Hospedaje en tierra guaraní

Las historias y creencias de la cultura guaraní dieron paso a la creación del Hotel La Misión. Se trata de una empresa familiar fundada por Branko y Maria José Vuckovich en el año 2006, y la cual abrió sus puertas en Abril del 2008.

“El servicio es nuestra vocación, esto es lo que nos hace únicos. Somos diferentes, somos una experiencia Guaraní.”

Con un mercado exigente y sediento de nuevas aventuras, el Hotel La Misión construye su historia basada en la rica cultura guaraní, respaldándose en las costumbres y creencias como una experiencia única. El local fue fundado por una familia argentina con alguna descendencia paraguaya.

“Enamorados de Paraguay”, según expresiones de los dueños del hotel, a pesar de no ser paraguayos sienten a fondo la cultura local, por tal motivo decidieron establecerse aquí y representar el encanto de esta tierra en sus paredes.

Desafíos que enfrenta

El Hotel La Misión ofrece sus servicios tanto a hombres como a mujeres de negocios que viajan constantemente por cuestiones laborales, los mismos tienen la oportunidad de hospedarse en el hotel y sentir que están en Paraguay, siendo la esencia de La Misión transmitir la cultura guaraní a través de sus paredes.

Asimismo, el hotel apunta al mercado turístico que constantemente está en busca de nuevas aventuras y desea escapar de la rutina. La idea es que, cuando uno viaja, sea por ocio o negocio, llegue a destino, deseamos que ese destino sea Paraguay, sea el Hotel La Misión.

Volver tangible lo intangible

El concepto del negocio tiene su esencia en la propia denominación, por lo que marca un objetivo en sus actividades diarias: Mostrar al mundo un poco de Paraguay. conquistar a los turistas con aires locales, volver tangible lo intangible.

En cuanto a las características físicas, el Hotel La Misión, ofrece un diseño boutique como un concepto que nace en Europa, que cuenta con pocas pero lujosas habitaciones, y un servicio personalizado.

Diseños que plasman la esencia guaraní

El hotel cuenta con revestimientos en piedra, tallas en madera, frescos pintados y ladrillos artesanalmente quemados, estos diseños ambientan el lugar y permiten visualizar el arte de la cultura local.

Para romper con estilos cliché, el local ha invertido en espacios de ocio con estilos diferenciados. Las habitaciones poseen tonos cálidos, los recibidores adquieren formas octógonas en vez de pasillos, mientras las telas blancas que revisten los cuartos buscan generar sensaciones agradables en el visitante y transformar en experiencias en momentos únicos.

El hotel cuenta con 36 habitaciones dentro de las cuales se encuentran 12 suites de alta gama y lujo, lavandería propia, cocina, restaurante, terraza, piscina, gimnasio, sauna, sala de masajes, servicios de remise, internet, entre otras.

Asimismo, para un servicio diferencial se cuenta con 80 personas, quienes trabajan para 36 habitaciones, asegurando una atención estándar contando con casi 3 agentes de servicio por cada huésped que ingresa al hotel.

 

Año 4 – Artículo 19

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Pin It on Pinterest