Cómo ser creativo cuando la cabeza echa humo de puro estrés

Cuando el estrés ocupa los pensamientos, sobre todo en la época especial de cierre de año,  encontrar ideas innovadoras se convierte en una suerte de misión imposible. Aun así, para desenvolverse en el ramo de la creatividad, la gente espera soluciones creativas.

¿Qué hacer entonces? Lo primero es evitar a toda costa imponerse la creación como una obligación.

Elizabeth Grace Saunders en un artículo para Harvard Business Review,  pertrecharnos de cierta seguridad psicológica para que la presión (la derivada del estrés) no termine agobiando.

Actividades como caminar, comer, echarse la siesta o hacer algún tipo de pausa pulsan el botón el pensamiento difuso y abren nuestra mente a nuevas posibilidades.

Es recomendable evitar el multitasking y dejar que los pensamientos vayan, si lo desean, en torno a una idea particular.

La creatividad que se busca en momentos de estrés tiende a emerger lejos del ordenador para anidar en lugares a los que se atribuiye elevadas dosis de felicidad: un lago, una biblioteca, un museo o una boutique, por ejemplo.

También es estimulante en el trabajo de equipo, la colaboración con los demás. De hecho, si el pensamiento en solitario se alterna con el pensamiento en grupo es lo mejor para dar un empujón a la creatividad.

Fuente: https://www.marketingdirecto.com
Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest