Empresaria CAP: Teresa de Velilla, presidente de Financiera El Comercio

Construir un país mejor desde el liderazgo femenino buscando el diálogo y el consenso es la propuesta del capítulo de Empresarias CAP. Conocemos a otra referente de la nueva nucleación, Teresa de Velilla, quien nos expone el arduo trabajo que su empresa viene llevando a cabo para dejar como legado un país sin violencia de género y con justicia tanto para mujeres como hombres. 

– Cuáles considera usted son los actuales desafíos que una mujer ejecutiva o empresaria encuentra en el ámbito laboral?

 Las transformaciones del mundo globalizado en cuanto a la economía, la cultura, la tecnología, entre otras, han modificado sustancialmente la vida de las personas y sobre todo el rol de las mujeres en este último siglo. Esto nos impulsa a asumir con más coraje la tremenda responsabilidad que tenemos como agentes generadoras de desarrollo para seguir creando valor en los distintos ámbitos en los que desempeñados alguna función.

A lo largo de estos años, hemos contribuido de manera sustancial en la formación de la sociedad pero aún nos quedan enormes desafíos especialmente en las grandes brechas existentes en igualdad de oportunidades e inclusión social. Sólo el 1% de la riqueza mundial está en manos de las mujeres. Además, el 70% alguna vez en su vida sufrió algún tipo de discriminación, solo por mencionar dos puntos de los muchos que rodean la vida de una mujer.

-De acuerdo a datos de la OIT, alrededor del mundo solo el 5% de los cargos gerenciales son ocupados por mujeres. ¿Por qué usted considera que se da dicha situación?

 A lo largo de la historia hemos conquistado espacios y claramente la participación de las mujeres en el mercado laboral va mejorando. Un número mayor de estudios demuestran los vínculos positivos de participación de las mujeres en los equipos que toman las decisiones más importantes y a aquellos vinculados a la productividad empresarial. Varias son las empresas que han sabido identificar esta cualidad y van adhiriendo a sus equipos a mujeres preparadas y capaces de enfrentar desafíos y demostrar resultados en las organizaciones.

-¿Qué acciones pueden realizar las empresas y las mujeres ejecutivas al respecto?

Las empresas deben generar estrategias que permitan el acceso de mujeres a sus equipos de trabajo en condiciones de igualdad, disminuyendo y evitando cualquier tipo de barreras para el acceso de mujeres a sus organizaciones.

Las mujeres ejecutivas podemos aportar promoviendo espacios en los que prevalezcan el profesionalismo y los valores éticos. Apostar siempre a la capacitación y dedicación para demostrar resultados positivos que permitan el reconocimiento del aporte de las mismas, haciendo posible que cada vez más mujeres puedan acceder a puestos laborales.

-¿Es importante que más mujeres accedan a cargos superiores? ¿Por qué?

Con toda certeza. En Paraguay y en el mundo entero existen numerosas mujeres capaces, preparadas que pueden aportar sus conocimientos y habilidades a las organizaciones con una mirada optimista hacia un futuro mejor no solo para ellas sino también para sus hijos y la sociedad. Nuestro principal motor es la convicción y la confianza con los pies en el suelo y pensando siempre más allá, y en los demás. Estamos dando pequeños pasos, con importantes victorias para que las generaciones venideras tengan mayores oportunidades y sigan cambiando la historia.

-¿De qué manera se diferencia el gerenciamiento femenino del masculino?

Es importante potenciar las fortalezas de las mujeres como la intuición y percepción, la sensibilidad y la empatía. Hemos demostrado que la resiliencia es una de nuestras principales cualidades así como otras tantas que nos permiten conformar equipos eficientes de trabajo con hombres que también aportan sus cualidades para lograr resultados favorables para las empresas siendo ejemplo para los demás colaboradores.

-¿Cuál es la experiencia de su empresa en lo que concierne a empoderamiento de las mujeres colaboradoras y ejecutivas?

Financiera El Comercio ha creído siempre en el valor que podría aportar la mujer con sus conocimientos  y habilidades a la organización.  Ha sido una de las primeras instituciones del Sistema Financiero Paraguayo en conformar su directorio con 2 mujeres profesionales.

Actualmente casi el 50% de los colaboradores de la institución son mujeres y de estas el 70% de ellas  son del sector rural de Paraguay.-

Hemos invertido tiempo y recursos para que nuestras colaboradoras reciban capacitación constante en programas que les permitan desarrollar sus habilidades no solo en capacidades técnicas, sino también en potenciar  su liderazgo y así  estar preparadas para asumir cargos de mayor responsabilidad en diferentes departamentos.

Hoy la responsabilidad de la Gerencia General esta en manos de una mujer con muchos años de experiencia en la industria financiera.

El fuerte compromiso de inclusión e igualdad de oportunidades que ha caracterizado en estos largos años a Financiera El Comercio no solo se ve reflejado en su Directorio sino también en la Plana Gerencial y la composición de un alto porcentaje de mujeres en la nomina de colaboradoras.

Finalmente, trabajamos en programas de inclusión financiera y social que promueven el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género a nivel de clientes como es el caso de “JAJAPO Banca Comunal” dirigido a mujeres de zonas rurales del país que reciben un crédito con garantía solidaria, cajas de ahorros, microseguros y otros productos vinculados. Las mujeres de las bancas reciben también capacitaciones en promoción de la salud, prevención de enfermedades (cáncer de mamas, cuello uterino , atención médica en vacunación, odontología, toma de presión arterial, evaluación para prevención de enfermedades en adultos mayores en alianzas con el sector público  y organizaciones no gubernamentales .

-¿Constituye un problema la violencia de género en su empresa? ¿Qué acciones en contra de ese flagelo se implementan dentro de la organización?

Cuando se trabaja con un equipo mixto (hombres y mujeres) , es muy fácil caer en el riesgo de la violencia de género, por eso buscamos crear un ambiente de trabajo de respeto, amigable, agradable y adecuado para mantener la igualdad de género y prevenir la violencia entre hombres y mujeres.

Contamos con una cultura organizacional de igualdad de oportunidades en todos los niveles de la organización.

Mantenemos un código de ética que rechaza y sanciona las prácticas de discriminación y violencia en todas sus formas; también implantamos una política de recursos humanos que incluye criterios de no discriminación contra las mujeres en la contratación del personal que tiene directivas internas de prevención y sanción al acoso sexual, laboral y de violencia.

Informamos a nuestros colaboradores en relación a sus derechos laborales, e implementamos medidas para el cumplimiento de las leyes que rigen en nuestro país en materia de maternidad, paternidad y lactancia; además existe un canal interno de denuncias de casos identificados de discriminación, violencia contra las mujeres y otras prácticas.

Apoyamos toda encuesta que nos pueda enriquecer en informaciones con relación a este punto y nos permita tener mayores datos sobre del impacto que tiene la violencia de género en el ambiente laboral. Hemos participado de la encuesta implementada por la GIZ, el Pacto Global y las Naciones Unidas.

-Según datos de ONU Mujeres, las mujeres perciben el 75% del salario de los hombres y en Paraguay esta diferencia es de 568 mil guaraníes de acuerdo a estadísticas del Ministerio del Trabajo. ¿Cómo debería abordarse esta situación desde el sector privado? ¿Qué plantea Empresarias CAP al respecto?

Habría que discutir acerca de la posibilidad de la elaboración de cláusulas que puedan regir en los convenios o acuerdos salariales, con el propósito de mejorar la situación de las mujeres en el sector privado.

Trabajar en la incidencia de políticas públicas que permitan el acceso de las mujeres a puestos de trabajo, especialmente en aquellos que les permita alzar la voz y ser protagonista de decisiones que beneficien al sector más vulnerable. De esta manera cada vez seremos más las mujeres que trabajan día a día por la construcción de un Paraguay mejor.

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest