Cómo reconocer a una empresa ambientalmente responsable

Las últimas décadas, quizás desde los años 90, han impuesto, sin dudas, una visión muy diferente de la realidad. Las constantes actualizaciones tecnológicas, los hábitos de consumo, la visión social y económica, han dado pauta a los empresarios para concretar una proyección bien diferente a 30 años atrás.

La responsabilidad social empresarial, por ejemplo, surgió de esa necesidad corporativa de comunicarse con los ámbitos, interno y externo, para de esa manera satisfacer sus necesidades y exigencias, aunque de una manera u otra siempre ha estado presente.

Lo interno y lo externo de la RSE

Lo interno atañe a la administración de recursos humanos, la protección de las áreas de trabajo, y el fomento de actividades que promuevan un buen ambiente laboral; lo externo, por su parte, implica el feed back con los socios, los proveedores, clientes, así como la constante promoción de la necesidad de servicios de salud y educación, así como el cuidado del medio ambiente, que, paulatinamente, no se acata por el solo hecho de cumplir con disposiciones gubernamentales, sino por la demanda de salvaguardar el tan maltratado entorno.

Beneficios de la sustentabilidad

Especialistas afirman que la reducción de costos referidos al ambiente y la mejor optimización de recursos naturales, el acceso a mercados restringidos por tópicos ambientales, la mejora de la imagen y la credibilidad del ente, el hecho de acceder a la aplicación de tecnología y energía limpia, y la oferta de productos y servicios con tendencias renovables, son algunos de los beneficios que reviste para una determinada empresa de señalarse como ambientalmente responsable, hecho que implica identificarse con el impacto ecológico, cada vez más visible, que genera el funcionamiento y productividad de la industria.

¿Cómo estamos en casa?

En Paraguay, como es conocido, existen ejemplos de empresas comprometidas con el cuidado y mantenimiento del equilibrio ecológico que son reconocidas como ambientalmente responsables. No obstante, si nos decidimos a ejemplificar lo anteriormente expuesto en Petrobras encontramos a un sello comercial, primero de su tipo en el territorio nacional, que incursiona en el campo de las energías limpias y alternativas.

¿Por qué Petrobras?

La firma brasileña, comercializadora de combustibles y sus derivados que con una década de trabajo en nuestro país lidera la oferta de carburante producido en Paraguay, a mediados del año en curso, puso en marcha la primera estación de servicios del país, exactamente la que se ubica en las inmediaciones del Shopping del Sol, que funciona con energía solar.

Para tal efecto, Petrobras, y tras una inversión de 100 mil dólares, instaló en el techo del citado servicentro 40 paneles, que con tiempo de carga de 4 horas por espacio de 3 días, son capaces de generar 40 kilowatt por cada 60 minutos.

¿E internacionalmente?

Innumerables son las empresas ambientalmente responsables, no obstante es muy llamativo el caso de la General Motors, compañía automotriz estadounidense fundada en 1908, que atendiendo al impacto ambiental que genera recicla más de 15 millones de litros de aceite que son utilizados en sus plantas, suceso que, al mismo tiempo, reduce un aproximado de 55 mil toneladas de emisiones de CO2 que se producirían si el material fuese “quemado” como combustible industrial.

Esfuerzo mancomunado

Sin dudas, sumar empresas ambientalmente responsables, públicas y privadas reafirma la concienciación y el impulso del esfuerzo mancomunado de la sociedad para construir un mejor desarrollo tecnológico y sostenible, cuestión ineludible si se pretende ser competitivo en la contemporaneidad.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Pin It on Pinterest