Nuestra prioridad: salud y seguridad

Los centros comerciales han debido responder a las nuevas necesidades de seguridad y protocolos de salud, realizando numerosas inversiones para esto. Ahora, según afirma Jorge Mendelzon, director del shopping Mariscal, “es momento de empezar a comunicar acciones que estimulen la demanda y despierten interés”.

En esta nota, Mendelzon señala los principales desafíos que enfrenta el rubro, así como recomendaciones – aptas para todos los sectores de la economía – para responder de manera efectiva a la crisis, apostando a estrategias oportunas.

La mejor estrategia para combatir una crisis es enfrentándola”

¿Cómo vive el shopping la situación excepcional de la pandemia?

Los centros comerciales encaramos un proceso enorme de adecuación de nuestras instalaciones y de entrenamiento a nuestros colaboradores para poder operar en “modo covid”. Las inversiones han sido significativas y consideramos que nos hemos ubicado a la altura del cuidado que se merece la salud de nuestros funcionarios y clientes; respetando estrictamente los protocolos sanitarios. En su momento, hemos sido felicitados por las autoridades de Salud, Trabajo e Industria y Comercio por los esfuerzos y la responsabilidad desplegados. Somos conscientes de la situación que estamos viviendo y no bajamos ni bajaremos la guardia, para seguir insistiendo en los cuidados y protegiendo la salud de todos. Nuestra prioridad es la salud y la seguridad.


En el contexto actual, ¿cuál es el desafío principal, para un centro comercial?

Hoy, el desafío de toda empresa, y de un centro comercial en particular, es sobrevivir ante una situación jamás experimentada en el mundo. Estamos enfocados en cumplir a rajatablas todos los protocolos de cuidados de la salud. Nos hemos concentrado en ajustar al máximo nuestros costos y gastos, defendiendo con enormes esfuerzos nuestra fuerza laboral, que es nuestro principal activo estratégico. Sin dejar de lado, en ningún momento, todo el apoyo que podamos dar a nuestros locatarios para impulsar las ventas, con un plan de continuidad de actividades en un escenario totalmente diferente, pero seguro, buscando trabajar en la sustentabilidad de nuestros negocios en este escenario lleno de incertidumbre y adversidades.

Hoy, ¿cuál es el objetivo principal del shopping?

Los centros comerciales estamos trabajando muy de cerca con nuestros clientes directos, nuestros locatarios, en hacer los mayores esfuerzos para continuar nuestros negocios, garantizando y reforzando la seguridad del entorno y, por supuesto, de la comunidad.

Requiere demasiada creatividad, esfuerzo y recursos; consideramos que juntos y unidos lo haremos mejor. Somos uno de los negocios más afectados por la pandemia y existe una gran confusión a nivel de opinión pública e incluso por parte del gobierno: que las grandes empresas, por su tamaño, pueden valerse por sí mismas, lo cual es un gran error. Las grandes empresas constituyen grandes problemas, y la misma escala muchas veces lo hace más difícil. No olvidemos que muchísimas pequeñas y medianas empresas dependen de nuestra actividad, por lo que toda la cadena de valor se vio y se ve muy afectada. Por lo tanto, como actores claves de la economía, nuestra responsabilidad consiste en llevar a cabo una buena gestión empresarial y principalmente garantizar la seguridad y la organización adecuada de todos los que conformamos esta fuerza de trabajo, para así lograr reactivar de manera positiva los negocios.

¿Qué estrategia cree que debería primar, en su rubro, para mantener activa la economía…?

La mejor estrategia para combatir una crisis es enfrentándola y no dejarse estar. Hay que actuar y tomar el toro por las astas, buscando amortiguar el gran impacto, llamado COVID-19.

Debemos encarar la reconstrucción de la demanda; en la medida en que fuimos avanzando con la cuarentena inteligente, se fue agregando cada vez más oferta y diversidad de categorías al sistema económico, pero la demanda no acompañó esto, por diversos motivos. Entre ellos: pérdida del poder adquisitivo de la gente, empleos que se han perdido o suspendido, temor y gran incertidumbre sobre el futuro inmediato con la pandemia activa.

Se debe transmitir con mucha seriedad la necesidad de una reactivación responsable del consumo, con un mecanismo de información positiva para empleados, clientes, proveedores y toda la comunidad, para así generar un clima de mayor previsibilidad, siempre sustentado en el cumplimiento estricto de los protocolos.

Los mensajes desde el gobierno, y especialmente desde Salud Pública, deben ser claros y precisos. Explicar a la gente que, cumpliendo estrictamente los protocolos sanitarios, se puede llevar una vida plena, dentro de este nuevo “modo covid”, que nos va acompañar aún por un buen tiempo.

Pero es importante destacar, afirmar y no relajarnos en las medidas básicas y simples: lavado de manos, distanciamiento social, uso de tapabocas, que son los ejes fundamentales de esta nueva modalidad, que nos permitirán avanzar y continuar nuestras vidas, con seguridad, y sobretodo buscando el sano equilibrio entre la salud y la economía, que hoy ya nadie duda que van siempre de la mano.

“Somos conscientes de la situación que estamos viviendo y no bajamos ni bajaremos la guardia”

¿Cuáles serán los próximos pasos del shopping…?

Antes que nada, seguir con firmeza los protocolos sanitarios garantizando la seguridad de los entornos de trabajo mediante la limpieza y desinfección de todos los espacios; la educación y concientización permanente sobre los nuevos hábitos internalizados.

Empezar a comunicar acciones que estimulen la demanda y despierten interés por parte de nuestros clientes hacia nuestra gran oferta comercial y de servicios. Debemos trabajar estrechamente con los clientes para comprender los cambios que ha sufrido el mercado y adecuarnos de ese modo en la comunicación y realización de nuestras acciones comerciales y de marketing.

Fortalecer nuestra oferta de servicios y productos en la medida que sigamos avanzando dentro de la cuarentena inteligente, identificando nuevos segmentos digitales, incluidos compradores recientes, segmentos con menos probabilidades de comprar a largo plazo y audiencias cuyo nivel de ingresos se ha visto afectado.


Los centros comerciales aún tenemos muchas actividades cerradas o en su defecto operando con muchas limitaciones, no obstante, queremos optimizar y asegurarnos de que cuando vuelvan al 100% impulsen mayor valor.

Ahora es el momento de reevaluar las inversiones y garantizar un uso óptimo de presupuestos en medios, fortaleciendo nuestra gestión virtual tanto a nivel comercial como de comunicación con nuestros clientes, apoyándonos en las nuevas tendencias de alcance de audiencias y así identificar compradores y crear campañas segmentadas que lleguen online a dichos clientes e impulsen tanto el tráfico físico como digital.

¿Cuáles son sus expectativas, para los próximos meses?

Vamos a tener meses muy duros aún, por eso es muy importante delinear bien el norte y trazarse los objetivos para que todos los esfuerzos, tanto públicos como privados, vayan en la misma dirección. Es momento de una tregua, de entender que de esta situación, juntos y positivos, salimos mejor y seguramente más rápidamente. Paraguay tiene condiciones, hago votos para hacer primar la tricolor en este momento tan difícil que todos los que habitamos este hermoso país estamos viviendo. La situación macroeconómica estable de nuestro país, la actuación a tiempo del gobierno con la alerta del covid y el gran esfuerzo ciudadano con la cuarentena fueron factores claves que marcan la situación de la pandemia en nuestro país frente a la situación de la región. Seamos más optimistas, sepamos ver el vaso medio lleno, y no siempre medio vacío.

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest