Empezar a estudiar… ¿a esta edad?

“La determinación de estudiar una segunda o cambiar de carrera no depende de la edad”, afirma el director ejecutivo de la USIL. A pesar de los prejuicios que puedan formarse, hacerlo en la “etapa adulta” puede presentar mayores ventajas, como nos lo explica. 

El Mag. Valdivia nos menciona que, realmente, no hay una edad límite para acceder al conocimiento, dependerá mucho de que pueda salir de su zona de confort, de la actitud y las ganas que le ponga para poder seguir aprendiendo: “nunca es tarde, siempre será un buen momento para empezar a estudiar”.

¿Cuáles son las ventajas de cursar una carrera universitaria en la edad adulta?

Una persona adulta posee más ventajas que un estudiante joven y consideramos las siguientes:

–  Cuenta con una mayor experiencia de vida, pero además también con mayores habilidades y capacidades, eso le permite tener una mejor autonomía en el aprendizaje y por ende en el logro de los resultados.

–  Elige voluntaria, consciente y responsablemente la carrera universitaria que va a estudiar en función a su mundo laboral, se capacita y perfecciona permanentemente, esto le permitirá obtener una mejor calidad de vida para él y la de su familia.

–  Tiene una mejor capacidad de asimilar y comprender la información ya que puede relacionarla rápidamente con las situaciones que le ocurren en el trabajo aprendiendo de manera colaborativa con sus pares de similares experiencias laborales.

Nunca es tarde, siempre será un buen momento para empezar a estudiar.

¿Por qué uno debería considerar estudiar una segunda carrera o cambiar de carrera estando ya en la madurez?

La determinación de estudiar una segunda o cambiar de carrera no depende de la edad, más bien de la determinación y compromiso personal de seguir creciendo profesionalmente, para poder adquirir habilidades que complementen la experiencia que se tiene.

¿Es posible compaginar una vida profesional hecha, una familia propia y la aspiración de cursar una carrera universitaria siendo ya un adulto? ¿Pudiera facilitar recomendaciones al respecto?

Es posible siempre y cuando la persona organice sus tiempos y espacios para cada una de las actividades que forman parte de su vida. Es por eso que en la USIL hemos diseñado una Carrera para Personas con Experiencia Laboral (CPEL), donde se imparte la andragogía que es la técnica de enseñanza para adultos y los docentes están capacitados para poder desarrollar estrategias didácticas para ese perfil, aprovechando la experiencia que tienen promoviendo en las aulas el intercambio de conocimientos a través de un aprendizaje colaborativo.

En cuanto a un posgrado, ¿por qué una persona debería considerar retornar a la universidad a cursar uno?

Al margen del concepto de que los estudios de posgrado incrementan la posibilidad de una mejora o posicionamiento laboral, debe entenderse que el valor radica en la ampliación de las capacidades y conocimientos del área de estudio, ya que complementa los estudios de la carrera y enriquece la propia praxis. Estos estudios de posgrado le permitirán acceder a nuevos puestos de trabajo y mayores oportunidades laborales.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest