Impacto económico en las personas y empresas que necesitan servicios financieros

Los hogares y empresas, especialmente aquellas con acceso limitado o nulo a servicios financieros tendrán dificultades para resistir los shocks financieros que comienzan a afectar a todos los mercados del mundo.

La pandemia global nos ha obligado a muchos de nosotros a refugiarnos en nuestras casas y evitar salir a la calle al menos durante las próximas semanas, lo que ha traído poco o nulo movimiento comercial, negocios cerrados, empresas trabajando con turnos rotativos o con poco personal, pero las personas y empresas requieren tener ingresos constantes para cubrir los costos de alimentación, vivienda y factura de servicios públicos, pago de compromisos, lo que nos hace recurrir o gastar nuestros ahorros.

Pero los hogares y empresas, especialmente aquellas con acceso limitado o nulo a servicios financieros tendrán dificultades para resistir los shocks financieros que comienzan a afectar a todos los mercados del mundo, las bolsas han caído en forma dramática en los últimos días, así como también a Paraguay.

La situación actual fortalece nuestra determinación de continuar construyendo un ecosistema de servicios financieros inclusivos para ayudar a las personas y empresas a proteger sus medios de vida, su capacidad de compra, la continuidad de sus negocios así como el mantenimiento de los empleos.

No habrá una solución única, al ser un problema sistemico, que afecta al ahorro, el crédito, la inversión y al gasto todos deberán poner su parte, la tecnología puede desempeñar un papel importante para ayudar en esta problemática para acceder a financiamiento al menos de corto plazo, pero el apoyo local hacia ese tipo de iniciativas no ha sido muy importante en nuestro país, las autoridades se encaprichan en ver los riesgos y no apoyan ningún tipo de innovaciones. El exceso de regulaciones ha desincentivado al espíritu y sector empresarial en los últimos años, lo que ha traído como consecuencia escasez estructural de soluciones de mercado, con mucho discurso político de lucha de sectores y clases que no han hecho mas que empobrecer a la población, a las empresas y al país todo.

Los gobiernos, los bancos, las financieras y las entidades financieras no bancarias o Empresas de Crédito (mal llamadas Casas de Crédito) pueden ayudar a proteger a las personas y empresas contra los problemas de liquidez, así como ofrecer alivio a las personas enfermas o que cuidan a familiares enfermos y de alguna manera pierden ingreso o ven afectado sus ahorros.

Nadie está seguro de cuánto tiempo continuará impactando en nuestras vidas el COVID-19 (Coronavirus) así como cuál será el alcance en términos de nuestra vida cotidiana, pero debemos continuar para garantizar que las personas y empresas de todo el mundo puedan utilizar los servicios y productos financieros para hacer frente a esta tormenta.

Todos estamos alarmados por el aspecto que hace referencia a la SALUD, que definitivamente es importante, pero como dice un colega empresario, “No hay salud sin economía”, recordemos que la economía es la que organiza a los factores de la producción (capital, recursos, tierra, empresa, y tecnología) para mantener abastecido los mercados y que la oferta y la demanda de bienes y servicios se encuentre en equilibrio. La simple idea de parar la economía hace inviable cualquier otro pedido y puede ser pan para hoy y hambre para mañana, la situación no puede dejarnos de mirar también el largo plazo.

En Paraguay por ejemplo, se podrían tomar las siguientes medidas. Aclaro que varias medidas las he leído y recopilado de varias fuentes mas las he filtrado y hago un sumario de lo que podría ser fácilmente aplicable con efectos reales en poco tiempo.

1.BNF. El Banco Nacional de Fomento es una institución que posee mucha liquidez, de hecho tiene liquidez en exceso conforme todas las recomendaciones internacionales, debe ser uno de los bancos mas líquidos del mundo. Considero que el BNF puede ofrecer liquidez inmediata al sector FORMAL;

1.1.PERSONAS FÍSICAS ASALARIADAS CON IPS; Emitirles una tarjeta de crédito de 3 salarios promedios según su histórico declarado en IPS y que el primer vencimiento sea a 90 días con una tasa de interés del 6% anual sin ningún tipo de cargos.

1.2.EMPRESAS FORMALES; Empresas que tengan sus impuestos al día o con una morosidad impositiva baja, se puede revisar rápidamente eso con la SET; Ofrecerles una linea de crédito para capital operativo con al menos 90 días de gracia (idealmente 1 año) de acuerdo a la siguiente formula, 50 millones de guaraníes por cada asalariado tributante en IPS (por ejemplo, una empresa con 35 trabajadores accedería a un préstamo de 1.750 millones) Las condiciones deberían ser con periodo de gracia de entre 3 meses y 1 año, y luego re financiarlas a 36 meses, todo a tasas del 6% anual. Otra alternativa sería otorgar una línea de crédito equivalente a lo que la empresa pago en los últimos 12 meses en impuestos internos (IVA, IRACIS, etc) en las mismas condiciones antes detalladas.

No se me ocurre alguna medida de acción con personas y empresas informales porque no hay mucha información sobre los mismos, pero se verían igualmente beneficiados por el circulante que generaría la inyección de crédito del BNF y demás medidas. O bien ver algún tipo de ayuda social o subsidio.

2.EMPRESAS PUBLICAS, tales como ANDE, ESSAP y COPACO. Permitir el no pago de sus facturas sin recargos por el plazo de 3 meses, sin cortar los servicios y luego de 3 meses incluir ese importe en 6 o 12 partes del periodo no abonado para recuperar el dinero.

3. PAGO DE IMPUESTOS A LA SET Y A LA MUNICIPALIDAD COMO IVA, IRACIS E IMPUESTOS MUNICIPALES, Entrega inicial mínima del 10% y el saldo en 5 o 10 cuotas sin intereses.

4. BANCOS, FINANCIERAS, EMPRESAS DE CRÉDITO Y EMPRESAS COMERCIALES QUE VENDEN A CRÉDITO; no cobrar intereses moratorios ni punitorios por el plazo de 90 días, renegociar los compromisos financieros de común acuerdo en forma sostenible y razonable para ambas partes conforme la actual situación que escapa a la voluntad de las personas, que mas bien se ven limitadas a sus posibilidades que hoy están muy venidas abajo, así como flexibilizar las condiciones de trabajo (permitir el tele-trabajo, permitir el ingreso de las personas fuera del horario de entrada establecido, sobre todo por la capacidad del ya muy debilitado transporte publico)

Considero que suspender el pago de obligaciones no debería ser el camino, pues esto generaría un corte en la cadena de pagos que puede provocar nefastos efectos de largo plazo, ademas de la quiebra de varias empresas y la pérdida de empleo, sobre todo de empresas formales.

Ojala sume este artículo y llegue a las autoridades que deben tomar difíciles decisiones y esperemos que lo hagan con mucha responsabilidad mirando el corto plazo, pero evaluando también el mediano y largo plazo, de manera que la estabilidad macroeconómica nacional e internacional se vea lo menos afectada posible.

Luis Augusto Montanaro Bedoya
Fundador en Red de Inversión Ángel Paraguay
Fuente 5dias
Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest