Dra. Estela González de Rojas, Directora General de Posgrados en la Universidad Columbia.

¿Cuál es el rol que desempeña en la empresa que trabaja?

Como Directora General de Posgrado de la Universidad Columbia del Paraguay, tengo a  mi cargo toda la responsabilidad que conlleva la dirección de la sede, desde la planificación estratégica general, la organización de cada uno de los diferentes programas que se desarrollan, y sobre todo, ser el  enlace entre  con otras instituciones,  organizaciones y  empresas con los que se haya establecido convenios y/o generado programas en conjuntos.

Además, estoy casada con Juan Carlos y soy madre de tres jóvenes: Jessica, Pamela y Melissa.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta como mujer en su día a día?

Trabajar en base al concepto de felicidad ha sido uno de los grandes desafíos desde hace bastante tiempo y que a hoy puedo decir, que es  uno de los mayores logros en mi gestión como responsable de un equipo que ha entendido que es la manera de trabajar y lograr los objetivos. Me gusta que el equipo este motivado y que busque la excelencia en todo lo que emprenda.

Está más que probado que un trabajador motivado es más productivo, la organización funciona mejor y, por tanto, hay más posibilidades de conseguir los objetivos trazados.

Es muy importante, que el equipo se sienta parte integrante de todo el proceso, con lo cual se logra que estén más comprometidos y  sepan que cada logro es el resultado de un trabajo como grupo. Los objetivos alcanzados son gracias al trabajo de cada integrante del equipo.

Por tanto, el desafío constante que se presenta  es la de estimular el crecimiento de la sede de Posgrados mediante la internacionalización  y la apertura de diversos programas que permitan su sustentabilidad, como así  las posibilidades de alianzas con otras instituciones lo que han permitido que Posgrado Columbia hoy pueda contar con programas llevados en conjunto con las mejores universidades de Europa y de América.

En cuanto a mi  familia, mi desafío  es tratar de estar  presente en las actividades de mis hijas. Siempre acompañando a las tres en sus labores, orientándoles en cuestiones profesionales y siguiendo  muy de cerca sus logros académicos. Lo importante es que sepan que Mamá está ahí todo el tiempo. La familia es primordial, por tanto debe haber un equilibrio perfecto en el tiempo en que le dedicamos a ella.

¿Cuál es la visión o el deseo que tiene para las mujeres emprendedoras?

Ser el motor de cambio en nuestras organizaciones es un reto enorme que tenemos las mujeres que estamos al frente de una organización y esto lo podemos lograr con una fuerte dosis de innovación,  visión de futuro y elevada calidad en la prestación del servicio.

Sabemos que en la actualidad las empresas tienen el reto de sobrevivir en un mercado altamente competitivo y globalizado, donde solo el desarrollo de competencias sostenibles puede permitir que ello ocurra.

Es en esta transición que existe la necesidad de crear sistemas de información de mercado, para la toma de decisiones estratégicas en los negocios, con un enfoque hacia la calidad, el servicio al cliente y con la visión exigida para conducir exitosamente organizaciones en los mercados emergentes y altamente competitivos, por tanto, como mujeres emprendedoras debemos responder a estos desafíos y oportunidades con prácticas, experiencias y conocimientos actualizados, no quedarnos en el pasado,  sino más bien desde nuestro rol, establecer retos importantes  para la toma de decisiones  que se traducen en   tener una proyección  más global, más dinámico y más demandante.

¿Hay algo que quiera agregar?  

Es importante que logremos generar confianza con nuestro equipo de trabajo,  pues si deseamos  cambiar los resultados que comúnmente alcanzamos debemos crear un clima de trabajo basado en el concepto de la felicidad. Que cada integrante del equipo sea un propulsor del cambio de paradigma tan necesario en nuestra labor diaria.

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Pin It on Pinterest