La radio en el Paraguay

La radio, se ha convertido en un vehículo de vital importancia en la comunicación del ser humano. Forma parte de la vida diaria del individuo, y continúa siendo desde su surgimiento un importante medio donde las personas pueden informarse, entretenerse y educarse.

La comunicación por radio es el medio que sustenta mayor futuro, pues debido a los problemas de gravedad en el espacio los satélites presentan un cierto grado de inconsistencia y seguridad a los usuarios potenciales de estos, además si existiere una falla en el sistema el error seria medido en millones de dólares. Las características propias de la radio hacen que ella permanezca siendo uno de los medios más importantes. Aunque la televisión se haya convertido en líder de audiencia, la radio no ha perdido ni perderá el encanto que produce escuchar una voz sin rostro, cercana, que se dirige a ti, a tus problemas, a tus ilusiones y a tus gustos.

Los inicios de la radio en nuestro país

La radio fue y será por mucho tiempo en el Paraguay uno de los medios más populares, debido a las características de la cultura paraguaya, cuyo principal elemento es la comunicación oral. La radio jugó un papel preponderante en la historia social del siglo XX del Paraguay, dado que fue un importante medio de la transmisión cultural, que se incorporó rápidamente en los hogares paraguayos.

Los primeros ensayos de transmisión en Paraguay datan del año 1922. Algunos de los pioneros de la Radiofonía Paraguaya fueron los señores Alfonso Sá, Ernesto Stricker, Salvador Guanes y Zacarías León Sotelo. Los señores Stricker y Sá, realizaron las primeras transmisiones de onda corta entre San Bernandino y Asunción, transmitiendo música y noticias (Radio CXZ-27). A partir de 1924 se instalaron otros transmisores similares en Villarrica, San Pedro, Nueva Germania y Encarnación.

Los inicios de la radio en el Paraguay, aunque de manera precaria y rudimentaria, se dan de una manera bastante rápida. La radiodifusión, a poco tiempo de su descubrimiento, se incorporó al Paraguay con las ideas liberales que en Europa prevalecían. Se realizó a través del entonces presidente constitucional, Eligio Ayala. Los primeros pasos se dan especialmente en relación a la preparación de la Guerra del Chaco, como un instrumento para la defensa de la soberanía. Las primeras emisoras de las que se tienen registros datan de 1920. La pionera que empezó propiamente como una radio fue en el año 1924 – Radio ZP5 Radio Paraguay. En 1928 el Gobierno adquiere una estación con fines militares que comunica Asunción con Concepción y Encarnación.

A partir de la década del 30 las estaciones de radio y los aparatos receptores fueron aumentando en número. Surgen emisoras como Radiovía en 1931 y ZP 9 Radio Prieto en 1932. Las radios de esta década juegan un papel muy importante en la Contienda del Chaco. Transmiten también ZP4 Radio Nacional y ZP6 Radio La Nación. En el Interior también se crean emisoras, como ZP15 La Voz del Norte en Concepción, y ZP3 Radio Bouquet de Encarnación

Luego de la Guerra del Chaco la radio fue consolidándose. Aparecen otras emisoras como ZP15 Radio Cultura – Villa Rica, ZP6 Radio Guairá y ZP6 Radio Livieres. La radio más antigua que funciona en la actualidad es Radio Cáritas, que empezó a funcionar en 1936 y de la que hablaremos mas adelante. En la década del 40 desaparecen la mayoría de las radios existentes por disposición del Gobierno que canceló todas las licencias existentes menos la de Radio Cáritas. Surgen entonces radios como ZP3 Radio Teleco, ZP7 Radio Uruguay, ZP17 Radio Electro, ZP20 Radio Universal, ZP10 Radio Guaraní, ZP4 Radio Stentor y ZP1 Radio Nacional. Eran años de muchos conflictos internos en el Paraguay de entonces.

Las radios a veces cambiaban de dueños y también de empleados y estilos. Para la década del 50 se destacan Radio Guaraní y Emisoras Paraguay. A partir de los años 60, se habilitaron nuevas emisoras en la capital como, ZP14 Radio Ñandutí (1962), ZP4 Radio Chaco Boreal (1968), en el interior ZP 12 Radio Carlos Antonio López (de Pilar), y ZP19 Radio Caaguazú (de Coronel Oviedo).

