muy baja capacitación. Es importante darle más estabilidad al crecimiento promedio con tasas promedio del 6% y cuidar nuestra inflación. Si el Estado puede darle mayor protagonismo y participación real al sector privado vía Alianzas Público Privadas, podremos crecer en infraestructura sin necesidad de endeudarnos más, eso es lo que debe marcar el norte del trabajo del  Gobierno”, recomienda el experto.

Paraguay posee un panorama alentador para la inversión a largo plazo, afirma el presidente de Valores Casa de Bolsa. Esto es “por el buen clima, un bono demográfico envidiable y por la estabilidad económica y monetaria”. El país es en esta coyuntura de crisis en países vecinos un destino atractivo para empresas y empresarios.

 

Por su parte, el asesor económico de la Cámara de Anunciantes del Paraguay, Econ. Luis Saguier Blanco, sostiene que desde el punto de vista empresarial se debe seguir apostando y que desde el punto de vista gubernamental deben implementarse políticas anticíclicas. “El gobierno y el sector privado deben ir en la misma dirección, combatiendo el ciclo económico adverso y apostando al país en materia de inversión y generando empleo”.

La publicidad como impulsora de la demanda

“El error que las empresas cometen ante ciclos depresivos es dejar de hacer publicidad”, sostiene el asesor económico de la Cámara. “La recomendación técnica es fortalecer el marketing, la publicidad para fortalecer la demanda y recuperar los niveles de venta en las empresas”, señala Saguier Blanco.

Para hacer frente a situaciones no tan fáciles es importante invertir en marketing y apostar a la reactivación económica. Hay que escoger mejor dónde y cómo pautar, pero no dejar de hacerlo. Si no se publicita, caerán aún más las ventas. Las coyunturas no tan sencillas permiten que anunciarse sea más accesible y que exista una mayor notoriedad y visibilidad, además de que surgen más oportunidades publicitarias. Las compañías que consiguen mantener e impulsar la publicidad durante crisis o una desaceleración económica logran mantener la memorabilidad de sus marcas.

“Vemos que se sigue invirtiendo mucho en el país. La mayoría de los socios de la CAP siguen invirtiendo mucha plata a pesar de la sensación térmica económica. Y si hay inversión es porque hay rentabilidad”, señala el economista.

El hecho es que, a pesar de que Paraguay crecerá menos que en los últimos diez años,  el país estará en mejores condiciones que los vecinos. Si bien la crisis internacional aún no encuentra su fin, la economía paraguaya se mantiene inmune a los shocks. Esta es una situación que debe ser aprovechada desde los sectores público y privado.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest