Los famosos en Twitter

¿Qué hacer para conseguir más seguidores en Twitter? Clásica pregunta, y se ha ganado un sinfín de consejos. Uno de ellos es apostar a los tweets de influenciadores. Después de todo, todo depende de quién está detrás de una recomendación.

Las agencias de Social Media, o los Departamentos encargados de esta gestión, se tiran de los cabellos pensando qué estrategias pueden implementar para complementar sus campañas, reforzar el éxito, llegar al target, conseguir más seguidores, etc. Muchos, ante esta situación, han recurrido a los influenciadores para hacer más atractiva a una marca o empresa.

¿Quiénes son los influenciadores?

En Twitter, uno puede recomendar una marca, elogiar un producto, sugerir un determinado restaurant, etc. Más tarde, esta marca, producto o restaurant, podrá encontrar que aumenta el número de sus seguidores, por ejemplo.

Para esto, se buscan a personas reconocidas en algún ámbito, que comparta los mismos valores y la filosofía de la marca o empresa, y se apuesta a los 140 caracteres que pueda dedicar a la misma.

Generalmente, se pueden hacer acuerdos comerciales o alianzas con estos tuiteros, que son los que publican el tuit que promocionan un servicio, marca, evento, empresa, etc. Esta tendencia es un recurso empleado como complemento de las campañas de Marketing Digital. Y parece funcionar.

Influenciadores

Personas que generan información de productos, servicios o, gracias al fenómeno de las redes sociales, de cualquier tema de actualidad. Regularmente se especializan o hablan de un tema o categoría en específico y, por lo general, tienden a interactuar y a participar con otros usuarios compartiendo sus opiniones, pensamientos, ideas o reflexiones.

Fuente: Diccionario LID de Marketing Directo e Interactivo

 

 

Valor para las marcas

Al recurrir a esta estrategia, lo que se fomenta es la confianza hacia la marca. Porque, al utilizar a un “embajador de la marca”,  los demás usuarios confían en la palabra de este. De hecho, en cualquier red social o campaña, el público siempre encuentra más fiable el testimonio de un tercero referente antes que en la propia marca.

Por otro lado, al hacer uso de influenciadores, se puede lograr un contacto diferente, una aproximación distinta hacia el target de la marca. Evidentemente, como ya se mencionó, esto funcionaría como un complemento a alguna campaña en curso. Por sí solo, podría no hacer suficiente ruido o tener la relevancia necesaria.

El público siempre encuentra más fiable el testimonio de un tercero referente antes que en la propia marca.

El mensaje no es cualquier cosa

Quién lo dice, importa y mucho. Pero no es suficiente. Un mensaje mal elaborado podría resultar, en el mejor de los casos, irrelevante. En el peor de los casos, una muy mala idea que perjudica más de lo que ayuda.

A razón de esto, lo ideal es que se atienda a la naturalidad del mensaje. Los usuarios no tienen por qué saber de la existencia de un acuerdo previo entre la marca y el influenciador, si no, no se obtendría el efecto deseado. Para esto, los tweets deben ser espontáneos, sencillos. De esta manera, la estrategia no se nota, pero sí sus resultados.

Es importante recurrir a usuarios populares, que cuenten con un número nada despreciable de seguidores, ya que esto es lo que incidirá en la popularidad de su mensaje. Sin embargo, no es lo único que debe ser atendido.

Si bien se mencionó al comienzo la importancia de que el influenciador comparta los valores y filosofía de la marca, no por nada se insiste en ello. Debe haber una coherencia entre quién habla y de quién habla, si es así, la promoción puede lograr un resultado efectivo.

El trabajo se debe dar en forma detallada, organizada, teniendo en cuenta la afinidad temática con quien realizará el tweet, el mensaje, la propuesta, los intereses, etc. En síntesis, no es lanzar un tweet “a lo loco”.

Debe, además, el tuitero mantener una coherencia entre lo que publica, dice, hace, especialmente durante el momento de la campaña.

Cómo crear contenido

Como en cualquier medio, campaña, acción, es necesario planificar el contenido. Para esto, es la agencia la que debería elaborar el mismo, considerando el perfil, reputación, personalidad del personaje que lanzará el tweet. Claro, obviamente, es el tuitero quien deberá aprobar el mensaje antes de decidir publicarlo.

Debe haber una coherencia entre quién habla y de quién habla, si es así, la promoción puede lograr un resultado efectivo.

Peligros de un mal asesoramiento

En el riesgo está la ganancia, pero, ¿para qué correr riesgos? Si se realiza la acción con poca previsión, mala planificación o un mal asesoramiento, se puede perjudicar a la marca o a la persona asociada. Especialmente esto ocurriría si los seguidores perciben esta acción como un engaño, lo que dañaría la credibilidad del tuitero y de la empresa o marca referida.

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Pin It on Pinterest