La cultura y las artes como apuesta empresarial

En vista de que la cultura todavía no es una prioridad a nivel privado, dos de los bancos más importantes del país apuestan intensivamente a proyectos y artistas con el fin de lograr un impacto social que brinde oportunidades y que genere cambios a nivel comunitario y país.

“No queremos ser donadores, queremos ser propulsores del desarrollo cultural del Paraguay”

Alfredo Pajes, director de Recursos Humanos y Relaciones Públicas, es también encargado del área de RSE del Citibank. Desde el 1999, el banco dispone de un Centro Cultural que se ubica sobre la Avda Mariscal López y Cruz del Chaco, “somos el único banco con un centro cultural que a su vez tiene un proyecto cultural consolidado”, afirma el director. El banco, además de disponer de un edificio histórico conservado y restaurado exclusivo para eventos culturales, también trabaja en conjunto con el Centro Cultural Paraguayo Americano y con el Centro de Artes Visuales Museo del Barro.

“Nosotros vimos que la inversión en cultura y artes no es prioridad para las empresas, y nosotros al tener nuestro centro cultural apostamos todas nuestras fichas a eso. Creemos que a través de la cultura se está educando, se está formando gente, se está formando identidad. Tenemos muchos talentos locales, unos desarrollados y exitosos como los artistas de gran trayectoria pero también hay gente joven que está emergiendo y que necesitan el espacio y el apoyo que nosotros podemos brindar”, explica Pajes. “La cultura abre la mente a la gente, ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva, educa, forma, ayuda a crear opiniones, y ayuda a proyectar una comunidad, forma identidad. Identifica a un pueblo, a una nación”.

Pajes indica que son necesarios más espacios para la cultura en el país y que la cultura debe abordarse no como algo pasajero o efímero. “Nos hemos convertido en un referente importante entre las empresas privadas que apuntalan el desarrollo de las artes en el país.  Nuestro centro cultural es un lugar creado y desarrollado por y para la comunidad. Como dice nuestro slogan, un lugar donde el arte convive con la ciudad”.

“Tenemos que propulsar más el desarrollo de las artes en todo tipo de manifestaciones. No solo artes plásticas que la mayoría está acostumbrada a ver. Tenemos dibujo, pintura, fotografía, escultura, todo eso es arte. Tenemos que estar abiertos a todo”. Audiovisual y museística también están contempladas en el centro cultural, esta última en alianza con el Centro de Artes Visuales Museo del Barro. “Se encuentra la sala Museo donde el Museo del Barro organiza muestras que permanecen por un espacio de 6 meses cada una, de alta riqueza artística. Ellos se encargan de montaje y curaduría con los fondos que proveemos”.

Así mismo se realizan actividades paralelas como talleres, seminarios, lanzamientos, talleres de teatro, conversatorios, proyección de películas en paralelo a las exposiciones. “No es que solamente uno puede a ver una exposición y ya está. Hay un montón de actividades que se van haciendo mensualmente”. El banco apoya además todas las acciones del Centro Cultural Paraguayo Americano (CCPA) en materia de arte y cultura con una alianza que ya cuenta muchos años.

En los últimos años se han emprendido renovaciones en las instalaciones del Centro Cultural del Citibank y se han habilitado espacios. El lugar dispone de un centro de lectura con dos computadoras y acceso a internet gratuito. El paseo emergente fue también ampliado en vista de la demanda.

“Los artistas que exponen aquí tienen un respaldo porque exponer aquí no es casual, es el resultado de competir por que el Centro otorgue un espacio. Todo es a través de convocatoria. Se concursa, se evalúan proyectos. Cada año se seleccionan 11 proyectos para el siguiente”, explica Pajes. Los proyectos seleccionados pueden ser de cualquier disciplina; los proyectos son seleccionados de acuerdo a su calidad y el banco busca la mayor diversidad posible.

Todos los servicios del Centro Cultural son gratuitos, tanto para el público como para los artistas seleccionados. “Toda la logística es gratuita. Nosotros no cobramos, el artista no paga por venir a  exponer. No lucramos con las obras. Cedemos el espacio y todo lo que está detrás para que el artista pueda hacer su montaje. No se encuentra tan fácilmente esa disposición en otros centros culturales de nuestros medios.”

A futuro, el Centro quiere acentuar aún más el apoyo a artistas emergentes. “La idea es tener más jóvenes que quieran venir a mostrar sus trabajos, a contarnos qué están haciendo, qué quieren hacer y ver si podemos acompañarles en ese camino que están transitando”. La convocatoria para artistas emergentes se realiza en paralelo a la convocatoria general y para participar puede contactarse con la coordinación del Centro Cultural y a través de su página web.

 Fundación Itaú

“Apoyamos el fortalecimiento institucional de las organizaciones sociales y culturales”

Liz Cramer, de la Fundación Itaú, explica la importancia de la cultura para la entidad bancaria “consideramos que es una herramienta para formar ciudadanía, para formar ciudadanos comprometidos con su entorno, más educados cívicamente en valores que construyan una sociedad más efectiva”. Para la fundación, de acuerdo a Cramer, “no se trata de dar dinero a cambio de un logo o decir que apoyamos tal causa. Es mucho más comprometido, queremos agregar valor. La fundación se ocupa de dar seguimiento a proyectos. Queremos superar el paradigma compensatorio o del ‘buen vecino’ y ejercer un rol proactivo y comprometido”.

La fundación apoya proyectos que tengan un impacto social y que, a la vez, sean medibles. Los proyectos deben poseer objetivos claros y elaborarse de acuerdo a un formato. “Si no tienen un formato, les enseñamos a darlo y hacemos seguimiento de manera que se logren los objetivos”. “Queremos apoyar cosas que transformen, que generen un valor agregado para los diferentes entornos artísticos. Por ejemplo, respecto al área de cinematografía no apoyamos una película en concreto o una persona sino que apoyamos al mundo de la cinematografía en general. Ya el área de marketing del banco decide si auspicia una película, ese es otro enfoque. Nosotros apoyamos al sector cinematográfico.  En ese sentido damos apoyo en cuanto a planificación, estamos contribuyendo a encuentros, a que vengan expertos en lo que se necesite. Que se beneficie el sector”. Cramer hace hincapié en que el proyecto debe producir un efecto en la comunidad, “debe haber una huella, una transformación, debe haber un legado que beneficie a la comunidad”.

La portavoz de la fundación añadió que la sustentabilidad de la cultura es vital y que una de las aspiraciones de la organización es que las manifestaciones culturales dependan cada vez menos de la ayuda. “Un ejemplo es El Cántaro, una escuela y almacén de arte en Areguá, que es una empresa social. Nosotros le apoyamos para que pueda fortalecer su modelo de negocios”.

Cramer expresa que en Paraguay la Fundación Itaú decidió abocarse a lo que es cultura y educación debido a las necesidades del país percibidas por el ente. La portavoz explica que si la cultura es algo prohibitivo para la ciudadanía, esta va a tener menor capacidad para desempeñarse en diferentes ámbitos, como el laboral. “Cuando se democratizan las artes, la brecha social es menor. A través del apoyo a la cultura, hay una contribución a la concepción de ciudadanía y de derechos”.

De acuerdo a Liz Cramer, después del 15 de noviembre de cada año ya no se reciben proyectos y que los mismos deben ser presentados con 6 meses de antelación como mínimo. Para más información puede visitarse el sitio web: http://www.fundacionitau.org.py/

 

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Pin It on Pinterest