Impulso al reciclaje

La resolución N° 353 del Ministerio de Industria y Comercio ha establecido cambios en la regulación de bolsas plásticas en comercios del país con distintos requisitos que los mismos deben cumplir. De igual forma, se insta a la ciudadanía a contribuir con el cuidado al medio ambiente con el uso de bolsas reutilizables.

La Ley 5414/2015 fue firmada el 20 de junio del año pasado por el presidente Horacio Cartes en el Decreto 5.537 y luego aprobada en el Congreso tras una iniciática del senador Arnoldo Wiens. Esta ley “De promoción de la disminución del uso de plástico polietileno” fue reglamentada el 27 de marzo de 2017, a través del Decreto N° 5.537 en la resolución N°353 del Ministerio de Industria y Comercio, donde se establece el régimen de licencia previa de importación de bolsas de plástico y bolsas biodegradables.

En esta nueva resolución se reconocen las ventajas comparativas del material polietileno con otros materiales alternativos, pero así mismo que proviene de fuentes no renovables (derivado del petróleo) y no es biodegradable. Por lo que se ha considerado el uso racional de las bolsas de polietileno de mayor espesor para ser reutilizables y la coexistencia con otras bolsas elaboradas con materiales biodegradables (papel, plástico biodegradable, etc.).

Ante las consideraciones expuestas, el plan de reemplazo de bolsas de un solo uso se iniciará sustituyendo las mismas por bolsas de polietileno con alto contenido de reciclado certificadas y bolsas biodegradables certificadas.

Los comercios deberán cobrar por las bolsas de polietileno a partir de la cuarta unidad.

Para poder lograr el objetivo de contribuir al cuidado del ambiente y cumplir la Ley N° 5.414/2015 con sus reglamentaciones, será necesario el esfuerzo por parte de los consumidores, industriales, comercios, instituciones públicas y privadas y de los municipios, que deben mejorar el sistema de gestión de residuos, impulsando la recolección diferenciada de residuos (orgánicos e inorgánicos).

Será necesario el esfuerzo por parte de los consumidores, industriales, comercios, instituciones públicas y privadas y de los municipios.

Asimismo, el artículo 3° estableció que a partir del 1 de abril del corriente año, los supermercados, autoservicios, almacenes y comercios en general, cobren por la entrega de bolsas de polietileno de un solo uso en cada caja registradora a partir de la cuarta unidad, de esta manera solo 3 unidades serán ofrecidas gratuitamente.

El artículo 3° continúa mencionando el precio mínimo de cada bolsa por tamaño siendo el costo de la bolsa pequeña (largo x ancho menor a 1000 cm2) de Gs. 100, la bolsa mediana (largo x ancho mínimo de 1000cm2 a 1500 cm2) Gs. 150, la bolsa grande (largo x ancho mínimo de 1500 cm2 a 2000 cm2) Gs. 200 y la bolsa extra grande (largo x ancho mínimo de más de 2000 cm2).

Incentivar el reciclaje y la reutilización

Dicha Ley, también establece en el artículo 5°, que las zonas destinadas al cobro de mercaderías (cada caja registradora), deberán exhibir informaciones en carteles (con dimensiones mínimas 21 cm. de ancho y 15 cm de alto), pantalla digital, etc. Que diga como mínimo la leyenda “cuidemos el ambiente: reduce-reutiliza-recicla las bolsas plásticas. En ocasión de tus compras llevá contigo tu bolsa reutilizable”.

También, alientan la disposición de recipientes para la recolección de las bolsas no biodegradables que no puedan ser reutilizadas por los consumidores para su reciclaje, estableciendo contacto con las industrias dedicadas a este rubro para acordar el retiro periódico para su reciclaje.

El artículo 6°, insta a las instituciones públicas y privadas a fomentar a la población mediante sus páginas web, folletería, charlas, medios de comunicación, etc., a que en ocasión de sus compras, acudan a los comercios con sus propias bolsas reutilizables. De igual forma la Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario podrá suscribir acuerdos o convenios con las distintas asociaciones, cámaras, gremio y comercio en general para el desarrollo de campañas de concienciación ciudadana sobre el cumplimiento de la normativa de referencia.

La Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario podrá suscribir acuerdos o convenios con las distintas asociaciones, cámaras, gremio y comercio en general para el desarrollo de campañas de concienciación ciudadana sobre el cumplimiento de la normativa de referencia.

Bolsas reutilizables

Varios comercios se mostraron abiertos a la nueva reglamentación y ya pusieron en venta alternativas para que los ciudadanos accedan a bolsas de distintos materiales reciclables como, tela, algodón o polietileno degradable. De igual manera se han acoplado varias marcas a la creación de bolsos especiales para su utilización como alternativa, como es el caso de “muã.

Varios comercios se mostraron abiertos a la nueva reglamentación y ya pusieron en venta alternativas para que los ciudadanos accedan a bolsas de distintos materiales reciclables

“muã” no solo apoya el cuidado del medio ambiente con sus bolsos, sino que también apoya a la Reinserción Social, ya que sus bolsas de tela son totalmente confeccionadas y serigrafiadas en el Correccional de Mujeres “Casa del Buen Pastor”. Sus bolsos pueden ser encontrados en el S6 Mundi Mark, S6 La Galería y en el Hiperseis.

“muã” es la primera marca penitenciaria del Paraguay y del Mercosur y, la segunda en América Latina. Los productos ofrecidos son elaborados por Personas Privadas de Libertad de cuatro penitenciarías nacionales del país: Penal Nacional Tacumbú, Correcional de Mujeres Casa del Buen Pastor, Penal Industrial La Esperanza y Penal de Emboscada. La marca es propiedad del Ministerio de Justicia del Paraguay y la comercialización, administración y distribución de la misma está a cargo de la Fundación Princesa Diana de Wurttemberg.

Según comenta Alexandra Tauber, encargada de Marketing y Ventas de muã, “más que una marca es una estrategia de reinserción social real, con la capacitación y el trabajo como ejes transversales. Donde las personas privadas de libertad pueden, resocializar, usar su tiempo productivamente, aprender nuevos saberes y ponerlos en práctica para la elaboración de productos de primera calidad, mientras se encuentran cumpliendo su sentencia. Además, el éxito de estos procesos de reinserción es gravitante a la hora de evitar que reincidan en el delito”.

“muã” cuenta con dos tipos de bolsas, una realizada en canvas 100 % algodón de Pilar y la segunda opción elaborada en denim 100 %. Las bolsas están confeccionadas dentro de los talleres del correccional de mujeres “Casa del Buen Pastor”.  El desarrollo de los diseños y la serigrafía también se realizan en el correccional de mujeres y de forma manual.

“Sabemos que nuestras bolsas tienen un costo más elevado que las importadas de China, puesto que no podemos competir contra eso.  Y justamente pensando en esos detalles es que nos volcamos a trabajar los conceptos de resistencia, diseño y calidad para que las mismas no sean utilizadas exclusivamente para los supermercados, sino como una opción para el gimnasio, la piscina, etc. La compra de estos bolsos ayuda enormemente, ya que permite a las internas que participan de la realización además de aprender un saber, recibir una contraparte en dinero, ya que las ayuda a ellas con sus gastos y también aporta a la sostenibilidad de su grupo familiar. Podemos decir con absoluta certeza que cuando cualquier persona compra un producto muã, está colaborando directamente con la reinserción social de los privados de libertad. Por eso el slogan: muã Encende Esperanza”, expresa Tauber.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest