Empresarias CAP, entrevista a Alice Sánchez, miembro del directorio de Data Lab

¿Cuál es el rol que desempeña en la empresa que trabaja?

Soy miembro del Directorio de Data Lab y uno de los cuatro accionistas de la compañía. A nivel de gestión en nuestra firma me aboco al liderazgo y supervisión de las áreas legales, de gestión de talentos (RRHH) y de auditoría interna (O&M). Principalmente hago un acompañamiento a todos aquellos aspectos o cuestiones complementarios de la gestión comercial y administrativa de la empresa, atendiendo siempre de potenciar nuestras fortalezas y disminuir los índices de riesgo a fin de continuar siendo una empresa sólida y rentable que contribuya proactivamente al crecimiento de nuestro país. La premisa de mi gestión es la inspirar a cada miembro de nuestro equipo de trabajo al deseo y determinación de ser agentes de cambio, tanto dentro de nuestra compañía como en todas las áreas de acción de cada uno, de tal modo a que en forma personal busquen el éxito y la plenitud integral sin miedo a los obstáculos que por el camino se puedan presentar, confiando en sus capacidades y habilidades.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta como mujer en su día a día?

El mayor desafío a nivel personal siempre es lograr sembrar una actitud positiva en el entorno en el que me desenvuelvo, principalmente buscando crear una cultura o hábito que se enfoque en la generación de soluciones y no en la preocupación por los problemas o dificultades que se presentan en el diario vivir, tanto en ámbitos laborales, sociales como familiares. El poder dejar una huella positiva en cada persona a la que tengo la oportunidad de conocer es algo que me inspira en todo lo que hago; sumar y no restar en los demás.

Como busco rodearme siempre de buenos profesionales y personas que colaboren con mis proyectos, metas o actividades, los desafíos para mí se convierten en brillantes oportunidades de superación y crecimiento. No trabajo sola, y me enorgullece el poder compartir con mis colaboradores, amistades y familia el éxito de todo emprendimiento iniciado.

¿Cuál es la visión o el deseo que tiene para las mujeres emprendedoras?

Que la excelencia profesional que deseen alcanzar no sustituya ni postergue el desarrollo de sus áreas personales y familiares. La mujer tiene la habilidad de ser multifacética, y de sobresalir en todas las áreas en las que decida desenvolverse, esto sin necesidad de tener que demostrar que pueden estar “a la altura” de un profesional masculino y mucho menos, sin llegar a sacrificar la atención de sus áreas personales (físicas, emocionales, familiares). Creo que las mujeres que emprenden cualquier actividad en un ámbito profesional hoy en día son sumamente valientes dado que el nivel de exigencia en el mercado laboral es muy alto en la actualidad y el hecho de ya tener el interés y determinación de crecer  también en este ámbito las hace hacedoras de un futuro prometedor dado que explotan o potencian cualidades que de otra manera no aprovecharían o ni siquiera detectarían que las poseen, contribuyendo de esta forma a un cambio efectivo en el crecimiento de su entorno y por qué no, del país, pues son capaces de atender aspectos que mayormente no son divisados por los hombres a nivel político, económico, social, educacional, entre otros.

¿Hay algo que quiera agregar?

Es importante que las mujeres reconozcan y acepten su valía como mujeres y lo que desde su rol y posición pueden aportar de forma relevante en todas las áreas en las que decidan desenvolverse. Deben buscar defender los derechos generales de no discriminación y el establecimiento de oportunidades disponibles para aquellos, sean hombres o mujeres, más idóneos para aprovecharlas.  El entablar una batalla que solo busque sacar o robar espacios a los hombres, es una acción sin sentido; tanto hombres como mujeres generan sus respectivos aportes a la humanidad o la sociedad desde una posición laboral, personal, familiar o social. Las mujeres cumplen un rol que ningún hombre puede asumir tanto en la sociedad, como en la familia, por ello es importante trabajar o accionar complementándose unos a otros y lograr unidad en vez de división, progreso en vez estancamiento, potencialización en vez de restricción de resultados. Por lo demás espero que cada mujer logre y tenga como meta inspirar y ayudar a que otras mujeres puedan también crecer en el ámbito laboral o profesional, valorarse a nivel personal y constituirse con solidez en el ámbito familiar y social.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest