Comunicado a la opinión pública

La presente constituye la posición institucional de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) con relación situaciones de amplio conocimiento y difusión pública.
LA NECESIDAD DE UN EJERCICIO RESPONSABLE DE LA REPRESENTACIÓN CIUDADANA
El ejercicio de la representación política de la ciudadanía conlleva necesariamente una gran responsabilidad, porque cuando un ciudadano elige y contrata electoralmente a otro para que lo represente, dentro del estado de derecho que debe regir en la república, quien ha sido electo tiene la obligación moral, constitucional y legal de honrar esta representación.
No se puede deshonrar o pervertir la confianza ciudadana otorgada por medio del sufragio, utilizando el cargo para asuntos o intereses particulares, que en definitiva terminan por perjudicar o dañar a quien otorgó la representación!
Un accionar en ese sentido hace que en el mismo momento que ello ocurra, se pierda la calidad de representante ciudadano por haber faltado al compromiso moral, cívico y legal asumido para lograr tal condición.
El ciudadano, constituyente de un estado, no tiene por qué ceder sus derechos naturales, civiles y políticos a quien no lo represente digna y correctamente, así como también tiene la obligación de elegir, adecuada y responsablemente,
a quien lo va a representar.
Si quien ha sido contratado electoralmente no cumple el mandato que le fuera dado, este debería dar un paso al costado ya que si no los que lo hayan elegido tienen el derecho y la obligación de cambiarlo.
Cuando el ciudadano se vea bien representado y cuando el representante cumpla con su mandante, se logrará un estado de bienestar común, armonioso, con un presente y un futuro previsible y seguro!
Asunción, 04 de agosto de 2018. –
LA CÁMARA DE ANUNCIANTES DEL PARAGUAY (CAP)

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest