Mitos y Verdades sobre los volantes

Los volantes son la forma mas económica y efectiva de traer clientes a los negocios, es económico porque se hace en media carta, y su proceso de impresión puede ser desde solo un color hasta todos los colores.

La cantidad mínima que se recomienda de los mismos es de mil volantes y la efectividad de los mismos radica en lo que se quiere vender, a quien queremos dirigirnos, el lenguaje e incluso los colores influyen, la forma de llamar la atención y ahí entra la redacción y el diseño Son una herramienta de mercadotecnia utilizada con mucha frecuencia, debido a que da muy buenos resultados y producirlos cuesta muy poco. El éxito que tiene este medio, se logra en gran parte al diseño de los mismos y como logra llamar la atención del público.

Son también utilizados para dar a conocer empresas o productos, y es un medio al que recurren, instituciones, comerciantes y prestadores de servicios, entre otros. La forma en que se realiza, es resaltando algún producto o promoción en especial. Este método consiste en dar a conocer ofertas, rebajas o precios especiales. Generalmente esto es lo que principalmente llamara la atención de nuestros clientes, para después redirigir su atención a otros productos y así lograr un cliente o consumidor fijo. En el caso de las instituciones u otro tipo de organizaciones, es común ver que recurran a los anuncios en volantes, como un tipo de invitación para eventos o fechas especiales.

Posicionar marcas, no es el único objetivo que realiza este tipo de publicad. La promoción en volantes es una táctica de mercadotecnia que arroja resultados asombrosos.

Dos profesionales se encargan de realizarlo el redactor publicitario y el diseñador gráfico, que trabajan con enfoques en mercadotecnia, es decir que sea creativo y que venda, otro aspecto para que de buenos resultados es donde se va a repartir…

Pero, la efectividad de este medio publicitario, no se debe solo a un diseño bien elaborado. Hay que tomar en cuenta que la tarea de distribución es vital para esta herramienta. Lo más importante es repartirlo y hay que dárselos a quienes desde un principio queremos persuadir , así, que se debe definir estratégicamente las áreas y lugares en donde distribuirán, esta labor le concierne al repartidor de volantes, quien debe tener cualidades de amabilidad y dinamismo.

Para crear un volante efectivo es necesario tener en cuenta:

Dar el mensaje de manera atractiva, para que el lector se anime a leer el texto completo. Para lograr esto es recomendable no dar demasiada información. Es bueno acompañar de imágenes, pero también, con mesura. No es recomendable usar demasiados tipos o fuentes de letra diferentes entre si, pero si se puede lograr un efecto interesante cambiando el tamaño de las mismas. No se deben usar solamente letras mayúsculas, a menos que sea en los títulos o subtítulos. Los párrafos deben distribuirse para facilitar su lectura y es bueno que existan suficientes espacios en blanco para dar una sensación de balance. El color del papel puede incrementar el impacto del mensaje, aunque la tinta del texto sea de un solo color.

La efectividad de los volantes como medio informativo de promoción o publicidad dependen de su elaboración y entrega.

Por su contenido, un volante puede ser:

Informativo: Contiene información de interés general. (Avisos usados por ayuntamientos, juntas de vecinos, asociaciones, iglesias, etc.)

Publicitario: Anuncia un producto comercial, un establecimiento o un servicio.

Panfletario: Difama o critica a algo o a alguien.

Recaudatorio: Hace una petición a quien lo recibe, generalmente de dinero.

 

 

Año 2 – Num.2

 

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Pin It on Pinterest