El blockchain y su futuro impacto

La cadena de bloques o blockchain, la tecnología subyacente responsable de la habilitación de las criptomonedas de internet o bitcoins, tendrá un tremendo impacto en las transacciones del futuro, afectando muchísimo a sectores importantes de la industria.

Las blockchains se constituyen en bases de datos abiertas y distribuidas de transacciones, tanto que se podría considerar como un libro contable digital imposible de descifrar, que además puede ayudarnos a volver toda acción nuestra en total y absolutamente segura, eficiente y rápida.

Existen importantes actores de la economía que se verán sumamente afectados por esta herramienta en el futuro. Uno de los primeros, es el rubro de la energía, que a través de esta tecnología podría llegar a instalar sistemas que reemplacen a los antiguos por nuevos en los cuales se utilicen ejecuciones automáticas, eficientes, verdes y asequibles, lo que los volverá capaces de resistir huracanes y otros desastres naturales producto del cambio climático.

Sobre este punto, ya existen varios expertos en Brooklyn, Nueva York, experimentando con redes inteligentes habilitadas con cadena de bloques que permiten que cualquier persona con un panel solar pueda comprar y vender energía. Esta a su vez será ejecutada mediante “contratos inteligentes” automatizados con datos sacados de los medidores hogareños.

El sector inmobiliario será otro que será muy influenciado por las blockchains. Teniendo en cuenta que comprar una casa es un trámite bastante largo, las cadenas de bloques ayudarán muchísimo, ya que ofrecerán la opción de hacer todo en línea, de manera segura y en una sola operación. El título y la escritura podrán ser transferidas de manera fácil y los compradores enviarán dinero usando las criptomonedas.

Uno de los sectores más importantes para los seres humanos, el de la salud, también pasará a verse muy influenciado por las aplicaciones de las blockchains. Esta tecnología podría generar una base de datos en la cual esté toda nuestra historia médica, pudiendo ser trasladada sin problema de doctor a doctor. Considerando que la mayoría de las personas cambian de doctor durante sus vidas, este sistema de almacenamiento podría ayudar muchísimo.

Esta tecnología podría incluso salvar vidas, ya que a través de ella los cirujanos podrán acceder a todas las enfermedades eventuales que pudimos haber tenido, lo que les ayudará a decidir sobre si hacer o no un procedimiento en el caso de que el paciente esté incapacitado para comunicarse y explicar su situación en el pasado.

Las blockchains podrían ser una piedra angular en la creación de las llamadas “ciudades inteligentes” del futuro. Las señales de tráfico, semáforos, automóviles y otros vehículos podrían tener sensores que recolectarán datos para enviarlos a un sistema que redirigirá buses, tranvías, móviles de emergencia con el objetivo de encontrar las rutas más rápidas.

Debido sobre todo a la expansión de los cursos online masivos, se ha vuelto mucho más necesario hoy en día un sistema para verificar los registros de los graduados, y las cadenas de bloques pueden ayudar en esto. Principalmente, estas pueden servir como un notario, impidiendo que ocurran falsificaciones de diplomas con el objetivo de engañar a los empleadores.

Estos certificados podrán ser almacenados de manera segura y podrán enviarse a otras instituciones y empresas. La reputación de las organizaciones educativas no tradicionales se vería sumamente beneficiada por esto, y los gerentes tendrán la seguridad de que se encuentran contratando a la persona adecuada.

Blockchains y transparencia

Problemas globales de corrupción y mala administración pueden ser solucionados en gran medida gracias al sistema de la cadena de bloques, sobre todo porque pone a disposición un montón de información y da poder a una comunidad amplia de personas y no solo a un grupo pequeño.

Al abrir el abanico para que cualquier persona pueda convertirse en un auditor de, por ejemplo, la procedencia de recursos o el destino de los mismos, la transparencia se verá sumamente beneficiada, y todos los que se sientan interesados en investigar las cuentas tendrán una herramienta para hacer de centinelas de una administración.

El sistema de blockchains es totalmente público, global, de confianza y aceptado por y para todo el mundo. Es imposible que sea atacado o dañado con alguna cuestión de escalabilidad o mantenimiento y los procesos terminan siendo mucho más rápidos, baratos y generan menos errores que los que normalmente se presentan.

Todos los actores del sistema están en confianza en esta cadena de bloques y pueden colaborar entre sí sin necesidad de ningún tipo de intermediario. Tanto la transparencia gubernamental como financiera se verán beneficiadas con este proceso.

 

 

 

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest