Inyección extranjera, crecimiento nacional: Entrevista al analista financiero Stan Canova

Los números del Ministerio de Industria y Comercio han sido claros acerca de que en los últimos años la inversión de capital extranjero en nuestro país ha crecido sustancialmente. Numerosas firmas de diversos rubros han decidido plantar bandera en Paraguay en esta década y es importante entender este fenómeno para conocer sus beneficios para nuestro país.

Según el MIC, unos US$ 166.414.562 se destacan como inversión proyectada comprendida entre 24 empresas del sector maquila, que decidieron iniciar sus operaciones en Paraguay en el 2017. Esto a su vez generó unos 2500 puestos de trabajo nuevos, siendo algo muy positivo para la mano de obra local.

En lo que respecta al 2018, en el primer trimestre unas cuatro nuevas firmas decidieron darle una oportunidad a nuestro país con su dinero, empleando a 383 personas y generando una inversión proyectada de US$ 16.351.558.

El señor Stan Canova se desempeña como Asesor Financiero para Inversiones así como también como consultor y coach. Recurrimos a él para entender mejor esta situación, vista normalmente como favorable para el Paraguay, y tratar de dilucidar todas las aristas que la componen y que deben ser tenidas en cuenta.

¿Cuáles rubros han sido los más beneficiados con la inversión de capital extranjero?

Principalmente los agronegocios, la industria, las telecomunicaciones y el Real Estate fueron los sectores en donde se vio una mayor inyección de capital extranjero. Los datos del BCP sobre IED lastimosamente no están actualizados al año 2017, pero en el 2016 vemos que hubo un dominio de estos rubros.

¿A qué cree que se ha debido esta situación favorable para la inversión extranjera?

La mayor visibilidad que hemos tenido como país a nivel no solo regional sino mundial. Estar en The Economist, Forbes, no es para nada algo menor. A eso le sumamos los innumerables “roadshows” que tanto el sector público como el privado han realizado, lo que permitió un primer acercamiento a posibles inversores, socios comerciales y también financiadores.

Esto fue en sí un inicio para que se puedan realizar operaciones entre connacionales y actores internacionales a corto y mediano plazo. Algo que me llamó gratamente la atención fue tenerle al Presidente del BCP reunido con el #1 de la FED de EEUU, que es como “el” banco central del mundo. Hemos terminado con la era del aislamiento enhorabuena.

¿Qué papel ha jugado el gobierno saliente en este panorama?

Un papel muy importante, ningún otro gobierno ha tenido ese enfoque de hacer conocer al país, y no fue un mero marketing sino una política de Estado con énfasis en la realización de alianzas, ganar haciendo que cada dólar invertido en esos “roadshows” tenga un retorno importante para los actores públicos y privados.

Resaltaron en este menester de posicionamiento el Ministerio de Industria, el Banco Central y el Ministerio de Hacienda. Mis congratulaciones para ellos.

¿Qué es lo que le faltó a Paraguay para aprovechar mejorar este buen ambiente de inversiones?

Trabajar más el factor político que lastimosamente se tiene muy en cuenta cuando hablamos de inversiones extranjeras. Lo sucedido el 31M por ejemplo fue un evento que referentes mundiales de las finanzas lamentablemente atestiguaron en vivo y tuvo repercusión internacional.

Se debe separar lo político de lo económico-financiero y nuestras autoridades deben estar consiente de que todo lo que sucede hoy en Paraguay tiene su eco.

En la figura de la APP, ¿cuáles han sido los puntos en los cuales se han cometido errores?

Lastimosamente no se está explotando su potencial y a la fecha no tenemos una APP que sea de referencia, porque las que pudieron serlo han entrado en errores de forma y por ende tuvieron que ser suspendidas.

La ley estuvo centralizada en la Secretaría de Planificación y el MOPC como principales entes para la promoción, pero creo que el gobierno que viene puede tomar las experiencias de este y realmente catapultar la figura. Algo no menos importante es que los medios deben dejar de comunicar que la APP es una venta de bienes del Estado cuando es todo lo contrario; es una simple asociación donde vía fideicomiso se transfieren bienes a un Patrimonio Autónomo donde un fiduciario es el responsable de esa gestión de bienes, vehiculizada por una S.A. de objeto único donde el Estado y el partner privado son accionistas.

¿Qué es lo que el gobierno entrante debería seguir haciendo con respecto al anterior, y qué debería evitar para mantener y mejorar el buen nivel de inversión?

Seguir con la política de invertir en “roadshows” o eventos en los principales mercados mundiales como EE.UU., Europa y Asia. No solo el MIC, el BCP y Hacienda deben abogar por esto, sino también la Cancillería y los cientos de embajadas y consulados paraguayos situados en las distintas latitudes del globo.

Invertir en publicaciones en The Economist, Forbes y Times será capital bien utilizado por lo menos en este periodo de “descubrimiento” del Paraguay.

Se deben dinamizar los trámites burocráticos para que cualquier grupo inversor y sus asesores tengan más celeridad a la hora de ingresar al país. Hay que entender que los que traen su dinero están acostumbrados a otro ritmo y tiempo a la hora de realizar emprendimientos (esto incluye aduanas).

En obras públicas se deben priorizar los trabajos de construcción y mejoramiento de las rutas, así como los concernientes a infraestructura electrointensiva, como elementos básicos para la recepción de inversión.

El tiempo es un recurso no renovable y representa un costo de oportunidad altísimo, por ello el Estado debe tener una política clara de debida diligencia para quienes deseen acercarse con un proyecto para el sector público o privado. El uso del World Check, que es una especie de “informconf” a gran escala, debe ser prioritario.

¿Cuál es el futuro de Paraguay si este buen nivel de inversión continúa a largo plazo?

Mejorar el desarrollo y la calidad de vida de los ciudadanos. Ningún país se hace solo y todos los países necesitan su buena dosis de inversión extranjera. Ahora las empresas paraguayas también deben estar listas para la M&A (Fusiones y Adquisiciones), que son fusiones con contrapartes internacionales para poder expandir una operación limitada a tierra guaraní a toda una región o mercado “virgen”.

Con esto además se podrá asimilar un conocimiento experto de quienes traen de seguro las mejores prácticas de sus mercados de origen. No debe asustar tener un porcentaje de acciones de una empresa en poder de asociados internacionales.

Entrevista publicada en la edicion 73 de la revista CAP

 

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest