Productos, marketing y sostenibilidad

Siempre con el objetivo de dar una mano al medio ambiente que va deteriorándose cada vez más, como efecto de los cambios avenidos, tantos y todos al mismo tiempo, en poco tiempo, crece la oferta de productos sostenibles.

En paralelo, aumenta la preocupación por despertar la conciencia de los consumidores que incidirá positivamente en el trato con nuestro entorno.

Puede hablarse de productos y servicios sostenibles desde el momento en el que la producción y comercialización de estos tienen un mayor impacto positivo desde la perspectiva de lo social, lo ecológico y económico, en contraste con otros productos convencionales.

Editoriales e imprentas necesitan herramientas de apoyo para desarrollar productos más sostenibles, como estrategia de valor añadido. Por ejemplo, el Sector Gráfico Europeo tiene una importante contribución al impacto medioambiental a través del Ciclo de Vida de sus productos, especialmente centrado en las etapas de producción de materias primas, procesos productivos y distribución. Entonces, se debe considerar la posibilidad de trabajar en productos de mayor sostenibilidad medioambiental, para un mercado que los reclama de forma creciente.

Sin embargo, algunas limitaciones con las que pueden toparse algunas pymes gráficas pueden ser la carencia de de ecoindicadores/ herramientas apropiadas; la ausencia de información acerca de tecnologías, procesos y productos emergentes de menor impacto medioambiental; o la falta de habilidades para desarrollar e implementar políticas medioambientales, para crear un nuevo perfil verde y por tanto desarrollar nuevos productos de mayor sostenibilidad.

¿Qué es el marketing sostenible?

El marketing sostenible no es una campaña, sino un medio que busca convencer al consumidor de tomar decisiones que hagan posible el negocio y el cuidado del medio. Debido a la magnitud e importancia de esta cuestión, el marketing sostenible no puede ser un repaso fugaz o inmediato. Al hablar de marketing sostenible hablamos de una estrategia a largo plazo, puesto que intenta encontrar la manera de posicionar productos inéditos (sustentables) y de dirigirse a diferentes audiencias.

Por estos motivos, el enfoque del marketing sostenible es más amplio que otros más tradicionales, ya que requiere una vista más allá de aplicaciones de políticas comerciales concretas, debido a que debe considerar al mismo tiempo el impacto que se produce como efecto de estas, no solo en escenarios económico-sociales, sino también en el recuadro de lo medio ambiental.

Dicho con otras palabras, este concepto integra la misión de una compañía, y sus objetivos comerciales, con las necesidades del consumidor, tratando de lograr el equilibrio entre estos aspectos mientras, paralelamente, atiende a la preservación del ecosistema mediante la integración de productos de mayor duración, menor consumo de energía y manufacturados con materiales no contaminantes y reciclables. Aparece este siglo como una estrategia para ayudar tanto a las empresas a posicionarse ante los cambios sociales que se están produciendo y sus efectos estructurales. Esta estrategia comunicativa permite llegar a nuevos segmentos caracterizados por ser mucho más sensibles a los principios solidarios de la Responsabilidad Social.

 

Año 2 – Num. 10

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Pin It on Pinterest