Entre los años 70 y 89 se abren numerosas emisoras tanto en la capital como en el interior del país. Las radios fueron tomando un papel más periodístico, con móviles y reporteros en la calle. Varios medios sufrieron entonces intensa persecución por parte del Gobierno, al divulgarse por el éter informaciones no convenientes para el régimen dictatorial. A partir de 1989, luego de la caída del régimen stronista, se abre una nueve y rica historia en la radiofonía del Paraguay.

La radio y su influencia en la guerra del chaco

Luego de la Guerra del Chaco el Presidente José Félix Estigarribia produjo un golpe de estado (autogolpe) y el 26 de Febrero de 1940 promulgó un decreto creando la Dirección General de Prensa y Propaganda, surgiendo la Cadena Informativa Nacional de transmisión obligatoria para todas las emisoras del país. Otras severas reglamentaciones regulaban la emisión de opiniones o pensamientos particulares. Para el año 1941 el gobierno de Higinio Morínigo creó por Decreto ley el DENAPRO (Departamento Nacional de Prensa y Propaganda) que coordinaba y fiscalizaba prácticamente todo lo referente a los medios de comunicación.

A través del DENAPRO se regía todo lo que se podía y lo que no se podía hacer en una radio. El gobierno anuló todas las licencias existentes, menos la de Radio Cáritas. A raíz de la puesta en vigencia de del DENAPRO la actividad periodística conoció de una fuerte limitación en su funcionamiento. En 1944 se estableció un decreto ley de comunicaciones que establecía el “monopolio exclusivo del espectro electromagnético por parte del gobierno. Para 1946 el gobierno de Morínigo estableció la libertad de prensa, así como otras libertades públicas básicas. Durante la revolución de 1947 las radios sirvieron de medios de difusión de propaganda de los distintos movimientos políticos

La Radio Nacional, de la radio oficialista a la radio publica

Es oportuno hacer una breve referencia a la historia de Radio Nacional del Paraguay, que en el transcurso de más de 70 años, ha cumplido diversos roles, aquellos que les ha impuesto el poder de turno. Destaca en ese sentido, el papel que ocupó durante la dictadura stronista, como herramienta eficaz de desinformación, de propaganda partidaria. Sin duda, ha sido un poderoso instrumento del gobierno en las campañas de amedrentamiento de la sociedad. Con la caída de la dictadura, en 1989, Radio Nacional, elimina la cadena oficial y el programa La Voz del coloradismo, dos símbolos de la comunicación stronista, pero siguió intacto el perfil de Radio oficialista, es decir, privilegiando las transmisiones en directo de los actos del Presidente, las actos castrenses, los espacios exclusivos del Partido Colorado.

Planificada o inconscientemente la Radio adoptó un perfil de radio folklórica. De 10 locutores de turno, 8 hacen solo programas folklóricos. Así mismo conocidos folkloristas y grupos musicales tenían un espacio especial. Sin embargo, a la par, un pequeño grupo de profesionales intentó hacer un periodismo profesional, pero tropezó con grandes dificultades. Especialmente en los últimos años la Radio repartió sus espacios entre el fútbol, la música folklórica y la información oficialista gubernamental.

La Radio Pública, es una novedad en el Paraguay, no así en el resto del mundo. En Europa, las grandes cadenas de información son públicas (BBC de Londres, ORF en Austria, RFI, en Francia, ARD y ZTF Radio Nederland en Holanda, Radio Nacional de España) Estas ocupan desde hace décadas los primeros lugares en el ranking de mayor audiencia en sus respectivos países.

Radio Cáritas : la única radio en su tiempo

En el año de 1941, Radio Charitas quedó en el aire como única emisora del Paraguay. En el año citado salió una disposición oficial que anuló todas las licencias de las emisoras existentes, menos la de Charitas. El listado de las radios de aquella época era el siguiente: Z.P. 1 Radio El Orden, Z.P. 9 Radio Prieto, Z.P. 4 Radio Nacional, Z.P. 13 La Voz del Aire, Z.P. 6 Radio Livieres, Z.P. 5 Radio Paraguay, Z.P. 3 y Z.P.A 3 Radio Teleco. Radio Cáritas, decana de la radiofonía paraguaya y con más de 70 años en su rica historia tuvo notoria presencia en el quehacer del país. Durante la revolución del 47, cuando Radio Nacional animaba a los pynandí, su fundador el padre Luis Lavorel llamaba a la concordia.

En los días del golpe del 2 y 3 de febrero de 1989 también fue determinante para animar a un pueblo que se resistía a creer en la caída de la dictadura. El aniversario sorprende a la emisora con su señal en web para que todos los paraguayos escuchen su mensaje en cualquier punto del mundo.

El franciscano Luis Lavorel fundó la emisora católica bajo la característica de Z.P. 11, Radio Charitas. Las emisiones de la radio católica se iniciaron un 21 de noviembre de 1936. El acto de apertura fue honrado con las palabras del arzobispo de Asunción, monseñor Juan Sinforiano Bogarín, y las del Dr. Juan Stefanich, ministro de Relaciones Exteriores, en representación del presidente de la República.

Entre todas las obras del P. Lavorel la que más renombre le dio fue Radio Charitas, fruto de su audacia y su espíritu emprendedor. En esa época -1936- el país atravesaba por un momento de fuerte cambio ideológico. Las diversas tendencias de uno y otro bando se manifestaban con toda crudeza y no faltaban fuertes errores doctrinales y morales que se predicaban y difundían en alta voz. El religioso Lavorel pensó que una emisora radial podía ser un instrumento eficaz para rebatir errores y orientar debidamente a la población.

Con medios sumamente precarios se inició la emisora en el local de la Escuela del mismo nombre; allí se instalaron los estudios, la discoteca y los equipos. El transmisor fue ubicado bajo un techo precario, rodeado de paredes de adobe, las mismas que revestían a los estudios sin muchas exigencias estereofónicas, porque el fuerte estaba en la consola para difundir música clásica y el cable que cruzaba la calle Herrera para conectar con el templo a fin de irradiar la santa misa y el rosario vespertino que acaparaban audiencia y vitalizaban la fe popular.

Las radios comunitarias y su papel en la radiofonía del país

A finales de la dictadura, las radios comunitarias se constituyeron en los medios principales de comunicación de los sectores populares organizados. De los altos parlantes manuales que desarrollaron enorme poder de convocatoria en 1991 en los barrios de emergencias de Asunción, tuvo pie el salto tecnológico con la conquista del espectro electromagnético en 1993, por medio del uso de emisoras en FM. Desde aquel momento, se libra una dura batalla con el Estado, el cual respalda a los grandes monopolios de la comunicación con órdenes de cierre de estas emisoras populares ó con la confiscación de sus equipos de transmisión.

Si bien en 1995, la ley de Telecomunicaciones 642/95, reconoció la existencia legal de un nuevo sector en la radiofonía paraguaya: Las Radios Comunitarias; actualmente existe un revés para la libertad de expresión a través de chicanas burocráticas y abiertas persecuciones legales. En la actualidad, existen más de 250 emisoras ciudadanas que se han convertido en elementos fundamentales a la hora de difundir proclamas y demandas de organizaciones sociales. Sin embargo, al peligro intrínseco de esta profesión de buscar la verdad, ahora se suma el acoso de organismos legales para los comunicadores de este sector.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) concedió una potenciación de no más de 50 vatios a las radios comunitarias para los centros urbanos y 300 para las zona  rurales del interior del país.

Para el Departamento Central o Gran Asunción, de mayor población- la CONATEL anunció que autorizará sólo 3 frecuencias para las cerca de 40 emisoras que han presentado sus pedidos de acreditación. Las radios habilitadas dentro de este proceso tendrán baja potencia y muchísimas limitaciones para sostenerse.

La Comisi ón Nacional de Com unicaciones (CONATEL)

La Ley N°642/95 de Telecomunicaciones, crea la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), entidad autárquica con personería jurídica, encargada del fomento, control y reglamentación de las Telecomunicaciones Nacionales, en el marco de una política integrada de servicios, prestadores, usuarios, tecnología e industria, asumiendo ésta la totalidad de sus funciones a partir de julio de 1996, con la firma del Decreto 14.135/96, “Por el cual se Aprueban las Normas Reglamentarías de la Ley 642/95 de Telecomunicaciones”.

El marco legal vigente, apunta a la apertura del sector, promoviendo y fortaleciendo el desarrollo de la competencia en el mercado y propiciando el crecimiento de la inversión privada en el Sector de las Telecomunicaciones, y en general la promoción de reglas de juego claras administradas en forma transparente y garantizando igualdad de oportunidades para acceso al aprovechamiento del espectro radioeléctrico así como para todos los agentes que actúan en el mercado, otorgando a la CONATEL el rol fundamental en el proceso de transformación del sector.

 

Año 2 – Num.3

 

Comentarios de Facebook

Deja una respuesta

Pin It on Pinterest