Inspirar al cambio

Las empresas tienen que seguir siendo un socio clave en el avance de la agenda de desarrollo sostenible”, explica el Country Manager de Unilever Paraguay, Aldo Rodríguez Trivero, al referirse al valor que aporta el crecimiento integral y la sustentabilidad de las marcas. 

La Responsabilidad Social Empresarial cada día es más importante para las empresas. Para Unilever, ¿qué espacio ocupa en su agenda?

Primordial. En 2010 lanzamos el Plan de Vida Sustentable de Unilever, que tiene por objetivo hacer crecer el negocio a la vez que reducimos a la mitad nuestro impacto ambiental y multiplicamos el desarrollo humano. Esta estrategia, que cuenta con más de 50 objetivos medibles, tiene tres focos: mejorar la salud y el bienestar de mil millones de personas en todo el mundo, reducir el impacto ambiental de la fabricación y uso de nuestros productos y mejorar los medios de vida de millones de personas.

Nuestro plan de negocios se alinea con nuestro Plan de Vida Sustentable. La sustentabilidad es trasversal a toda la compañía, cada área está involucrada y se trabaja de forma sinérgica para cumplir con sus objetivos. Para ello consideramos a toda la cadena de valor, desde la obtención de materias primas hasta el modo en que los consumidores utilizan nuestros productos.

¿Los planes de sustentabilidad de alguna manera no están en conflicto con los objetivos de negocios?

Nuestro Plan demuestra que la sustentabilidad está integrada al negocio, cuestión fundamental considerando que, si no cuidamos los recursos naturales del planeta y a las personas que habitan en ella, no solo no hay negocio posible, sino que no habrá futuro alguno. A modo de ejemplo, el 50% del crecimiento del negocio de 2015 provino de nuestras marcas sustentables. 

¿Cuáles fueron las acciones específicas que Unilever desarrolló en relación a la sustentabilidad? ¿Realizan acciones a nivel local?

Podemos mencionar varias prácticas sustentables de la compañía:

Este año a nivel global, dejamos de enviar basura a rellenos sanitarios en más de 600 fábricas, depósitos, centros de distribución y oficinas de 70 países, incluyendo Paraguay. Apuntamos a alcanzar la meta de cero residuos en toda la cadena de valor, al tener como prioridad la reducción de nuestros residuos y adoptar modelos circulares en forma continua.

A la vez, trabajamos a través de nuestras marcas; con otros socios para fomentar comportamientos que pueden ayudar a salvar vidas. A nivel global, desde el año 2010, los programas de lavado de manos de Lifebuoy beneficiaron a 337 millones de personas y desde 2005, Pureit proporcionó 78 millones de litros de agua potable a través de sus dispositivos de purificación.

Un claro ejemplo en Paraguay es el trabajo de Omo. Este año se realizó el OMO Camp, un proyecto vinculado con la misión social de la marca, que busca promover el aprendizaje a través del juego. OMO Camp quiere hacer viva la premisa de “Ensuciarse hace bien”, guiando a los niños por una experiencia que les permita descubrir valores sobre temas relacionados con la tierra, su cuidado y preservación, nuevas tecnologías, el origen del universo y la historia del país.

Durante el campamento se desarrollan actividades relacionadas a ejes educativos que la marca OMO desea fortalecer y giran en las temáticas: Ecología, Arquitectura, Experimentación, Reciclaje, Historia y Astronomía, las mismas están guiadas por monitores que conforman grupos de alumnos que participan en las distintas estaciones: futuros ambientalistas, arquitectos, investigadores, ecologistas, astrónomos o historiadores. En Asunción más de 10.000 se inscribieron. El proyecto se inició en alianza con el Ministerio de Educación.

¿La “agenda verde” es el norte de estas acciones? ¿La meta es cumplir con ella?

Nuestra agenda va más allá de la del medio ambiente, contempla aspectos sociales y económicos. Nuestro Plan de Vida Sustentable está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la ONU, que tienen como meta para el 2030 erradicar la pobreza, luchar contra la desigualdad y solucionar el cambio climático. Los problemas que se plantean resolver por medio de los objetivos tienen importantes consecuencias para nuestra empresa. Además de contribuir a través de nuestras operaciones, manufactura, logística, gestión de recursos humanos, también estamos contribuyendo a través de nuestras marcas para hacer realidad los objetivos. Desde Unilever, creemos que son desafíos necesarios para el bien de la economía, las empresas y la sociedad. El cumplimiento de estos objetivos requiere de una transformación económica, una nueva manera de hacer negocios, poniendo un mayor énfasis en las colaboración. Las empresas tenemos que generar confianza en que la economía pueda ser inclusiva y sostenible.

¿Cómo adaptan estos nuevos paradigmas a la comunicación comercial de las marcas? ¿Con qué acciones concretas en el corto y largo plazo?

En Unilever la integración de la sustentabilidad en el corazón de nuestras marcas inspira a nuestros consumidores e impulsan las ventas. Nuestras marcas sustentables cumplen con dos criterios: no solo tienen un propósito claro, que responde a una preocupación social o ambiental, sino que el producto en sí contribuye a uno o más objetivos del Plan de Vida Sustentable de Unilever. En 2015 las marcas sustentables crecieron un 30 % más rápido que el resto del negocio y aportaron el 50 % del crecimiento de la compañía. Es así que marcas como Dove, Vim, y Knorr, no solo representan una solución sustentable a los problemas que afronta el mundo, sino que a la vez son las que traen el mayor crecimiento a la compañía.

Inspirar a las personas a adoptar nuevos comportamientos es fundamental. Nuestros productos llegan a más de 2 mil millones de personas cada día en todo el mundo. Por lo tanto, si podemos inspirar a nuestros consumidores a hacer pequeños cambios en sus hábitos cotidianos, podemos lograr una gran diferencia.

¿Cuál ha sido la incidencia de las redes sociales a la relación que mantienen con la sociedad donde desarrollan su negocio? ¿Las ha motorizado de manera diferente? 

Con las redes sociales, la transparencia se potencia. Presentan nuevas oportunidades para entablar un diálogo de ida y vuelta con nuestros consumidores, y, por su carácter público y viral, hace que las pequeñas y aparentemente insignificantes acciones puedan tener consecuencias de gran alcance. La transparencia hace que la gente entienda mejor lo que hacemos, que quieran cooperar con nosotros y aportar soluciones. 

¿Cuáles son las tendencias en RSE relevantes para los próximos años?

La tendencia para los próximos años es trabajar en forma conjunta con el sector público, privado y con la sociedad civil. La única forma de que la sociedad alcance su potencial es que nos movilicemos de forma colectiva. La transformación requiere más que la suma de las partes. Hacer la diferencia requiere un gran compromiso de trabajo en conjunto de distintos sectores: los gobiernos, las ONG, las empresas y toda su cadena de valor y, también, los consumidores. 

Por su lado, las empresas tienen que seguir siendo un socio clave en el avance de la agenda de desarrollo sostenible. Esto incluye también una nueva forma de hacer negocios donde la sustentabilidad es el centro y también el punto de partida para todas las acciones.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest