CAP y otros gremios rechazan nuevo proyecto para zonas fronterizas

Referentes de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), así como de otros gremios industriales y empresariales rechazan y advierten que el proyecto que establece “régimen de reexportación del turismo comercial” traerá consecuencias negativas para la economía y sentaron postura pública ayer de rechazo total al proyecto de ley presentado el pasado jueves por los senadores Salyn Buzarquis, Juan Bartolomé Ramírez, Juan Afara, Georgia Arrúa, Pedro Santacruz y Patrick Kemper.

Advierten que es inconstitucional debido a que atenta contra los principios de igualdad ante la ley y la libertad de concurrencia económica.

Advierten que propuesta es inviable para el comercio

El asesor económico de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), Rubén Ramírez, dijo ayer que el gremio plantea iniciar cuanto antes una mesa de diálogo para atender la sensible situación comercial de la zona fronteriza entre Paraguay y Brasil. En este contexto, afirmó que el proyecto de ley de “régimen de reexportación del turismo comercial”, es inviable y no es el mejor para la sostenibilidad del comercio.
“La medida que plantean los senadores proyectistas no es lo mejor para la sostenibilidad del comercio porque habla, por una parte, de la división del territorio aduanero.

Por otro, va a aplicar un arancel diferencial y además estarán exentos de controles sanitarios y de normas de origen. Por lo tanto, esto va a generar una competencia desleal con los otros productos nacionales e importados y un trato discriminatorio”, enfatizó.

Asimismo, indicó que desde la integración económica internacional, este proyecto va a generar una situación que debe ser negociada y, en consecuencia, se tienen otros modelos a discutir de manera a que se pueda resolver la situación del comercio fronterizo.
Ramírez manifestó el citado proyecto de ley estaría lesionando también disposiciones del régimen del Mercosur.

Otros gremios

El Centro de Importadores del Paraguay (CIP) emitió un comunicado donde refiere que el nuevo proyecto reemplaza a otro anterior, que hablaba sobre tiendas fronterizas y que a principios de año no tuvo acuerdo entre el sector empresarial nacional y los empresarios que lo apoyaban.

Asimismo, recuerda que varios organismos del Estado, como el Ministerio de Hacienda, la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN), entre otros, habían advertido de la imposibilidad de ejercer un control ni garantía para impedir que las mismas mercaderías bajo el régimen de tiendas fronterizas sean comercializadas en el mercado interno o zonas comerciales habituales del país.

El gremio califica de inconstitucional el nuevo proyecto porque considera que atenta contra los principios de igualdad ante la ley y de libertad de concurrencia económica. Explica que a través de esta disposición se pretende imponer un sistema de tributo o régimen diferencial no solo para zonas fronterizas, como el anterior proyecto, sino para todas las cabeceras departamentales del país.

Puntualiza que la asimetría en el cobro de impuestos que se plantea sería un factor que contribuirá aún más al trato discriminatorio para los empresarios que operan a nivel nacional. “Por todo lo cual reafirmamos el notable efecto negativo que tendrá para toda la economía nacional, con el fisco incluido por la dramática caída estimada en sus recaudaciones”, recalca.

Mercadería

El CIP también expresa que se opone al proyecto porque habilita a que se puedan importar “toda clase de mercaderías”, que no sean prohibidas.

Menciona que si esto prospera, “las mercaderías importadas por este sistema no podrán ser tramitadas, registradas, verificadas, controladas ni certificadas por las instituciones naturales de control del Estado Paraguayo”, entre las cuales citó al INAN, Mades, Dinavisa, entre otros.

Rechazo

Por su parte, el titular de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) manifestó ayer su rechazo categórico al proyecto de ley en cuestión. Alertó que “si siguen así, van a pedir hasta que se establezca en el Presupuesto General de Gastos que se les pague sus impuestos a los importadores de la frontera”.

Dijo que hay un sector de importadores de la frontera que está detrás de este proyecto. Recordó que los gremios y las instituciones ya sentaron postura en contra de un proyecto anterior similar.

“Este nuevo proyecto es peor. Si seguimos así, dentro de poco van a pedir lo inimaginable al solo efecto de mantener el negocio de triangulación, de traer más barato mercaderías para meterlas de contrabando al Brasil”, aseveró. Volpe dijo que es inaceptable establecer la eliminación de impuestos y aranceles, además del IVA como pretenden.

Fuente: Ultima Hora

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest