Prevenir la violencia contra la mujer desde temprana edad

Promed, como parte del programa “Sello Empresa Segura”, suma su apoyo a las mujeres con distintas actividades que ayudan a concientizar a las personas, ya sean niños o adultos. Raquel Zayas, representante del departamento de marketing, conversa con Empresarias CAP sobre la colaboración de Promed para que este tema sea tomado más en cuenta.

Ante la alta cifra de víctimas del sexo femenino que sufren de violencia y discriminación, el Ministerio de la Mujer lleva desde el 2015 el programa de “Sello Empresa Segura”, donde empresas y compañías pueden ser parte de la innovadora iniciativa que tiene por objetivo acoplar al sector empresarial como principal aliado contra esta problemática. El programa invita a que las empresas puedan colaborar desde el ámbito laboral, hasta en la comunidad.

Promed, es una de las empresas que se ha involucrado con el tema, elaborando diferentes actividades para fomentar la concientización sobre la violencia y discriminación de género, con charlas a sus colaboradores, e incluso, fue más allá al realizar charlas en escuelas para que niños, adolescentes y jóvenes puedan tener conocimientos sobre la importancia de este tópico.

¿Cómo se involucra el tema de la violencia de género en las empresas?

Con la aplicación de políticas internas de RSE (Responsabilidad Social Empresarial) implica respetar primeramente la integridad y los derechos del personal, y además, proporcionarles ambiente de trabajo saludable para su desarrollo personal y profesional. Es decir no solo debe cumplir con los beneficios legales que le corresponden a sus colaboradores/as, sino ir más allá del estricto cumplimiento de las normas legales.

¿Cómo colabora Promed para mejorar la situación de la violencia contra la mujer en el Paraguay?

Actualmente Promed se encuentra inscripto en el programa de reconocimiento “Sello Empresa Segura” y viene realizando actividades como charlas a todos sus colaboradores del Grupo Daglio:  Promed, Sanatorio AMSA, Futuro y Odontos, incluyendo charlas abiertas para con la Parroquia Santa Ana del Bañado Sur, así también en la Escuela Manuel Riquelme con la colaboración de la Fundación Guaraní; todas las actividades mencionadas se realizan con el fin de facilitar información acerca de la violencia contra las mujeres, definiciones, características, como detectar, denunciar y lograr por sobre todo el empoderamiento a sus colaboradores. PROMED como empresa segura orienta a sus colaboradores en situaciones reales de violencia, dando el apoyo psicológico y legal correspondiente.

Invertir en nuestros jóvenes es vital a nivel socio-cultural.

En relación con el Programa de empoderamiento de niños, adolescentes y mujeres, en el que han desarrollado charlas en la Escuela Básica No. 206 Prof. Manuel Riquelme sobre la “Prevención de violencia en el noviazgo”, ¿cuál fue la motivación de Promed al apuntar a ese público determinado?

La idea parte de lo fundamental que es la concienciación desde temprana edad. Son áreas estratégicas, invertir en nuestros jóvenes es vital a nivel socio-cultural, teniendo en cuenta que las raíces de la violencia contra la mujer están en la desigualdad histórica de las relaciones de poder entre el hombre y la mujer y la discriminación generalizada contra la mujer en los sectores tanto público como privado ya que parten de factores como el origen étnico, la clase social, la edad, la orientación sexual, la discapacidad, la nacionalidad y la religión.

Aumentando la conciencia pública y movilización social con campañas estratégicas planes nacionales, regionales, tratados internacionales.

En su propia opinión, ¿qué más hace falta para que la violencia contra la mujer sea un tópico que se tome en cuenta?

A nivel país las leyes se deben actualizar en la prevención, protección y provisión de servicios que den mayor garantía y respaldo a la mujer. Aumentando la conciencia pública y movilización social con campañas estratégicas planes nacionales, regionales, tratados internacionales. Así como también los medios de comunicación tomen un rol importante y relevante.

¿Hay algo más que quiera agregar?

La violencia de género existió siempre. Por suerte hoy la sociedad se abre cada día más a denunciar y a promover acciones educativas y por ende preventivas.

Nunca se finalizará la tarea. Debemos ser cada uno de los ciudadanos, que nos preocupemos en poner cada día con nuestro proceder tolerante un aporte más para combatir este flagelo.

Dicen las asociaciones civiles que hacen estudios internacionales, que los paraguayos somos los más felices en el mundo.  Breguemos porque ese reconocimiento sea por siempre. Agradecemos a la CAP por el seguimiento a estos temas.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest