Conexión emocional con la audiencia

El concepto de escuchar o leer historias está ligado a las emociones o por lo menos a la curiosidad, cualquiera sea el motivo, al empezar una historia las personas queremos escuchar el final, queremos saber qué es lo que ocurre. El storytelling es una de las herramientas en las publicidades para lograr un vínculo de empatía con los consumidores.

Las historias son las herramientas perfectas para conectarse con las emociones de las demás personas, y algunas marcas de gran renombre se han dado cuenta de esto y lo han utilizado a la hora del marketing y la publicidad para lograr una conexión con sus clientes y sus potenciales clientes.

Se dice que cada día nos encontramos con 3.000 anuncios, pero el 99,5 % pasa totalmente desapercibido. Es decir que cada día existen 2.985 publicidades y anuncios que pelean por lograr un impacto en la audiencia y no lo logran. ¿Qué tiene que hacer un anuncio para pertenecer a esas 15 que logran permanecer en nuestras memorias?

Se dice que para lograr un verdadero impacto y hacer que una audiencia pare lo que está haciendo y preste atención es contarles o mostrarles algo que les interese, que se sientan identificados, que les haga decir “¡si, eso es a lo que me refería!”.

El storytelling en el Marketing

“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir.”

Este concepto, básicamente significa contar historias, una técnica muy utilizada en el Marketing tradicional, pero ahora que la comunicación con el público también llegó a otra dimensión (la online), el marketing tiene la oportunidad de acercarse a sus clientes casi personalmente apelando al lado emocional de las personas y generando así la relación de confianza y fidelidad que las marcas tanto desean.

“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir”, esta frase de Maya Angelou describe perfectamente la importancia de las emociones. Una historia te puede hacer sentir felicidad, amor, tristeza, coraje, cualquier emoción que el escritor o relator desee transmitir, es por eso que las historias son el arma secreta para crear el lazo de familiaridad y empatía entre la audiencia y una marca. Las personas siempre están dispuestas a escuchar o leer una historia por lo menos a modo entretenimiento, y con las nuevas tecnologías y las redes sociales esto se potencia, porque cuando el ser humano se siente identificado con algo quiere compartirlo y difundirlo. En este sentido apuntar a las redes sociales puede ser una buena estrategia para multiplicar el efecto del storytelling.

Consejos para conectarse emocionalmente con la audiencia

Los narradores tienen la capacidad de tomar una idea y entretejerla con imágenes y situaciones familiares, emociones intensas, expectativas y sorpresas para entregar una experiencia autentica y completamente humana que quede en la memoria. Para lograr esto se necesitan ciertos puntos clave:

1.       Conocer a su audiencia: saber a quiénes se dirigen y comprender a esa audiencia para poder entender que buscan, que piensan y que les atrae para captar su atención y lograr que sigan el hilo de la narración.

2.       Construir la historia alrededor de una idea central: tener en claro cuál es el mensaje que se busca transmitir o alrededor de qué deben girar todos los eventos de la historia. Una buena idea es anotarla en una o dos oraciones y asegurarse de que todos los detalles la apoyen.

3.       Involucrar emocionalmente a la audiencia: esto se logra mezclando el primer punto con el segundo. Al conocer a la audiencia y tener una idea central se debe lograr que esta audiencia se sienta identificada con la marca, es decir, que sienta empatía con la historia que se desea contar.

4.       Planear detalladamente la estructura de la historia: es importante que cada momento esté cuidadosamente planeado, ya que si en el inicio no captan la atención de la audiencia, no les generará ningún tipo de curiosidad. También, es importante crear algún tipo de suspenso o expectativa que conduzca al público a un momento de máxima tensión y terminar con un cierre inolvidable y bien desarrollado.

5.       Por último, tener un estilo único: en este aspecto es importante considerar cual es la personalidad que la marca desea transmitir a su audiencia, cual es el target al que desean apuntar. Los narradores de historia podrán hablar sobre temas universales, pero cada uno lo hace a su propia manera.

Ejemplos de publicidades locales

Sin dudar, en Paraguay se han realizado varias publicidades que alcanzaron que sus consumidores se identifiquen con las marcas. Existen numerosos ejemplos, como la publicidad de Yerba Mate Campesino “Nuestra forma de hacer las cosas”, quien hilaba una historia sobre las cosas que identifican al paraguayo y los hacen diferentes. El spot entrelazaba tradiciones y vivencias de los paraguayos y posicionando la marca en cada una de ellas, exaltando el orgullo de ser paraguayos.

En el 2016 la marca Pulp realizó una publicidad sobre la aceptación de un novio a la familia de la novia con la frase: “En el amor se pasan pruebas”. Realizaron una pequeña historia con la que jóvenes podrían identificarse en su vida cotidiana, logrando así una conexión con la audiencia e incluso sacarles una sonrisa.

Otro buen ejemplo de publicidades que cuentan historias y logran conectarse con la audiencia fue el spot “Los perros” de Pilsen. Esta publicidad va contando una supuesta historia jocosa de cómo se inició la habitual salida con los amigos a compartir una cerveza. De esta manera creativa, alcanza a su público e impone a su marca al relacionarla con la ocasión de salir a disfrutar de una velada amistosa.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest