Asistencia emocional y profesional

Para Kimberly-Clark, los colaboradores deben contar con un constante apoyo práctico y técnico. Pero, para que el personal se encuentre bien en su totalidad, se debe empezar por casa. Es por eso que la empresa líder en productos de higiene y cuidado personal, ha diseñado un programa exclusivo para asistir no solo a las personas que trabajan en sus empresas sino que también a sus familias. Conversamos con José Luís Arias, gerente general de Kimberly-Clark Uruguay y Paraguay.

Las empresas y marcas deben de alguna forma retribuir y buscar siempre el bien dentro de la misión y visión de sus empresas. Es por eso que en la actualidad existen todo tipo de programas que empoderan la imagen de la empresa, pero son pocas las que se ponen a pensar en las personas que trabajan para ellos y en su estabilidad psicológica, social y financiera.

Kimberly-Clark se impone en el mercado con un plan que beneficia a las personas que colaboran con la empresa.

¿De qué se trata el programa y cuáles son las actividades que implementa?

“Kuenta Conmigo” es un servicio que ofrecemos a nuestros colaboradores en el marco de nuestro programa “Vivir Bien” y de nuestro compromiso de cuidar y acompañar a nuestro talento interno.

Se trata de un servicio de orientación profesional, confidencial, de acceso gratuito y totalmente voluntario para los colaboradores y sus familiares cercanos (cónyuge e hijos hasta 25 años). Está diseñado para prevenir y resolver situaciones relacionadas a problemáticas emocionales, legales y financiero-contables que trascurren en la vida cotidiana.

De lunes a viernes, cualquiera que precise de alguno de estos servicios, puede acceder a ellos en un rango horario específico. Para urgencias psicológicas o crisis emocionales, se brinda asistencia inmediata, disponible las 24 horas, los 365 días del año a través de una línea 0800. De este modo, se identifica la naturaleza de la consulta para derivarla al profesional correspondiente.

En el caso de consultas legales o financiero-contables, un profesional se contacta con cada usuario en un plazo máximo de 48 horas hábiles de haber accedido al programa. El servicio es telefónico y contempla una cobertura de hasta tres horas de asesoramiento profesional por consulta realizada.

Si el asesoramiento fuera psicológico, la llamada puede ser derivada inmediatamente a un experto del programa o bien agendar un horario para tener una primera conversación telefónica con un profesional en un plazo de no más de 48 horas hábiles. Posteriormente, ambas partes deciden conjuntamente si la problemática se trata de manera telefónica o presencial, en las sesiones disponibles para el análisis.

“Nuestra gente es clave para nuestro desarrollo como compañía: es parte de nuestro éxito.”

¿Por qué Kimberly-Clark, como marca y empresa, apunta a este tipo de acciones?

Cuidar a nuestros colaboradores, a nuestro talento, es clave. Ofrecer un programa como “Kuenta Conmigo”, que contribuye a atravesar situaciones de la vida cotidiana que impactan en la calidad de vida, es parte de nuestro compromiso con ellos. Es altamente gratificante contar con un servicio profesional disponible 24 horas del día, los 7 días del año, que los oriente en la resolución de temas legales o financieros o que los acompañe y guíe en situaciones personales o familiares difíciles de resolver, brindando contención inmediata y seguimiento de cada caso. Nuestra gente es clave para nuestro desarrollo como compañía: es parte de nuestro éxito.

¿Tiene algún consejo o recomendación que pueda dar a otras empresas con respecto a programas de esta índole?

Un buen consejo podría ser diseñar un plan integral para los colaboradores, que en nuestro caso es el programa “Vivir Bien” que comentaba anteriormente, donde se pueda ofrecer un abanico de beneficios y propuestas para ellos, donde este tipo de servicios se suman y son un complemento más de otros muchos: capacitaciones, espacios de trabajo abiertos e inclusivos, etc.

“Hay que buscar una organización cada vez más humana y cercana.”

Una organización humana y cercana

Se puede apuntar al bienestar de los colaboradores desde otras aristas: sin duda hay que acercarse al talento de la organización, conocerlo bien y analizar también cuáles son las demandas y necesidades, que no son iguales para todos. En definitiva, hay que buscar una organización cada vez más humana y cercana.

En Kimberly-Clark, la salud, el bienestar y el desempeño de los colaboradores son valores fundamentales. En ese marco nace “Vivir Bien”, un programa destinado a mejorar la vida de los colaboradores que hace foco en cuatro pilares: Trabajo, Esparcimiento, Salud Física y Salud Emocional.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest