SET anuncia suspensión de anticipos de renta para las empresas en rojo

La Cámara de Anunciantes del Paraguay y diversos gremios empresariales habían solicitado esta medida a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

La SET extendió por este año el alcance de la Resolución General 59/20, normativa que establece la posibilidad de suspender los anticipos para las compañías que aportan al impuesto a la renta empresarial (IRE), según anunció el titular de esa entidad, Óscar Orué.

El jefe de la Administración Tributaria subrayó que las empresas que registraron pérdidas el año pasado no serán incluidas en el régimen obligatorio de adelantos de renta.

No obstante, aquellos que obtuvieron ganancias en 2020, pero su nivel de facturación es menor este año, también podrán solicitar la suspensión. En esos casos, explicó, si el contribuyente tiene entre enero y abril una facturación menor al 50% de la que tuvo en el mismo periodo del 2020, podrá solicitar la suspensión de los cuatro anticipos; mientras que si su facturación se encuentra entre el 50% y el 99% del nivel del ejercicio anterior, podrá pedir la suspensión solo de los últimos dos adelantos.

El calendario de la SET indica que el IRE vence el mes entrante y corresponde a las ganancias obtenidas en 2020. Los adelantos del Régimen General, por su parte, se deben realizar en mayo, julio, setiembre y noviembre.

La SET calcula el monto que se debe anticipar con base en las ganancias obtenidas en el 2020 y estos pagos son descontados en la liquidación final que se realiza en 2022. La solicitud de suspensión se debe hacer mediante el sistema Marangatú.

La cancelación de estos adelantos es clave para muchas empresas, porque les permite tener disponibilidad de caja para enfrentar momentos de crisis. Según había manifestado la CAP en una nota enviada a la SET, ante la disminución de los ingresos empresariales y la necesidad de conservar los empleos, se torna imposible para muchas compañías pagar anticipos con la incertidumbre de cómo acabarán el año fiscal.

Esta medida se suma a otras ya anunciadas por la SET la semana pasada, como la reducción del 1,4% al 1,1% la tasa de interes para los pagos fraccionados de impuestos; que quedaron exonerados los intereses moratorios de deudas impositivas anteriores al 2020; y que la retención para pequeños productores nuevamente bajó del 3% al 1%.

El viceministro Orué, no obstante, se mantiene firme en el rechazo a la revisión del nuevo sistema impositivo, como pidió una treintena de gremios. Entre los puntos principales de este reclamo empresarial figuran la flexibilización de las deducciones, el arrastre de pérdidas y cambios en la reglamentación del precio de transferencia y de los créditos generados por el IVA.

Nuevos decretos

El viernes pasado, la cartera había anunciado que el IVA seguiría en 5% para los sectores gastronómicos, de eventos, hotelería, entre otros, hasta octubre. Con respecto al ISC, se extendería hasta junio la disminución de las tasas para bebidas alcohólicas y aparatos de telefonía celular.

Fuente: Ultima Hora

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest