La relación entre el Marketing y una alimentación más saludable

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos de obesidad en el mundo se han duplicado desde 1980. El sedentarismo y la obesidad son dos estigmas que arañan a la sociedad actual, la cual, a su vez, apunta al Marketing y en particular hacia las marcas de alimentos y bebidas procesadas. Y ellas… ¿qué están haciendo?

Parte de una conciencia social

Nielsen, en 2014, reveló que 63 % de los consumidores de Latinoamérica están dispuestos a pagar más por productos y servicios de empresas socialmente responsables, comprometidas a generar un impacto social y ambiental positivo. Ante esta realidad, ¿qué más pueden hacer las empresas para impactar positivamente en la sociedad y, al mismo tiempo, en el mercado?

Educar al consumidor en su rol

Según la OMS, el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Su causa fundamental es el desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas, debido a dos principales razones: aumento en la ingesta de alimentos altos en calorías y descenso en la actividad física.

Todas las empresas tienen la posibilidad de innovar y ofrecer a un consumidor alternativas que se ajusten a la tendencia de escoger productos en porciones y características que se adecuen más con su estilo de vida.

Lo más importante es desarrollar hábitos saludables. Muchas marcas así lo han entendido, promoviendo acciones de marketing que apuestan a educar a sus consumidores a tomar decisiones responsables. Algunos de los esfuerzos de las marcas se han materializado, entre otras cosas, en acciones como:

·         Etiquetado responsable de los valores nutricionales contenidos en cada producto;

·         Organización de “corridas” promoviendo mayor actividad física;

·         Ofreciendo porciones más pequeñas de sus productos;

·         Ideando campañas de publicidad que comuniquen un estilo de vida saludable;

·         Investigando y desarrollando mejoras en sus productos, reduciéndolos en grasas, azúcar o sal.

Hablemos de cosas buenas

Coca-Cola

·         Ha gastado 118.6 millones de dólares en investigaciones sobre salud.

·         40 % de productos de la compañía son bajos o nulos en calorías.

·         Redujo las porciones de sus presentaciones en algunos de sus productos.

·         Ofrece un empaque de Coca-Cola regular menor a 100 calorías.

·         Rediseñó sus etiquetas aprovechando el posicionamiento de Coca-Cola regular para impulsar el consumo de bebidas light.

Nestlé

·         Promueve investigaciones científicas para el desarrollo de productos más sanos.

·         Eliminó la sal y redujo azúcares en sus fórmulas.

·         Desarrolló la “brújula nutricional”, que se encuentra en los envases de todos sus productos, alentando a los consumidores a tomar               decisiones informadas en relación a su alimentación.

McDonald’s

·         Los menús de McDonald’s hacen públicas las calorías de sus alimentos.

·         Ha reducido en 10 % el sodio en ciertos productos.

·         Introducción de opciones alternativas saludables.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest