Educación Innovadora

La Universidad del Pacífico, ha iniciado desde el año 2016, la puesta en marcha del Proyecto de Innovación y Desarrollo Académico. Nos acercamos a la Dra. María Elena Piscoya, Rectora de la Universidad del Pacífico, para conocer a qué está referido el concepto de Innovación UP.

En el contexto de crear una educación innovadora, la Universidad del Pacífico ha considerado como fundamental el fortalecimiento de la gestión por compromisos de desempeño y una estructura coordinada con las estrategias de desarrollo, innovación y calidad. La Dra. María Elena Piscoya responde inquietudes sobre el tema a continuación.

Dra. Maria Elena, ¿por qué eligieron la innovación como eje principal de la orientación académica de la UP?

Estar atento a las necesidades de la sociedad, las tendencias globales y los avances en las TIC, hace que consideres la innovación como una condición obligatoria. Es necesario generar cambios transformadores, con nuevas propuestas y una gestión por resultados, que nos permita transitar de un modelo tradicional a un proceso de innovación curricular y académica orientado a una formación por competencias, sustentada en un enfoque constructivista,  conscientes del entorno y nuestro compromiso con las demandas de nuestra sociedad.

Es necesario generar cambios transformadores, con nuevas propuestas y una gestión por resultados.

La innovación académica implica cambios de paradigma, nuevos hábitos y un esfuerzo titánico para alcanzar los desafíos propuestos y, estamos empecinados en su logro. Hemos iniciado el proceso de innovación desde el 2015, poniendo el centro en la formación integral, que se enfoca en una sólida formación disciplinar, científica, ética y social, que articula e integra las dimensiones actitudinales y comunicativas, a fin de potenciar el actuar del estudiante y que aprenda a gestionar la complejidad e incertidumbre.

Las innovaciones impulsan y requieren nuevos enfoques y nuevos comportamientos de estudiantes y docentes, para responder con calidad a los tiempos actuales.

Las innovaciones impulsan y requieren nuevos enfoques y nuevos comportamientos de estudiantes y docentes, para responder con calidad a los tiempos actuales.

¿En qué aspectos está referido principalmente el Proyecto de Innovación y desarrollo Académico de la Universidad del Pacífico y qué aportes considera puede hacer a la Educación Profesional en el Paraguay?

La Universidad del Pacífico inició el Proyecto de Innovación en el 2015, considerando 5 ejes básicos a desarrollar en cada carrera y ahora, en el 2017, hemos incorporado 3 ejes adicionales. Ellos son: Desarrollo y Formación Docente, Innovación Curricular en grado, posgrado y formación continua; Gestión del Aprendizaje, Vinculación con el entorno, Fortalecimiento de la Investigación, Gestión por compromiso de desempeño, y por último, Internacionalización.

Los procesos de innovación encaminados, responden a diagnósticos y análisis profundos sobre itinerarios de formación, estrategias pedagógicas y metodológicas, entre otras, en relación a las exigencias externas. Implica formar a los estudiantes y docentes en el cambio.

La Universidad asume el desafío de impulsar un programa sostenido para el desarrollo profesional de los docentes, como parte que sustenta el proceso de innovación. Así también implica el compromiso del estudiante en su proceso formativo como parte involucrada, preocupado en recibir una educación de calidad, demostrando voluntad de aprender y el compromiso con su proceso formativo, porque no hay formación real sin apropiación.

Dra. Piscoya, ¿cuáles cree usted que son las competencias que deben incorporar los profesionales paraguayos con miras a sumarse a un mercado cada vez más globalizado y competitivo? Y en este marco, ¿a qué denominan “educación integral”?

Por muchos años se ha sostenido la idea de que la universidad es sólo responsable de desarrollar el área del conocimiento. Que todo lo relacionado a la actitud, conducta y valores es responsabilidad de los padres. Se ha producido una brecha entre lo que requiere el mundo laboral y lo que la Educación Superior ha considerado. Las universidades debemos transitar por un nuevo paradigma, que si bien varios autores lo tratan desde hace mucho, su consideración en el currículum como competencias genéricas, transversales a desarrollar, todavía no se hace evidente. Si tomamos como ejemplo los avisos que leemos en los diarios buscando personal, nos daremos cuenta que lo solicitado está enfocado en competencias genéricas.  Por lo tanto, en este tiempo no basta contar con competencias específicas. Más aún, cuando se pierden oportunidades de trabajo por no tener desarrolladas las competencias genéricas. Estamos hablando de poseer un desenvolvimiento y habilidades como ser las de comunicación, trabajo en equipo, etc. que pueden marcar la diferencia en el éxito de la carrera profesional.

En la coyuntura actual de la Educación Superior en nuestro país, ¿cuál considera usted es el compromiso de las Universidades y de las instituciones reguladoras para garantizar los estándares de calidad que forjen a los nuevos profesionales?

Considero que las universidades debemos  asumir un compromiso mayor en el desarrollo de las competencias genéricas, además de las específicas, que permita una formación acorde a las exigencias del ámbito laboral nacional y las tendencias internacionales.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest