Nro. 57

¡ANDE (TODAVÍA) NO ANDA!

Ediciones atrás publicamos un Editorial bajo el título “¡Ande no anda!”. Casi un año después, concluimos que la situación permanece vigente, como así también la crítica. Queremos poner énfasis en ello, reafirmar la postura de la Cámara y, por esto, volver a decir:

El colapso o crisis de la Ande es un tema que venimos reclamando desde hace años a gobiernos de turno que ya pasaron y administraciones del ente público que ya fueron.

Es absolutamente inaceptable que un país que se presenta al mundo como un gran player energético tenga los gravísimos problemas que hoy estamos viviendo por obra y gracia de esta empresa pública, muy eficiente en décadas pasadas.

La Ande no anda y esto no es un chiste o un juego de palabras, la Ande no anda y este es un tema que debe tomarse con toda la seriedad del mundo… ya no es momento de parches, arreglos a medias o “inversiones de urgencias” o de apuros, este es el momento exacto en que hay que definir el presente y futuro de la Ande como empresa de servicios estratégicos para la República del Paraguay. Para que la energía que disponemos como codueños de Itaipú y Yacyretá, sea utilizada para y por la gente – en nuestro país -, para que seamos más productivos, para que seamos más competitivos, para que tengamos – todos – mejor calidad de vida.

Evidentemente el modelo actual ya no sirve  y hay que buscar opciones más inteligentes para aprovechar la energía que “disponemos “ pero que “no utilizamos”, debemos tener una política de estado de aprovechamiento integral de la energía disponible y planificar y gestionar para que esta sea efectiva y positivamente un “activo estratégico “.

No se puede seguir construyendo sin la infraestructura de acompañamiento, no se puede permitir que el ciudadano común o el ciudadano corporativo siga sufriendo y pagando por  la incompetencia, la indiferencia, el desinterés o lo que sea en entes que ofrecen servicios públicos, pagados por el público. Este es el momento exacto en que se debe recurrir a los que saben, a los que entienden del tema – y que no tengan intereses particulares – para hacer un análisis de situación, ver y analizar la realidad y proponer las soluciones que sean necesarias. Este gobierno tiene la gran oportunidad de hacerlo, puede hacerlo, debe hacerlo y será probablemente uno de sus principales legados.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest