¡Mmmmm!… m-commerce

 

No cabe duda de que estamos en el apogeo de los smartphones. Es más, los teléfonos inteligentes con acceso dejaron de ser un artículo de lujo y hoy en día están al alcance de usuarios de todos los estratos sociales. Estos artefactos están modificando el sistema de comercio electrónico. En realidad, el canal móvil de ventas ya no representa el futuro para los proveedores del e-commerce, sino el presente.

Los smartphones facilitan el acceso directo a los consumidores. Los tablets y teléfonos móviles son dispositivos personalizados. Brindan a los patrocinadores un acceso directo a sus usuarios, en cualquier momento y lugar del mundo. De esta forma, el canal móvil está destinado al marketing individualizado, orientado al alcance de resultados, y no a la comunicación comercial que busca ampliar el alcance de la marca.

El m-commerce, es decir, la compra móvil, es una realidad. Los consumidores saben mucho más sobre m-commerce de lo que la mayoría de los anunciantes y proveedores de comercio electrónico creería. A través de prácticas de usuario adaptado, los dueños de los smartphones están forzando a los proveedores de e-commerce y anunciantes a mudarse al m-commerce.

La lucha en tiempo real (real time bidding, RTB) modificará el formato del marketing móvil. Luego de internet, el RTB conquistará también el universo móvil. El inicio de subasta para la totalidad de las impresiones publicitarias individuales es independiente de la ubicación desde la que se acceda a red y, por ende, se adapta al canal móvil como un guante. Mediante el RTB, la definición de resultados se refuerza como nunca en el universo móvil

Enorme potencial

El mercado del e-commerce está siendo estimulado por el pago móvil. Si bien todavía se encuentra en fase inicial en diversas áreas y lejos del uso estándar, el pago simple y directo a través de los smartphones y otros dispositivos prevalecerá en el m-commerce. De esta manera, el vínculo directo entre la publicidad móvil y la compra móvil es factible.

La segmentación móvil deja el camino allanado para el marketing de respuesta directa. La tecnología móvil facilitará una selección precisa y totalmente nueva, que traspasa todas las fronteras de la web estática. La segmentación pro smartphones puede vincularse con los dispositivos, las ubicaciones o la utilización de las aplicaciones y, con ello, dejará vía libre para el marketing de respuesta directa.

Los consumidores siguen albergando grandes reservas acerca de la publicidad de marcas en el móvil. Al convertirse en un factor muy dominante, perjudica la utilización de internet en el móvil y, la mayoría de los casos, no se adapta al escenario real del usuario.

En síntesis, podemos decir que el internet vía teléfonos móviles se ha establecido firmemente por sí mismo como canal de compra entre consumidores de diversas regiones del mundo y goza de un enorme potencial. No obstante, la industria no ha reaccionado en la medida ideal ante estas estrategias de venta en el móvil. El desarrollo de una estrategia de m-commerce estándar para todas las plataformas no es una respuesta adecuada a las especificaciones de los distintos grupos de usuarios móviles. Las organizaciones y empresas de tiendas online deben ser conscientes de este punto si desean aprovechar al máximo el potencial de ingresos de los distintos canales.

119 billones de razones

El crecimiento del comercio online continúa a pasos firmes. En este sector, la utilización de los smartphones se está multiplicando, al punto de que un tercio de los usuarios prefiere hacer sus compras a través de estos dispositivos. Se estima que en el 2015 habrá 2 billones de usuarios de dispositivos móviles, que generarán a través del m-commerce un volumen de ventas de unos 119 billones de dólares.

La mitad de los usuarios de smartphones utilizará estos dispositivos como principal forma de pago en la próxima década. Uno de cada dos norteamericanos manifiesta su interés en las fórmulas de pago vía móvil.El comercio vía teléfonos móviles se vuelve cada vez más accesible. Son varias las empresas que se están adaptando a esta nueva plataforma.

La utilización de los dispositivos de bolsillo se centra en las app móviles. Hasta el 70% del tiempo se invierte en la consulta vía redes sociales. Las empresas deben hacer malabares para ofrecer una experiencia positiva a los usuarios, ya sea aportando contenido atractivo e incentivos para retener a los usuarios o mediante el desarrollo de apps, generando un ambiente propicio en el que el usuario pueda comunicarse directamente con la marca.

 

Año 3 – Num. 17

 

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Pin It on Pinterest